March 19, 2023
De parte de Indymedia Argentina
1,855 puntos de vista

Se realizaron las audiencias del Juicio oral a Am茅rico Balbuena por espionaje ilegal. El pr贸ximo mi茅rcoles se llevar谩n adelante los alegatos de la querella, la Fiscal铆a y los defensores. La Querella pedir谩 la condena por haber espiado de manera ilegal a organizaciones sociales, sindicales y pol铆ticas durante m谩s de 10 a帽os, mediante su infiltraci贸n en la agencia de noticias Rodolfo Walsh.

Balbuena declar贸 en la tercera audiencia del juicio: 鈥渜uise expresar un hobby, una actividad que yo realizaba como ejercicio de una carrera que yo curs茅 y era como una pasant铆a no rentada (鈥) Yo no me met铆a en lo pol铆tico, hac铆a la nota y terminaba ah铆鈥

La acusaci贸n que recae sobre Am茅rico Balbuena, y sus exjefes Alejandro S谩nchez y Adolfo Ustares, es por el delito de abuso de autoridad de funcionario p煤blico, al haber realizado tareas de inteligencia tendientes a obtener informaci贸n sobre integrantes de distintas organizaciones, en infracci贸n a la ley de Inteligencia.

Cobertura especial de Red Eco Alternativo

Audiencias
Las audiencias comenzaron el martes 14 de marzo con la presencia de un Balbuena con barba y ojos sorprendidos, un Alejandro S谩nchez con una sonrisa apretada y s谩dica y un Ustares que intentaba no moverse para que no lo vieran.

Desde el primer d铆a, los acusados intentaron sembrar la idea de que la 鈥淒ivisi贸n de An谩lisis鈥 de Seguridad de la Polic铆a de Buenos Aires, no cumpl铆a con su funci贸n principal de analizar.

La teor铆a del 谩rbol venenoso: el inusual pedido de anulaci贸n de la Defensa

Alegando que nunca se investig贸 la violaci贸n del 鈥渟ecreto de agente鈥, la Defensa de los esp铆as busc贸 la nulidad de la causa argumentando la teor铆a del 鈥溍bol venenoso鈥, que es una doctrina jur铆dica que se utiliza en el derecho penal para evaluar la validez de pruebas obtenidas a trav茅s de violaciones al derecho a la privacidad y al secreto de las comunicaciones. Establece que cuando se ha cometido una violaci贸n a los derechos fundamentales, las pruebas obtenidas a partir de esa violaci贸n tambi茅n son ilegales y por lo tanto no deben ser admitidas en un juicio.

En este sentido, el abogado de los esp铆as sostuvo que los agentes de inteligencia son secretos y ni siquiera sus amigos y familiares tienen que saber que son agentes. La situaci贸n de secreto se debe mantener a rajatabla, por eso tienen la obligaci贸n de conseguir otra actividad que justifique sus ingresos econ贸micos. As铆, comenzaba el pedido de anulaci贸n del caso que tomaba como prueba la publicaci贸n de la revista Crisis donde se comenta c贸mo otro agente revela la identidad de Balbuena.

Sin embargo, la Querella argument贸 que la nulidad y el planteo de la Defensa hab铆an sido tratados en otra etapa del juicio y hab铆an sido rechazados tanto por el Juez de Instrucci贸n como por la C谩mara de Casaci贸n. Adem谩s, se se帽al贸 que la norma se refer铆a a la revelaci贸n de datos, mientras que en este caso se estaba hablando de un accionar ilegal por parte de un agente. La Querella afirm贸 que lo que hab铆a llegado a sus o铆dos era que un agente estaba cometiendo un delito, por lo que la revelaci贸n era necesaria y justificada.

La actitud de los abogados querellantes fue contundente y se argument贸 que si se aceptaba esta postura de la Defensa, cualquier infiltraci贸n en una organizaci贸n, u otro hecho il铆cito que cometiera un agente de esta divisi贸n, no podr铆a investigarse dado que al hacerse la denuncia, se pedir铆a la anulaci贸n de la causa. Incluso, la propia Ministra de Seguridad de entonces, Nilda Garr茅, hab铆a solicitado un sumario sobre el caso de Balbuena porque era una posibilidad que estuvieran haciendo inteligencia encubierta mediante su tarea period铆stica.

Los argumentos y testimonios de la Defensa

En la primera audiencia Balbuena y Ustares se negaron a declarar, alegando que lo har铆an en otro momento. Fue Oscar Alejandro S谩nchez quien, en una defensa confusa, comenz贸 su declaraci贸n.

Sanchez se identific贸 como ex polic铆a federal y actual profesor universitario. Durante su indagatoria explic贸 que el trabajo que se hac铆a en la 鈥淒ivisi贸n de An谩lisis鈥 era 煤nicamente a petici贸n de terceros y que consist铆a en tomar contacto con los actores involucrados, siempre y cuando estos estuvieran dispuestos a hacerlo. Continu贸 diciendo que detr谩s de cada contacto hay una historia. Durante su testimonio describi贸 la divisi贸n en la que trabajaba como un sector encargado de resolver conflictos, y cit贸 como ejemplos de infiltraci贸n a marchas sindicales y estudiantiles, como las organizadas por Hugo Moyano y las elecciones de rector en la FUBA.

En la tercera audiencia, Balbuena declar贸 durante aproximadamente 20 minutos, sin permitirse preguntas. Adolfo Ustares tambi茅n confirm贸 su declaraci贸n original ante el tribunal.

Oscar Alejandro S谩nchez pidi贸 ampliar su declaraci贸n para remarcar que las funciones de Cuerpo de Inteligencia fueron sufriendo una transformaci贸n a partir de 1983. Lo hizo para refutar la realizada el d铆a anterior por Marcelo Sa铆n que habl贸 sobre dos decretos de la d茅cada del 50 y 60 que dieron origen al cuerpo al que pertenecieron los acusados.

Asimismo no pudo indicar, a pedido de la Querella, cu谩les eran las funciones exactas que cumpl铆a Balbuena. S贸lo mencion贸 alg煤n ejemplo puntual y que realizaba tareas internas, en la parte administrativa disciplinaria, y no ten铆a personal a cargo dado que el acusado 鈥渘o era justamente James Bond鈥. Manifest贸 adem谩s que no conoc铆an que ejerc铆a una tarea period铆stica en la agencia Walsh.

Balbuena: experto en pasant铆as no rentadas, listo para incluirlas en su curr铆culum a futuro

Durante su declaraci贸n, Balbuena realiz贸 una aclaraci贸n sobre la expresi贸n 鈥渉obby鈥. Seg煤n sus palabras: 鈥渜uiero aclarar referente a la declaraci贸n que hice en su momento; quise expresar un hobby, una actividad que yo realizaba como ejercicio de una carrera que yo curs茅 y era como una pasant铆a no rentada鈥. El acusado insist铆a en que estaba tratando de generar un curr铆culum y por esa raz贸n firmaba las notas period铆sticas.

Adem谩s, Balbuena tambi茅n habl贸 sobre su t铆tulo de Jefe de Secci贸n, diciendo que en su caso era algo formal en cuanto a lo administrativo, pero que no desempe帽aba las funciones de jefe de secci贸n en la pr谩ctica.

El esp铆a tambi茅n desminti贸 las declaraciones de los testigos, argumentando que 茅l nunca visitaba la casa de nadie y siempre asist铆a a lugares p煤blicos. Manifest贸 que no tuvo ninguna relaci贸n con los testigos de la Defensa y que solo era un trato cordial al igual que cualquier periodista. Seg煤n su testimonio, siempre se mov铆a en espacios abiertos y de hecho no ten铆a inter茅s ni entend铆a temas de pol铆tica; dijo: 鈥淵o no me met铆a en lo pol铆tico, hac铆a la nota y terminaba ah铆鈥. Es llamativo c贸mo Balbuena pas贸 m谩s de 10 a帽os sin inter茅s en los temas que cubr铆a period铆sticamente.

Por otra parte, la Defensa argument贸 que el caso ya lleva 10 a帽os (comenz贸 en el 2013 cuando Balbuena fue descubierto) y la pena m谩xima por este delito es de 2 a帽os, por lo cual solicitaba una consideraci贸n por ello. Por el contrario, Liliana Mazea, abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos aleg贸 que este delito era imprescriptible porque era cometido por funcionarios y violaba los derechos humanos, citando el caso Bulacio como ejemplo.

Testigos de la causa

Durante el juicio, la testigo Diana Kordon, m茅dica psiquiatra y psicoanalista, record贸 que conoci贸 a Balbuena a trav茅s de su participaci贸n en el encuentro de Memoria, Verdad y Justicia, donde convergen diversas organizaciones. Destac贸 que lo que m谩s le llam贸 la atenci贸n fue su gran cumplimiento y responsabilidad en el desarrollo de las actividades. Diana mencion贸 que el esp铆a sol铆a llamarla temprano en la ma帽ana para confirmar la organizaci贸n de las actividades del d铆a.

En la 煤ltima audiencia del juicio, la Defensa present贸 como testigo a Roberto Daniel Zagame, presidente de la C谩mara de Transporte Escolar de la Provincia de Buenos Aires. Durante su testimonio, Zagame se refiri贸 a su v铆nculo con Alejandro S谩nchez y record贸 que se relacionaba con la 鈥淒ivisi贸n de An谩lisis鈥 a trav茅s de la jefatura; que para cada movilizaci贸n deb铆an dar un aviso previo mediante una nota, para luego ser contactados.

Durante su testimonio, el perito Mat铆as Castellani hizo referencia al trabajo en equipo que se llev贸 a cabo para elaborar el informe pericial en cuesti贸n. Seg煤n Castellani, el informe constaba de 11 puntos de pericia muy espec铆ficos que deb铆an ser abordados con rigurosidad. En su declaraci贸n, el perito se帽al贸 que el elemento n煤mero 1 no se pod铆a leer y que el punto n煤mero 11 ten铆a una gran cantidad de elementos borrados, lo que llam贸 la atenci贸n del equipo.

En su testimonio, Javier Echavarr铆a, quien form贸 parte de la Divisi贸n de An谩lisis, fue interrogado sobre los horarios discontinuos de los agentes y c贸mo estos se relacionaban con las necesidades de la dependencia.

Adem谩s fueron testigos de la causa Gabriel Solano, Oscar Castelnovo, Mar铆a del Carmen Verd煤, Carlos 鈥淪ueco鈥 Lordkipanidse y Claudio Dellecarbonara.

Se esperan los alegatos de la Querella, la Fiscal铆a y los defensores, el pr贸ximo mi茅rcoles a las 14 hs.


Fuente: https://redeco.com.ar/nacional/ddhh/38312




Fuente: Argentina.indymedia.org