March 17, 2021
De parte de Indymedia Argentina
180 puntos de vista

Como peque├▒a muestra de la sistematicidad de la represi├│n y su car├ícter de pol├ştica de Estado, entre el 17 y el 18 de marzo recordamos a seis pibes asesinados por el gatillo f├ícil y uno muerto bajo custodia en esas fechas.

El 17 de marzo, se cumplen ocho a├▒os del asesinato de Emanuel Ojeda y Carlos Abreg├║, ambos de 17 a├▒os. An├şbal Alejandro Aguirrez Manzur, miembro de la Polic├şa Federal Argentina que estaba fuera de servicio, les dispar├│ varias veces por la espalda utilizando su arma reglamentaria. Uno de los disparos mat├│ en el momento a Emanuel. Carlitos agoniz├│ tres meses en el hospital de Moreno, esposado a la cama ya que la fiscal├şa apoy├│ el relato del polic├şa de que lo intentaron robar.

Carlos y Gloria, los padres de Carlitos, convencidos de que los hechos no fueron como se los contaban, decidieron organizarse y pelear para llegar a la verdad y tener un poco de justicia. Gracias a esa inclaudicable lucha, tres a├▒os m├ís tarde lograron que el polic├şa fuera condenado a 20 a├▒os de c├írcel.

Marcelo ÔÇťPecaÔÇŁ Rivero (18) y su vecino Orlando Sequeiros fueron fusilados por polic├şas de la comisar├şa de Rafael Castillo el 18 de marzo de 1983. Gracias al encubrimiento que el aparato judicial garantiza a los uniformados, a pesar de los esfuerzos de la familia y las organizaciones que la acompa├▒amos, la causa fue archivada en el a├▒o 2000. Treinta y ocho a├▒os despu├ęs, la mam├í y el pap├í del ÔÇťPecaÔÇŁ, Estela y Ricardo, siguen luchando por la memoria de su hijo y por la de su sobrina nieta Romina Lemos, fusilada por el bonaerense Cristian Luj├ín Gonz├ílez en 2006, condenado a 11 a├▒os de prisi├│n.

El mismo 18 de marzo, pero de 2017, Ram├│n Oviedo cumpl├şa 31 a├▒os. Desorientado y con un cuadro de confusi├│n, quiso entrar a una casa que no era la suya. La polic├şa lo detuvo a palazo limpio y lo meti├│ en la caja de la camioneta para trasladarlo a la comisar├şa de Boulogne, cuando era evidente que necesitaba asistencia m├ędica. Muri├│ al llegar a la puerta de la comisar├şa. Para la fiscal├şa, no hubo delito que investigar.

Nicol├ís Romero y Pablo Borja, los dos de 18 a├▒os, eran amigos de siempre en Villa Sarmiento, Mor├│n. La noche del 18 de marzo de 2015 fueron asesinados por el cabo de la PFA Mat├şas H├ęctor Casta├▒o, que poco despu├ęs recibi├│ el beneficio del sobreseimiento.

La manera de operar se repite caso tras caso, con contadas excepciones en las que la lucha de las familias afectadas, organizadas, logra alguna condena: Un miembro de las fuerzas dispara y el resto del aparato estatal defiende su versi├│n de los hechos. Una persona muere bajo custodia, y el resto del aparato estatal calla y cierra la causa.

Por eso son necesarias las medidas que reclamamos como parte de nuestra Agenda Antirrepresiva Urgente, como la prohibici├│n del uso del arma reglamentaria fuera de servicio y la derogaci├│n de todo el sistema de detenciones arbitrarias, que podr├şan reducir el impacto de la represi├│n, sobre todo en los barrios m├ís humildes que es donde m├ís se siente el hostigamiento y la estigmatizaci├│n por llevar una visera.

¡La lucha sigue por todxs lxs pibxs asesinados por el aparato represivo del estado!


Fuente: http://www.correpi.org/2021/carlos-emanuel-marcelo-ramon-nicolas-y-pablo-no-es-un-policia-es-toda-la-institucion/




Fuente: Argentina.indymedia.org