July 31, 2021
De parte de ANRed
277 puntos de vista


Las trampas de las empresas para ignorar la gravedad del cambio clim谩tico que ellas mismas han provocado no s贸lo empeoran el clima, tambi茅n producen otra serie de nuevos impactos sobre las comunidades que se agregan a los del cambio clim谩tico, como nuevos acaparamientos de tierra y desplazamiento de comunidades. Por Silvia Ribeiro.


Casi cada mes hay nuevos informes de ONU y expertos sobre cambio clim谩tico, que corroboran lo que cada vez m谩s gente sufre aunque no los haya le铆do: largas sequ铆as o demasiada lluvias, demasiado calor o demasiado fr铆o, tormentas y huracanes m谩s fuertes, todo fuera de lugar y tiempo esperados. Un sombr铆o informe conjunto de dos paneles globales de expertos sobre cambio clim谩tico (IPCC) y sobre biodiversidad (IPBES) publicado en junio pasado alerta que con el caos del clima, lo peor a煤n est谩 por venir. (Emmanuel Gonz谩lez, Biodiversidad en Am茅rica Latina)

Uno podr铆a pensar que como afecta a las bases mismas de todo el sistema de producci贸n, el capitalismo tendr铆a que reaccionar poni茅ndose alg煤n l铆mite, aunque sea por auto-preservaci贸n, para poder seguir explotando a la gente y al planeta. Pero las empresas causantes del cambio clim谩tico siguen procurando mantener sus ganancias sin cambiar nada realmente, aunque s铆 hacer nuevos negocios con la nueva ola de proyectos de econom铆a verde relacionada al clima. En lugar de reducir emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), hacen planes basados en conceptos enga帽osos como 鈥渃ero emisiones netas鈥 o 鈥neutralidad clim谩tica鈥. Son trampas contables, para que una suma y resta termine en un supuesto cero, por eso se llama 鈥渘eto鈥 y no s贸lo cero emisiones. Se proponen incluso aumentar sus emisiones, ya que las podr铆an compensar con proyectos lucrativos como mega plantaciones de 谩rboles y monocultivos, proyectos de 鈥渃onservaci贸n鈥 de 谩reas naturales -que le quitan control de sus territorios a las comunidades, como REDD+ y similares, y finalmente, tambi茅n t茅cnicas de geoingenier铆a.

Varias publicaciones recientes, de Grain, Amigos de la Tierra Internacional y Corporate Accountability junto a otras organizaciones como La V铆a Campesina y la red Ambiental Ind铆gena explican qu茅 significan en realidad esta serie de nuevos anuncios de las empresas sobre clima.

Grain analiza por ejemplo, los 鈥渃ompromisos鈥 que han hecho varias trasnacionales de agronegocios. El IPCC reconoce que el sistema alimentario industrial es responsable de al menos 37 por ciento de las emisiones de GEI, que es una cifra tremenda, pero que si extrapolamos todas la emisiones de la cadena del campo al plato, especialmente la industria c谩rnica y l谩ctea, es un porcentaje a煤n mayor. Grain estima que es cerca de la mitad de la emisi贸n global de gases GEI.

Uno ejemplo ilustrativo es la trasnacional Nestl茅, cuyo principal accionista es BlackRock, la mayor empresa mundial de gesti贸n de activos. Junto a otras 545 empresas financieras, BlackRock se comprometi贸 a que los grandes emisores de GEI en los que invierten transiten a 鈥渆misiones cero neto鈥 en 2050.

Tal como demanda BlackRock, Nestl茅 anunci贸 en 2020 un 鈥淧lan hacia cero emisiones netas鈥, en el que se compromete a llegar a 鈥渃ero neto鈥 en 2050 en todas sus operaciones, incluidas las causadas en su cadena de abastecimiento, conocidas como 鈥渆misiones de alcance 3鈥. Solamente ese sector de emisiones de Nestl茅 representa casi el doble de las emisiones totales de Suiza, su pa铆s sede.

Pese a ello, el plan de Nestl茅 no implica reducir sus ventas de alimentos basados en l谩cteos, carnes u otros productos con alto porcentaje de emisiones, sino que proyecta aumentar en 68 por ciento sus compras de estos insumos y otras materias primas agr铆colas hasta el 2030. La acci贸n clim谩tica de Nestl茅 se conseguir铆a a trav茅s de que sus proveedores hagan cambios en la forma de producir; a trav茅s de reducir las emisiones ligadas a los fertilizantes por usos supuestamente m谩s eficientes (y/o manipular gen茅ticamente el ganado o sus forrajes) y a trav茅s de compensar las emisiones restantes, que la empresa reconoce ser谩n mucho mayores. Esto 煤ltimo a trav茅s de 鈥渟oluciones basadas en la naturaleza鈥 y 鈥渞emoci贸n de gases de la atm贸sfera鈥, probablemente invirtiendo en empresas de geoingenier铆a, que le rendir谩n una nueva fuente de ganancias.

Aunque no da detalles, Nestl茅 asigna 1200 millones de d贸lares durante los pr贸ximos 10 a帽os para este plan. Poniendo la cifra en perspectiva, explica Grain, Nestl茅 pag贸 a BlackRock y sus accionistas 8,000 millones de d贸lares en ganancias el 煤ltimo a帽o. O sea que representa 1.5% de lo que Nestl茅 paga a sus accionistas en dividendos (o sea, en ganancias) y tres veces menos de lo que paga a BlackRock anualmente. Es importante notar que BlackRock, junto a sus anuncios de estimular a las empresas en las que invierte a hacer planes de emisiones cero netas, es simult谩neamente una fuerte inversora en combustibles f贸siles y no piensa dejar de hacerlo)

Cero emisiones neta es peor que nada, afirma certeramente Grain, porque no se trata solamente de maquillaje, sino de una coartada para aumentar exponencialmente sus actividades que ya se conoce tienen un efecto devastador en el cambio clim谩tico.

Como hay cada vez m谩s empresas que han anunciado sus planes de 鈥soluciones basadas en la naturaleza鈥 para 鈥渃ompensar鈥 el aumento de emisiones con grandes plantaciones, cercamiento de 谩reas naturales, apropiaci贸n de humedales, etc, aunque no cumplan todo lo que anuncian y s贸lo avancen con una parte de estos planes, ello 鈥渞esultar谩 en un masivo acaparamiento de tierras, bosques y territorios de pueblos ind铆genas y comunidades rurales del Sur global鈥.

Grain estima que la ambici贸n de Nestl茅 de compensar 13 millones de toneladas de emisiones de CO2 con estas llamadas 鈥渟oluciones basadas en la naturaleza鈥 requerir铆a disponer de al menos 4 millones 400 mil hect谩reas de tierra anuales. La compa帽铆a italiana de energ铆a Eni se帽ala que necesita el doble de esa 谩rea hasta 2030 y ya avanz贸 con el proyecto de establecer 8 millones 100 mil hect谩reas en 脕frica. Shell, otra de las petroleras que hablan de 鈥渃ero emisiones netas鈥 y para ello usar 鈥渟oluciones basadas en la naturaleza鈥 requiere 8 millones 500 mil hect谩reas de tierras por a帽o hasta 2035. O sea, entre solo tres empresas 隆proyectan apropiarse de m谩s de 20 millones de hect谩reas anuales!

Considerando que al momento m谩s de 1500 grandes empresas han hecho promesas similares, est谩 desatada la caza y disputa para controlar (comprar y/o controlar) tierras naturales y agr铆colas, bosques y 谩reas naturales. Todas 谩reas donde viven y trabajan la mayor铆a de las comunidades campesinas e ind铆genas del planeta, que en realidad son sus territorios.

En el reporte 鈥La gran estafa鈥 se analizan en detalle los planes 鈥渃ero neto鈥 de varios de los mayores contaminadores clim谩ticos, que incluyen grandes petroleras como Shell, Chevron, BP y Eni, varias de las mayores empresas digitales como Microsoft y Amazon, gestoras de inversi贸n como BlackRock, empresas de agroalimentaci贸n industrial como Walmart y JBS, adem谩s de compa帽铆as de aviaci贸n y otras. Tambi茅n los mecanismos que usan para legalizar el enga帽o, desde cabildeo en organismos internacionacionales a corrupci贸n de informes cient铆ficos para medir y controlar el supuesto 鈥渟ecuestro鈥 de carbono en diferentes 谩reas.

Los planes de estas empresas exceden con mucho la disponibilidad de tierras, bosques y otros ecosistemas, como humedales y mares, que adem谩s no son ecosistemas vac铆os y ya cumplen una funci贸n en el equilibrio global del clima, por lo que si se aumentan las emisiones, por m谩s que cada empresa diga ser谩 鈥渃ompensada鈥 no va a cambiar el desequilibrio que ya existe, solamente lo empeorar谩 al agregar m谩s carga de gases de efecto invernadero. El c谩lculo exacto de lo que se proponen las empresas no es posible, porque la mayor铆a son suficientemente vagas para que no se pueda tampoco controlar que dicen y qu茅 hacen realmente. Los ecosistemas tienen l铆mites naturales: no se puede seguir agregando emisiones y suponer que por arte de magia -o cazando unicornios de carbono鈥 el caos clim谩tico no va empeorar.

La aut茅ntica restauraci贸n de ecosistemas da帽ados, desde las comunidades que all铆 viven, es necesaria, pero solo es posible desde abajo, desde los pueblos, las comunidades ind铆genas, rurales y urbanas, respetando y afirmando sus derechos integrales. Es necesario un cambio de sistema, no cambiar una tecnolog铆a por otras, manteniendo la brutal inequidad de consumo y recursos globales.

Por ello, como dice Amigos de la Tierra, La V铆a Campesina y la Red Ambiental Ind铆gena en el reporte Cazando unicornios de carbono, 鈥渓o que queda meridianamente claro en esta historia es que los m谩s grandes y ricos del mundo no tienen ninguna intenci贸n ni ambici贸n de reducir realmente las emisiones. Describir sus esfuerzos por encubrir el aumento continuo de emisiones f贸siles como 鈥渕aquillaje verde鈥 se queda bastante corto: los t茅rminos ecocidio y genocidio sintetizan con mayor precisi贸n los impactos que el mundo enfrentar谩鈥.

Fuente: Desinform茅monos





Fuente: Anred.org