July 7, 2021
De parte de ANRed
246 puntos de vista


La mamá de Franco Nicolás Isorni expresó que la reautopsia realizada al cuerpo de su hijo en la morgue de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de la Ciudad de Buenos Aires dejó constancia que Franco fue asesinado y el accidente de tránsito fue una maniobra de la policía para ocultar el crimen. Según las conclusiones de la pericia, en el cuerpo de su hijo no están las lesiones que indicaron los forenses santiagueños y además, la perita Creimer indicó que Franco fue mutilado y hay un faltante de un órgano vital por lo cual la familia pide que la investigación pase a la justicia federal. Por Manuela Wilhelm (ANRed)

Hace diez meses que Patricia se abre paso a través del dolor.

Familia y amistades vienen gritando casi todos los días en las marchas para pedir justicia por todos los pibes asesinados por la policía de Santiago del Estero. La nueva pericia al cuerpo mutilado de Franco también grita fuerte sobre los intentos de apagar la verdad, sobre los aprietes a los testigos y amigos de Franco, sobre esos 50 minutos que faltan en las cámaras de seguridad instaladas en la avenida donde habría ocurrido el accidente. Las conclusiones del examen forense agitan lo que Patricia intuyó esa mañana del 26 de agosto cuando dos policías le informaron en la puerta de su casa que su hijo Franco de 23 años había fallecido en un accidente con su moto cuando manejaba a gran velocidad. Eran las 8:30hs y el parte oficial decía que Franco se accidentó a las 0:15hs, y que el cuerpo se encontraba en la morgue, que también supo que lo habían llevado en una camioneta policial cuando por protocolo el traslado debe estar a cargo de la ambulancia. Además de todas las irregularidades, Patricia sabía que Franco había denunciado apremios ilegales contra efectivos de la comisaria tercera el 24 de mayo, hacía dos meses.

Franco Isorni era estudiante universitario y cuando podía hacía trabajo de cadetería

La perita forense Virginia Creimer analizó más de cien fotografías de criminalística y el informe de la autopsia y concluyó en marzo en la necesidad de una reautopsia por la práctica «medieval» sobre el cadaver de Franco dado que el último examen se hizo a cielo abierto y al lado de la tumba, sin tomar muestras, sin un método, ni la aplicación del protocolo de Minesotta. La profesional dejó constancia en un informe de 15 páginas de las lesiones que encontró: una marca de degüello en el cuello con arma blanca y un roce de disparo en el tórax. Ambas incompatibles con un accidente vial.

 Ã‰rika Leguizamón asumió como fiscal de la causa luego que Martín Silva fuera apartado por pedir el cierre de la causa

A raíz de la insistencia de la querella, el miércoles 30 de junio pasado 23 profesionales examinaron el cuerpo del joven. Después de pasar por dos autopsias irregulares el cadáver de Franco llegó a la morgue de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de la Ciudad de Buenos Aires para constatar los puntos de pericia de cada una de las partes—querella y fiscalía- tratando de dilucidar qué sucedió el día su muerte, el 26 de agosto pasado.

El Dr. César Barrojo abogado de la familia Isorni compartió en una entrevista con el medio de comunicación Visión Santiago que según información provista por su perito, presente en la prueba,  se obtuvieron las siguientes conclusiones:

a- En el cuerpo de Franco no están las lesiones que indicaron los forenses santiagueños.

b- El procedimiento cumplido en Santiago es muestra de un impericia o negligencia llamativa.

c- El cuerpo de Franco está mutilado, falta un órgano vital que se perdió entre el examen de los forenses santiagueños y el arribo del cuerpo a Buenos Aires.

d- Existen lesiones de violencia sobre el cuerpo de Franco que son vitales.

e- Existen en el cuerpo de Franco lesiones que son post mortem, como el corte en la garganta.

f- Este último hecho descarta el accidente tal cual lo presenta la fiscalía.

g- Existen lesiones en el cuerpo de Franco que no están documentadas por los peritos de Santiago en la primera pericia.

h- Las lesiones post mortem fueron hechas para ocultar la causa de la muerte.

En conclusión, Barrojo expresó que lo que resta es que se terminen las pruebas de laboratorio, que se haga el informe del Cuerpo Médico Forense y se modifique la carátula del legajo pasando a homicidio. El ministerio público por su parte aclaró que las conclusiones de la reautopsia recién se darían a conocer por el organismo de la CSJN dentro del plazo de 40 días aproximadamente.

Para la autopsia la familia de Franco Isorni viajó a Capital Federal y se encontró con que también estaban presentes los funcionarios judiciales de Santiago del Estero que se encargaron de garantizar la impunidad de la policía: el doctor Nicanor Meossi, el fiscal general Luis Alberto de la Rúa y Erika Leguizamón, actual fiscal de la causa que sostiene la misma hipótesis de siniestro vial. Según publicó La Izquierda Diario, los tres peritos médicos legistas del Cuerpo Médico Forense dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación acusaron al conjunto de funcionarios santiagueños de «mala praxis pericial por donde se lo mire» y que «mintieron en las causales de muerte”.

«Mi hijo se va incompleto»

Ayer 6 de julio Patricia Carolina Isorni transmitió en vivo por su cuenta de Facebook el acompañamiento del cuerpo de su hijo hasta el cementerio Parque de la Paz junto al doctor Cesar Ballojo y la vicepresidente del Comité de Lucha Contra la Injusticia y la Impunidad, Lilia Gallo. «Franco va a en el auto del frente, va gendarmería y nosotros acompañando cómo parte para que no se pierda la cadena de custodia. Ya se han robado una parte del cuerpo de Franco y nada quita que se quieran robar todo el cuerpo. Así que vamos acompañando y filmando a modo de resguardo».

«Les agradezco a los que ayudan, difunden y comparten. Es terrible el encubrimiento institucional. Al día de hoy hemos pedido la renuncia del fiscal general de la provincia Luis de la Rúa porque de acuerdo a nuestro entender y de la sociedad es cómplice ¿Cuántas causas más? No podemos dejar a cargo de una personas que ha demostrado participar del encubrimiento de la muerte de mi hijo que siga representando a familias santiagueñas. Tiene que ser investigado por su participación». El semáforo se clava en rojo, el móvil AE 077 RA se aleja. «No perdamos de vista el auto. Si hay alguien que pueda ayudarnos con una filmación alguien que esté cerca de la Belgrano que pueda ir filmando les agradezco de todo corazón» dice Patricia.

Fiscal General Luis Alberto de la Rúa

«Estoy camino a enterrar a mi hijo por tercera vez. Espero que esta sea la ultima, aún así va mi hijo incompleto, porque ellos se han robado una parte de su cuerpo, hemos dejado constancia al retirarlo que fue conforme a lo que la doctora Creimer ha expresado que surgió de la pericia: que hay un faltante de un órgano vital de franco, de lo cual la doctora Érica Leguizamón es testigo presencial. El fiscal general es encubridor, los forenses también, los tenemos grabados cuando dicen que tiene una fractura en el cráneo que es una fractura que no existe»-

En todos estos meses la causa por verdad y justicia por Franco ha tenido el acompañamiento de la sociedad y el impulso en las marchas de las madres del dolor, como la decimo octava donde Patricia expresó: «Hay que esperar 40 días un informe que dice que la fractura en la base a la cual los forenses determinan que fue un accidente de transito no existe, es una vergüenza lo que estoy viviendo y lo que esta viviendo la sociedad, la policía está matando a nuestros hijos y los está cortando después de muerto«. Allí frente a la gobernación de Santiago del Estero estaba presente la familia de la joven de 17 años víctima de femicidio, Luciana Sequeira.

imagen: Última hora diario





Fuente: Anred.org