May 2, 2021
De parte de Amor Y Rabia
143 puntos de vista


En 1985, una biblioteca en Holanda prohibi贸 el libro Tales of Ordinary Madness, de Charles Bukowski. Un periodista local pidi贸 a Bukowski su opini贸n, y esta fue su respuesta:

Estimado Hans van den Broek:

Gracias por su carta inform谩ndome de la retirada de uno de mis libros de la biblioteca de Nijmegen. Y de que lo acusan de discriminaci贸n contra la gente negra, homosexuales y mujeres.  Y de que es s谩dico porque aparece el sadismo.

Lo que yo temo discriminar es el humor y la verdad.

Si he escrito mal sobre negros, homosexuales y mujeres es porque as铆 eran los que conoc铆. Hay muchos “malos” –perros malos, mala censura hay incluso hombres blancos “malos”. S贸lo que cuando uno escribe sobre hombres blancos “malos”, estos no se quejan. 驴Y ser谩 necesario decir que existen “buenos” negros, “buenos” homosexuales y “buenas” mujeres?

En mi trabajo como escritor me limito a fotografiar con palabras lo que veo. Si escribo sobre “sadismo” es porque existe, no lo he inventado yo. Y si ocurre algo terrible en mi obra es porque esas cosas pasan en nuestras vidas. No estoy del lado de la maldad, si es que abunda algo como el mal. En mi escritura no siempre estoy de acuerdo con lo que ocurre, ni me regodeo en el lodo por puro gusto. Adem谩s, es curioso que la gente que despotrica contra mi obra parece no haberse fijado en las partes que conllevan alegr铆a y amor y esperanza, porque esas partes existen. Mis d铆as, mis a帽os, mi vida ha tenido altibajos, zonas claras y zonas oscuras. Si escribiera solo de las “luminosas” y nunca mencionara las otras, ser铆a un mentiroso como autor.

La censura es la herramienta de quienes necesitan esconderse la realidad a s铆 mismos y a los dem谩s. Lo 煤nico que temen es su incapacidad de enfrentarse a lo real, y yo no puedo enojarme con ellos. S贸lo siento una horrible tristeza. En algun lugar, mientras crec铆an, los protegieron contra la totalidad de sucesos de nuestra existencia. Les ense帽aron a mirar las cosas solo de una manera aunque existan muchas.

No me desanima que un libro m铆o haya sido cazado y retirado de las estanterias de una biblioteca local. En cierto sentido, me honra haber escrito algo que ha despertado a esa gente y la ha sacado de sus m谩s bien leves profundidades. Pero me duele, si, cuando se censura un libro de otra persona, pues por lo general se trata de un gran libro y de 茅sos hay pocos y a lo largo de los tiempos esos libros han terminado a menudo siendo cl谩sicos, y lo que anta帽o se consideraba  escandaloso e inmoral se ha convertido hoy en lectura obligatoria en muchas universidades.

No digo que mi libro sea uno de ellos, pero digo que en nuestra 茅poca, en este tiempo en que cualquier momento podr铆a ser el 煤ltimo para muchos de nosotros, es condenadamente molesto e imposiblemente triste que sigamos teniendo entre nosotros a gente peque帽a, amargada, cazadores de brujas y voceros contra la realidad. Y sin embargo, tambi茅n 茅stos merecen un lugar a nuestro lado, son parte del todo, y si no he escrito sobre ellos quiz谩 deber铆a hacerlo aqu铆, y con eso basta.

quiz谩s seamos mejores todos juntos,

suyo, Charles Bukowski




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com