December 28, 2020
De parte de Todo Por Hacer
928 puntos de vista

Desde hace aproximadamente un a帽o hemos asistido a la mayor llegada de migrantes por mar a las Canarias desde la denominada Crisis de los Cayucos de 2004. La llegada de estas personas no ha sido en absoluto sorpresiva. Se ve铆a venir y se podr铆an haber llevado a cabo preparativos para recibirlas de una forma decente. La previsi贸n acerca de la reactivaci贸n del flujo migratorio hacia Canarias se remonta a dos a帽os atr谩s, ante el cierre de la ruta entre Libia e Italia. Las llegadas a trav茅s del trayecto atl谩ntico, surgido tras la llegada de la primera patera a Fuerteventura en 1995, comenzaron a aumentar progresivamente desde 2018, cuando se superaron las 1.000 personas que alcanzaron las costas isle帽as (algo que no ocurr铆a desde 2009). En el segundo semestre de 2019, la tendencia se confirmaba, pero el fen贸meno pas贸 desapercibido para la Administraci贸n, que se ha demorado hasta este verano para habilitar espacios donde alojar migrantes. As铆, la respuesta del Ministerio de Inclusi贸n y Migraciones del autodenominado 鈥gobierno m谩s progresista de la historia鈥 fue abrir siete grandes campamentos de migrantes en las islas Canarias, siendo el m谩s grande el del muelle de Arguinegu铆n (Gran Canaria).

Con esta pol铆tica nuestro gobierno imita la pol铆tica que se lleva practicando desde el a帽o 2015 en la isla griega de Lesbos: crear una jaula para quienes alcanzan sus costas de manera irregular, con espacios de detenci贸n informal, carentes de derechos y faltos de recursos.

Las personas que se bajan de la patera t茅cnicamente no se encuentran privadas de libertad, pero a pesar de ello se les retiene en campamentos lejos del continente para evitar su tr谩nsito por el resto de pa铆ses de la uni贸n y desincentivar m谩s llegadas. Una estrategia, aplaudida por la denominada UE de las libertades, que pasa por hacinarlas (en noviembre el campamento del muelle de Arguinegu铆n albergaba a 2.600 personas), entregar menos de un litro de agua por persona, tenerles sin duchas, luchando por un cart贸n sobre el que dormir y comiendo hasta dos semanas tres bocadillos diarios y zumos envasados. Y as铆, en el infierno, por tiempos de hasta 3 semanas, pese a que la ley impone un m谩ximo de 72 horas.

Recomendamos encarecidamente leer el art铆culo 鈥Un d铆a en el campamento para migrantes de Arguinegu铆n鈥 (eldiario.es) para entender c贸mo son tratadas estas personas y cu谩l es su estado de salud a su llegada: 芦Los reci茅n llegados, exhaustos despu茅s de haber transitado una de las rutas m谩s peligrosas para llegar a Europa, son alojados en el llamado campamento de la 芦verg眉enza禄. Sus carpas no son suficientes para resguardarlos a todos. Duermen sobre mantas extendidas en el suelo irregular del puerto, donde se ha documentado la presencia de ratas禄.

En lo que va de a帽o, m谩s de 20.000 migrantes han llegado a las islas en patera o cayuco. No deja de ser menos de un 20% de la capacidad que tiene el Santiago Bernab茅u y a pesar de ello se lo tacha de 芦crisis migratoria禄 o directamente de 芦invasi贸n禄. La derecha no ha parado de extender bulos sobre una invasi贸n por parte de soldados africanos en los 煤ltimos meses. Abascal, por ejemplo, viaj贸 a Canarias y solicit贸 al Gobierno un 芦bloqueo naval禄 de las islas con las Fuerzas Armadas para impedir la 芦invasi贸n inmigratoria禄.

Esto no es una crisis migratoria ni humanitaria. Esto es una invasi贸n solapada en toda regla. Marruecos nos est谩 invadiendo a diario禄, public贸 El Mundo el 19 de noviembre. Por su parte, el medio Confilegal (la web jur铆dica m谩s importante de Espa帽a) public贸 una horrible columna de opini贸n titulada 鈥Inmigraci贸n irregular en Canarias, 驴invasi贸n organizada?鈥 en la que considera que Marruecos quiere recuperar las Canarias, que la llegada de migrantes se trata de una nueva Marcha Verde y que existen numerosos yihadistas infiltrados intentando llegar a nuestras costas.

Otras voces m谩s sensatas, sin embargo, indican que realmente se trata de una crisis de acogida. Es importante que no interioricemos el lenguaje que culpa a las personas vulnerabilizadas (las migrantes) y que pongamos el foco en qui茅n tiene la culpa de la crisis.

Mientras tanto, la UE avala la mano dura en la frontera y la acogida a migrantes en centros de detenci贸n informal. Lo hizo de la misma manera, con sem谩ntica b茅lica incluida, en marzo de este a帽o, cuando la polic铆a griega se emple贸 con violencia en la frontera para impedir la llegada de personas desde Turqu铆a (lo cual caus贸 la muerte de al menos dos refugiados y decenas de heridas). 芦Agradezco a Grecia que sea el escudo de Europa禄 dijo entonces la presidenta de la Comisi贸n Europea en el paso de Kastani茅s.

La Fortaleza Europa nos vuelve a mostrar una vez m谩s que est谩 dispuesta a endurecer sus controles del per铆metro de la UE con sistemas altamente restrictivos y vulneradores de los derechos humanos. Adem谩s, modifica 芦constantemente los sistemas de categorizaci贸n jer谩rquica, de los cuales es solo un ejemplo la distinci贸n entre los 鈥渞efugiados鈥 鈥攁ceptables, pero solo en cantidades limitadas鈥 y los 鈥渋nmigrantes econ贸micos鈥, ileg铆timos y, por lo tanto, inaceptables禄 como explica el art铆culo 鈥Grecia y la cuesti贸n meridional de la Uni贸n Europea鈥 (elsaltodiario.com).

Por nuestra parte, lo tenemos claro: estos centros de la verg眉enza deben desaparecer ya.

Comparte y difunde



Fuente: Todoporhacer.org