September 29, 2021
De parte de ANRed
193 puntos de vista


El domingo 5 de abril del 2020, Florencia Magalí Morales fue vista por última vez en la comisaría del Distrito 25° de Santa Rosa del Conlara provincia de San Luis, en plena etapa de Aislamiento Social preventivo y obligatorio. La versión oficial explicaba que se había suicidado dentro de la celda, en la que había sido alojada. Sin embargo los resultados de una nueva pericia descartan la versión del suicidio ya que determinan que la joven murió por asfixia. “En base a los elementos de prueba la perito concluyó que la causa de muerte es una asfixia mecánica por estrangulamiento” explicó el abogado de la familia Morales, Federico Putelli, quien ahora pidió al juez que investiga la causa, Jorge Pinto, que sea caratulada e investigada como femicidio. Por ANRed


Las últimas novedades en el caso indican que “no hay manera de que se haya suicidado”, concluyó la pericia criminalística tras la pesquisa que fue encabezada por la perito que interviene por parte de la familia, Mónica Checchi, en la celda de la comisaría de Santa Rosa de Conlara donde Florencia fue encontrada ahorcada el 5 de abril del 2020.

Florencia Magalí Morales fue vista por última vez en la comisaría del Distrito 25° de Santa Rosa del Conlara provincia de San Luis, en plena etapa de Aislamiento Social preventivo y obligatorio. La versión oficial explicaba que se había suicidado dentro de la celda, en la que había sido alojada. Sin embargo, los registros fílmicos evidenciaron que Florencia se presentó en la comisaria espontáneamente, dejando su bicicleta en la puerta. Desde ese entonces su familia y organizaciones feministas, sostienen que «nadie se suicida en una comisaría, a Magalí Morales la mató la policía».

Los abogados patrocinadores de la familia Morales, Federico Putelli y Santiago Calderón Salomón pidieron al juez que investiga la causa, Jorge Pinto, que el caso se investigue como un femicidio y que se impute a los cuatro policías que se hallaban en la seccional al momento del hecho. Se trata de los efectivos Argüello María Eugenia, Torres Johana Paola, Marcos Ontiveros, Clavero Heraldo y Tarano Gabriel.

Además y como parte del mismo estudio pericial, el abogado agregó que el cordón con el que se encontró a la mujer, supuestamente suicidada en la celda de castigo, también fue peritado y los resultados revelaron que “no pertenecían al buzo que vestía al momento de su muerte” y “se trata de un elemento ajeno que no sabemos cómo llegó al hecho”.





Fuente: Anred.org