July 1, 2021
De parte de Briega
101 puntos de vista


Sobre la nueva Ley del Suelo de Cantabria, o tambi茅n llamada Ley del Cemento.
Por el Movimiento para la Protecci贸n del Suelo R煤stico

Si tuvi茅ramos que pensar en uno de los recursos de mayor riqueza de la comunidad de Cantabria, en la mente de la mayor铆a de las personas que amamos estas tierras, aparecer铆an verdes prados y mieses f茅rtiles. Este recurso ha favorecido la vida en este territorio, permitiendo la supervivencia de gran parte de la poblaci贸n en momentos de gran escasez. Tambi茅n a sustentado unos de los pilares de la econom铆a y la identidad del pueblo c谩ntabro basado en el sector primario. Adem谩s es parte fundamental de nuestro ecosistema, necesario para la gesti贸n de los recursos h铆dricos, por no hablar de la belleza que regala a
nuestros paisajes.

En este momento de nuestra existencia, este bien tan preciado se ve amenazado por unas pol铆ticas auton贸micas que no aportan m谩s valor a este suelo que la posibilidad de ser construido, dotarle de equipamientos industriales, pol铆gonos e贸licos o proyectos tur铆sticos.
Un claro ejemplo de esta p茅rdida de valor del suelo como sustentador de vida, es la propuesta de la nueva clasificaci贸n recogida en el Anteproyecto de Ley de Ordenaci贸n del Territorio y Urbanismo de Cantabria (LOTUCA), que el gobierno auton贸mico pretende aprobar este verano. Esta clasificaci贸n distingue entre suelo urbano, suelo urbanizable y suelo no urbanizable. Prescindiendo de la palabra 鈥渞煤stico鈥, que es como siempre se denomin贸 al suelo f茅rtil. Sustrayendo al suelo su valor de otra cosa que no sea, ser susceptible de ser urbanizado o no, dando una idea clara de los intereses que favorece este gobierno, y el proyecto de futuro que propone a la regi贸n.Esta propuesta de ley sigue en la linea de la modificaci贸n del 2009, que sufri贸 la ley del suelo del 2001, que es la 煤ltima ley aprobada, y que ha sido retocada en 26 ocasiones en los 煤ltimos 20 a帽os. Esta modificaci贸n, abri贸 la posibilidad a la construcci贸n de viviendas unifamiliares en suelo r煤stico, mediante la figura de las 鈥溍乺eas de Crecimiento Controlado鈥 o 鈥淐orolas鈥.

Corola

Corola

Es una modificaci贸n vigente hoy en d铆a que permite la edificaci贸n de casas en los terrenos adyacentes, hasta 100 metros del suelo urbano o n煤cleo rural en los municipios sin Plan General, y hasta 200 metros en los municipios con Plan General. Un Plan General es un documento de 谩mbito municipal que recoge un proyecto de asentamiento urbano, que entre otras competencias debe clasificar el suelo del municipio. En los municipio sin Plan General la calificaci贸n del suelo viene reflejado en las Normas Subsidiarias y el suelo se clasifica entre suelo urbano, y suelo no urbanizable, no teniendo en sus previsiones suelo urbanizable, que es el suelo susceptible de ser urbanizado con un cambio en el Plan General.

Con esto modificaci贸n del a帽o 2009, dieron fin de forma definitiva a la moratoria incluida en la ley de 2001, que imped铆a la construcci贸n en suelo r煤stico hasta la aprobaci贸n del PROT (Plan Regional de Ordenaci贸n del Territorio), que es el plan que marca las directrices generales del desarrollo y transformaci贸n de la Comunidad Aut贸noma, y que en estos momentos est谩 tambi茅n en periodo de aprobaci贸n.

En la nueva de Ley del Suelo (LOTUCA), que actualmente est谩 a falta del informe de la Direcci贸n General de Servicios Jur铆dicos, el Consejero de Obras P煤blicas, Ordenaci贸n del Territorio y Urbanismo , Jos茅 Luis Gochicoa, se vanagloria de restringir lo que ya est谩 permitido, al limitar la figura de las Corolas a un radio de hasta 50 metros de los n煤cleos rurales y hasta 100 metros del suelo urbano.Sin embargo, la ley incluye una Disposici贸n Transitoria Octava, en la que nos vamos a parardetenidamente.

No deja de ser curioso que en una ley nueva pendiente de aprobaci贸n, incluya una disposici贸n adicional que podemos encontrar al final del documento, quiz谩s con la intenci贸n de que pase desapercibida.Esta disposici贸n incluye tres excepciones a la norma general que permite ampliar el per铆metro de las 脕reas de Crecimiento Controlado hasta 100 metros del suelo urbano en los municipios sin Plan General, y hasta 200 metros en los municipios con Plan General.

Por lo que nos volvemos a encontrar en la situaci贸n actual.

Las excepciones a la regla afectan en primer lugar a los municipios declarados en riesgo de
despoblamiento con car谩cter permanente. La ratio que establece la Uni贸n Europea para delimitar el riesgo de despoblaci贸n es de 12,5 habitantes por kil贸metro cuadrado, y en Cantabria cumplen esta ratio unos 30 de los 102 municipios que forman la comunidad.

La segunda excepci贸n compete a los municipios que no contengan previsi贸n de crecimiento mediante suelo urbanizable, es decir como hemos explicado, a los municipios que no tengan Plan General, lo que afecta a 78 de los 102 municipios. Y la tercera excepci贸n incluye a los municipios que dispongan de menos de 250 viviendas en n煤cleo urbano. Con lo que de nuevo nos encontramos con una desprotecci贸n flagrante del suelo r煤stico en los peque帽os municipios, dej谩ndolo en manos de las alcald铆as, que en muchos casos nos encontramos tienen intereses personales en la edificaci贸n al tener empresas promotoras o de construcci贸n, lo cu谩l consideramos desde el Movimiento para la Protecci贸n del Suelo R煤stico, deber铆a ser incompatible para ejercer esta funci贸n.

En estos tres casos, se permite conceder licencias para la construcci贸n de viviendas unifamiliares, siempre que el n煤mero de viviendas admisibles no supere el n煤mero de viviendas preexistentes en el momento de la entrada en vigor de la ley, lo que significa que se podr谩 llegar a doblar el n煤mero de construcciones.

Podemos imaginar el impacto que puede suponer construir en pocos a帽os, el mismo n煤mero de casas que se han construido en estos municipios a lo largo de la historia de estos pueblos.
Es parad贸jico se帽alar, que la justificaci贸n del gobierno auton贸mico para la ampliaci贸n de la permisividad en el sellado del suelo, es la despoblaci贸n de los pueblos y pretende favorecer la fijaci贸n de la poblaci贸n al 谩mbito rural.

Aunque la realidad, es que la mayor铆a de las nuevas construcciones que se est谩n realizando en los 煤ltimos a帽os, son segundas residencias de personas de otras comunidades con alto poder adquisitivo, que al ser destinadas a periodos vacacionales permanecen vac铆as la mayor parte del tiempo.

Lo cual, no solo no frena la despoblaci贸n, si no que nos enfrenta a unos 谩mbitos rurales sin un proyecto real de futuro, con una brecha enorme entre las personas que habitan el pueblo y las personas que lo ocupan para su esparcimiento vacacional.

Tambi茅n abre la mano a la especulaci贸n con el suelo propiciando casos de personas que est谩n adquiriendo terrenos a precio r煤stico para luego venderlo como suelo urbano a promotoras de otras comunidades, lucr谩ndose con esta compra-venta, para perjuicio de las anteriores propietarias, y el encarecimiento del suelo, lo que perjudica el asentamiento en los 谩mbitos rurales de personas locales sin tanto poder adquisitivo.

El Gobierno del PRC-PSOE tiene como una de sus propuestas principales para Cantabria ser una atracci贸n para el turismo, siendo 茅sta una visi贸n caduca, retr贸grada y estrecha de miras.
Propuesta que no contempla la emergencia de la crisis clim谩tica, el calentamiento global y la progresiva desertificaci贸n del suelo y que hace urgente y de primera necesidad, la protecci贸n del suelo f茅rtil para proveer de alimento a las futuras generaciones. Tampoco parece contemplar la imparable migraci贸n de las poblaciones del mundo del sur hacia el norte, buscando mejores condiciones de vida y el recurso inestimable que la tierra cultivable ofrece para la supervivencia.

Parece cerrar los ojos a la evidencia de que el turismo no puede crecer de forma infinita, que los recursos son limitados, y que no podemos fijar los cimientos de un proyecto socio-econ贸mico, en una forma de movilidad y de ocupaci贸n del territorio que supone una huida hacia adelante y que no propone alternativas viables a largo plazo.

Al Gobierno del PRC-PSOE, con el Presidente Revilla a la cabeza, les falta imaginaci贸n y voluntad pol铆tica para ofrecer un proyecto de cuidados hacia los recursos naturales y los pobladores de estas tierras. Su concepto de 鈥渞iqueza鈥 es vender Cantabria al mejor postor, favoreciendo el sellado de los suelos con hormig贸n de manera permanente, las instalaciones de pol铆gonos e贸licos para mayor enriquecimiento de intereses privados, o las instalaciones industriales con excusa de 鈥渋nter茅s regional鈥 como es el casos de los PSIRES (Proyectos Singulares de Inter茅s Regional), que con la dicha declaraci贸n de inter茅s regionalprevalece sobre los dem谩s instrumentos de ordenaci贸n territorial, permite la expropiaci贸n forzosa y pueden desarrollarse en cualquier clase de suelo.

Si no saben, o no quieren, ampliar su perspectiva hacia un futuro sostenible, que pase por apoyar el sector primario hacia una relaci贸n respetuosa con la naturaleza, patrocinar la soberan铆a alimentaria y el consumo local, auspiciar proyectos que reconecten a la juventud con sus ra铆ces, facilitar los proyectos comunitarios y las cooperativas, en definitiva, poner las bases para un proyecto basado en el sentido com煤n, en contacto con la realidad, es el momento de que se retiren y dejen de hipotecar el futuro, para favorecer intereses especuladores y cortoplacistas. Desde el Movimiento para la Protecci贸n del Suelo R煤stico, queremos poner en valor el suelo como recurso no renovable, sustento de la biodiversidad, bien de la humanidad, necesario para la vida, para la gesti贸n de las aguas y la mejor calidad de los recurso h铆dricos.

Para ello exigimos la paralizaci贸n de la aprobaci贸n de la ley del suelo, y abogamos por una ley garant铆sta,con una participaci贸n ciudadana real, que incluya agentes sociales preparados para aportar una visi贸n integral y trasversal, para el cuidado y la protecci贸n del suelo, y del futuro de nuestra tierra.

Si quieres recibir m谩s informaci贸n sobre este movimiento escribe al correo electr贸nico:
porlaprotecciondelsuelorustico@gmail.com.
Muchas gracias.

Art铆culo publicada en el Briega Papel Junio-julio 2021




Fuente: Briega.org