July 27, 2021
De parte de Indymedia Argentina
335 puntos de vista


UN CAMBIO HIST脫RICO

Luego de infinidad de pron贸sticos prematuros realizados por los analistas pol铆ticos anunciando la desaparici贸n del capitalismo, principalmente de la izquierda, parecer铆a que despu茅s de la pandemia algo de eso habr铆a de cierto, s贸lo que de la manera menos esperada.

Seg煤n la interpretaci贸n marxista, todos los cambios hist贸ricos van de la  mano de los cambios en los modos de producci贸n, pues empujadas por la din谩mica de las fuerzas productivas, las cambiantes relaciones t茅cnicas y sociales producen una intensificaci贸n de la lucha de clases que devendr谩 en cambios en la superestructura pol铆tica e ideol贸gica para adaptarse a las nuevas condiciones.

El caso es que la Big Data ha cambiado la l贸gica de las fuerzas productivas, pero la lucha de clases no fue superadora, sino que involucion贸 de manera tal que regresamos del capitalismo a un neo- feudalismo.

Gracias a las grandes corporaciones como Facebook, Amazon o Apple, las personas estamos atadas a la gleba digital. En el orden econ贸mico que emerge, los capitales abandonan la producci贸n para concentrarse en la depredaci贸n y la posesi贸n de territorio.

Por supuesto, no es que los sectores capitalistas tradicionales hayan desaparecido, pues al igual que a principios del siglo XIX, donde muchas relaciones feudales permanec铆an intactas en el seno del capitalismo, hoy, las relaciones capitalistas permanecen intactas, pero las relaciones tecno-feudalistas han comenzado a superarlas.

SI NO FUERA POR EL ESTADO

Con este panorama, el capitalismo pregonado por los libertarios de derecha o por los neoliberales de Juntos por el Cambio defenestrando al Estado no tienen ni pie ni cabeza desde el momento en que gracias a las pol铆ticas implementadas por los estados de todo el mundo se pudo sortear los desastres causados por el Covid.

Desde la distribuci贸n de vacunas gratuitas hasta las pol铆ticas de subsidios a empresas y personas, pasando por el apoyo a las 谩reas m谩s sensibles de la sociedad, el Estado debi贸 hacerse cargo absolutamente de todo, en un momento donde la actividad privada simplemente se repleg贸 a s铆 misma para salvar su propio pellejo.

En consecuencia, es el Estado el 煤nico con poder de fuego suficiente para enfrentar, junto a los ciudadanos, el poder de las grandes corporaciones y los monopolios concentrados, principalmente el del mundo digital.

Mientras las rentas nacionales de todos los pa铆ses caen estrepitosamente, las bolsas de valores suben como nunca en la historia, destruyendo todas las teor铆as econ贸micas que establecen que las finanzas siempre van de la mano con la econom铆a real.

DOS FUERZAS ANTAG脫NICAS

Cada vez m谩s se est谩 desvinculando la asociaci贸n entre el Estado y las corporaciones dominantes del sistema de producci贸n capitalista,  transform谩ndose en dos fuerzas opuestas que comienzan a luchar.

Por un lado las corporaciones aprovechan la pandemia para hacernos m谩s dependientes del mundo digital mientras el estado se hace m谩s fuerte al transformarse en proveedor de vacunas y subsidios.

Para detener el aumento de precios el Estado aumenta la tasa de inter茅s lo que deriva en encarecimiento del cr茅dito, pero a las corporaciones no les importa porque les sobra recursos financieros propios, lo que les permite ignorar la tasa de referencia que fija el Banco Central.

Es as铆 que la clase media y las pymes sufren los vaivenes de las pol铆ticas monetarias, mientras estos gigantes cada vez se hacen m谩s poderosos.

Estas multinacionales como Google, Apple o en Argentina el caso de  corporaciones de telecomunicaciones con ramificaciones en medios de comunicaci贸n (Clar铆n), deber铆an pagar un impuesto adicional por la pandemia, ya que gracias a ella sus ganancias se dispararon.

En este sentido, tanto Joe Biden como el FMI est谩n pidiendo a los pa铆ses mayor control de las fusiones indiscriminadas en corporaciones como Facebook, Amazon, Apple y otras empresas del rubro de tecnolog铆a, medios de comunicaci贸n, farmac茅utica, bancos y agricultura, para lograr bajar los precios y aumentar los salarios.

POL脥TICOS FUERA DE 脡POCA

Es hora que Milei, Espert y los Ceos de Juntos por el Cambio dejen de enga帽ar a la gente con la promesa de la llegada de inversiones privadas en reemplazo del Estado.

隆Muchachos, el capitalismo y la libertad de mercado pertenecen al pasado desde la ca铆da de la J.P. Morgan y Lehman Brothers! Ahora, 茅stos viejos depredadores son reemplazados por las plataformas digitales.

Ya no son las empresas oligop贸licas las que dominan el mercado, sino feudos paralelos cuyas acciones hacen subir el 铆ndice de las bolsas de todo el mundo, mientras que los estados sufren una crisis financiera global por el drama sanitario y la desocupaci贸n.

Google se ha transformado en el se帽or feudal y nosotros en sus esclavos, f煤tiles generadores de riqueza trabajando gratis desde nuestras casas, mientras buscamos alegremente en Mercado Libre el celular m谩s moderno del mercado o la crema rejuvenecedora m谩s usada por la influencer con mayores seguidores en la red.

Alejandro Lamais贸n




Fuente: Argentina.indymedia.org