April 18, 2021
De parte de Voices In Movement
217 puntos de vista

El músico y organizador radical veterano Evan Greer habla contra Spotify y cómo la compañía está usando inteligencia artificial (IA) para seleccionar mejor los anuncios para cada usuario, y las implicaciones de esta tecnología bajo el "capitalismo de vigilancia."

Escrito por Evan Greer, 8 abril, 2021 en It’s Going Down, traducido por Black Samurai.

El gigante del streaming, Spotify, está bajo la mira por pagar drásticamente poco a músicos, recibir flagrantes pagos de disqueras grandes por debajo de la mesa, y carecer de transparencia en sus estructuras de pago.

Actualmente, la compañía ha registrado una patente terrorífica que usa inteligencia artificial para realizar vigilancia emocional y manipulación: el objetivo es espiar nuestras conversaciones y usar el sonido de nuestras voces para elegir los anuncios y la música que mantendrán al escucha en la plataforma.

Imagina que le estás diciendo a un amigo que estás deprimido mientras Spotify te está escuchando y algorítmicamente te recomienda música que se ajusta a tu estado de ánimo para mantenerte deprimido y escuchando la música que ellos quieren que escuches. Imagina lo que los policías o el FBI podrían hacer con tal tesoro de conversaciones grabadas.

Access Now, organización de derechos digitales, envió una carta a Spotify explicando que dicha práctica sería profundamente invasiva y que, por lo tanto, podría exponer a los usuarios de Spotify a amenazas de seguridad ya sea por parte de acosadores o de la vigilancia gubernamental. Esta práctica también podría dañar desproporcionadamente a las personas trans, además de usarse para manipularnos emocionalmente a todos. El software de reconocimiento de emociones es ampliamente considerado como una pseudociencia racista, es repugnante que Spotify esté considerando usar tal tecnología para extraer datos y obtener ganancias de los escuchas musicales. Y es horrible pensar en el tipo de impacto que esto podría tener en los artistas y creadores independientes, cuando la música se promociona basándose en la vigilancia en lugar del arte.

Hoy publiqué el video de la canción “Surveillance Capitalism”, en anticipación al lanzamiento de mi álbum Spotify is Surveillance. El video se utilizará para impulsar la nueva campaña de mi organización, Fight for the Future, exigiendo que Spotify abandone públicamente esta patente y se comprometa a no usar tecnología de vigilancia invasiva en los oyentes. El 100% de las regalías de la canción se donarán al Sindicato de Músicos y Trabajadores Afines, que están liderando una campaña de Justicia en Spotify exigiendo tanto mayor transparencia como un mejor pago para los artistas independientes.




Fuente: Esp.voicesinmovement.org