March 13, 2022
De parte de El Miliciano
564 puntos de vista

El Consejo de Arag贸n, la estructura de Estado que gestion贸 durante diez meses la mitad oriental de la actual comunidad en la Guerra Civil, estuvo directamente inspirada en la experiencia anarquista de Majnovia, los territorios situados entre Crimea y el Donb谩s cuya autonom铆a insurgente defendi贸 durante dos a帽os el Ej茅rcito Negro de N茅stor Majnov
“Espero, que llegado el momento, vosotros lo hag谩is mejor que nosotros. Makhno no ha rehusado nunca un combate; si contin煤o viviendo cuando comience el vuestro, yo ser茅 entonces un combatiente m谩s”. N茅stor Majn贸 se dirigi贸 con estas palabras en uno de sus encuentros parisinos a Buenaventura Durruti, que previamente le hab铆a saludado con estas otras: “Venimos a saludar en tu persona a todos los revolucionarios que han luchado en Rusia por la realizaci贸n de nuestras ideas libertarias, pero quisi茅ramos tambi茅n rendir un homenaje a la rica experiencia que ha significada para todos nosotros vuestra lucha en Ucrania”.
Majn贸 (tambi茅n escrito Makhno o Majnov), el l铆der de la revoluci贸n libertaria que durante dos a帽os y medio mantuvo un Estado aut贸nomo en el sureste de Ucrania, precisamente en los territorios situados entre la pen铆nsula de Crimea y el Donb谩s que con mayor insistencia trata de dominar Rusia, mantuvo con Durruti y otros anarquistas como los zaragozanos Francisco y Joaqu铆n Ascaso, tanto en Francia durante sus periodos de exilio como en Barcelona en sus etapas de activismo en los a帽os veinte, estrechos contactos en los que fue germinando la idea de lo que a帽os despu茅s, entre octubre de 1936 y agosto de 1937, tomar铆a cuerpo en el Consejo de Arag贸n, la estructura de Estado bajo control anarquista que gestion贸 la mitad oriental de lo que hoy es el territorio de la comunidad en plena guerra civil.
“Incluso Joaqu铆n Ascaso, que se exili贸 con 17 a帽os durante la dictadura de Primo de Rivera y que m谩s tarde presidir铆a el Consejo de Arag贸n, tuvo contactos con Majn贸 en Francia”, explica Agust铆n Soriano, estudioso del anarquismo y autor del libro Libertarios de Arag贸n, que se帽ala a ucranio como “una figura trascendental del movimiento libertario y de los movimientos sociales”.
Sin embargo, su epopeya ha sido tan obviada por las historiograf铆as oficiales como tergiversada su figura, algo que parece una constante para los l铆deres libertarios. “Todas las figuras del anarquismo han ido a parar al ostracismo”, apunta Mart铆n, que se refiere al Territorio Libre Ucraniano o Majnovia como “una experiencia previa al Consejo de Arag贸n en Ucrania, uno de los lugares donde con mayor fuerza arraigaron las ideas anarquistas y libertarias y que los bolcheviques reprimieron con fuerza”.
Majnovia, el Territorio Libre de Ucrania
Majnovia, llamada as铆 en alusi贸n a su l铆der, o el Territorio Libre de Ucrania fue en realidad una amplia zona insurgente en la que entre noviembre de 1918 y junio de 1921 las milicias comandadas por Majn贸 llegaron a dominar la zona del sureste del pa铆s situada entre Crimea y el Donb谩s, la misma en la que Rusia centra ahora mismo sus operaciones militares invasoras, y a tener influencia en un 谩rea todav铆a mayor frente a la presencia de las tropas austriacas y bolcheviques que trataban de hacerse con su control. “Al ej茅rcito de Majn贸 se le llam贸 negro por contraposici贸n al rojo de los bolcheviques”, anota Mart铆n.
La insurgencia de las milicias se combinaba con un sistema de consejos populares locales que administraban las colectividades agrarias, a menudo procedentes de las expropiaciones de haciendas realizadas por el Comit茅 de Defensa que Majn贸 hab铆a organizado ante la invasi贸n austroh煤ngara posterior a la revoluci贸n de 1917, un sistema que decidi贸 mantener tras entrevistarse con Lenin y otros dirigentes bolcheviques en Mosc煤 al a帽o siguiente.
Antes de eso, y hasta la amnist铆a decretada por el Gobierno provisional de Alexander Kerenski tras el comienzo de la revoluci贸n rusa, Majn贸 hab铆a pasado nueve a帽os encarcelado en una prisi贸n moscovita en la que trab贸 relaci贸n con Piotr Arshinov, uno de sus referentes ideol贸gicos.


El manifiesto Majnovista de 1920
“El ej茅rcito insurreccional de Ucrania fue creado para alzarse contra la opresi贸n de los obreros y campesinos por la burgues铆a y por la dictadura bolchevique-comunista”, proclamaba el manifiesto que lanz贸 formalmente el 1 de enero de 1920 el Ej茅rcito Insurgente de Ucrania, que se marcaba “como meta la lucha por la liberaci贸n total de los trabajadores ucranianos del yugo de tal o cual otra tiran铆a y por la creaci贸n de una verdadera constituci贸n socialista entre nosotros”.
El manifiesto declaraba abolidas las normas de cualquier Gobierno, establec铆a el paso de todas las tierras pertenecientes a los monasterios, a los grandes propietarios y otros enemigos (…) a manos de los campesinos que viven s贸lo del trabajo de sus brazos”, as铆 como el de las f谩bricas y las minas a los obreros, y, entre otras medidas, invitaba a los trabajadores a “construir consejos libres” en los que “representantes de las organizaciones pol铆ticas no podr谩n participar (…) porque ello podr铆a ir contra los intereses de los trabajadores mismos”.
Majn贸, perseguido y hostigado por las tropas bolcheviques acab贸 saliendo de Ucrania tras resultar gravemente herido a mediados de 1921, cuando inici贸 un periplo que le llevar铆a al a帽o siguiente hasta Par铆s, y despu茅s a Barcelona antes de volver a la capital francesa, donde morir铆a en 1934.
Sus 煤ltimos descendientes autorizaron hace dos a帽os la repatriaci贸n de sus cenizas a su tierra natal, en la que su figura lleva tiempo siendo objeto de una distorsionada revisi贸n.
La Rep煤blica desarticula el Consejo
Dos a帽os despu茅s de su muerte, los planteamientos de Majn贸 se materializar铆an de manera eventual en el Consejo de Arag贸n, que durante diez meses estableci贸 una estructura de Estado en la mitad oriental de Arag贸n con las poblaciones de referencia en Caspe, Alca帽iz, ciudad sobre la que en 1938 caer铆a uno de los bombardeos m谩s despiadados de la Legi贸n C贸ndor italiana, y Barbastro tras quedar las tres cabeceras provinciales hist贸ricas en manos de los sublevados desde el inicio de la guerra civil.
Con Caspe como capital por su enlace directo con Barcelona por tren y por su significado emblem谩tico para el autonomismo por haber sido la cuna del que iba a ser el cuarto estatuto de la Segunda Rep煤blica, las prioridades del Consejo fueron normalizar la vida civil, garantizar las reformas sociales, asegurar las colectivizaciones, mantener la actividad productiva y abrir flujos comerciales con Catalunya y el Levante.
Sin embargo, ese gobierno libertario, el primero de la historia reconocido como tal (Aza帽a lleg贸 a quejarse de que su propia existencia enturbiaba las relaciones de la Rep煤blica con Francia e Inglaterra), acab贸 siendo disuelto por esta 鈥榤anu militari鈥 tras las quejas de las organizaciones minoritarias por el papel dominante de la CNT.
La confianza de Majn贸 en los anarquistas ib茅ricos
“En Espa帽a, las condiciones son mejores que en Rusia para llevar a cabo una revoluci贸n de fuerte contenido anarquista, puesto que all铆 hay un campesinado y un proletariado de gran tradici贸n revolucionaria”, les hab铆a dicho en 1927 en Par铆s Majn贸 a Durruti y Francisco Ascaso, seg煤n relata el estudioso del anarcosindicalismo Abel Paz en Durruti en la revoluci贸n espa帽ola, libro al que tambi茅n pertenecen la citas que abren esta pieza.
El ucraniano estaba convencido de que sus propuestas colectivistas podr铆an llegar a materializarse en Espa帽a. “Nuestra comuna agraria en Ucrania era una unidad activa, y tanto en el terreno econ贸mico como pol铆tico, dentro del sistema federal y solidario que hab铆amos creado”, a帽adi贸, antes de mostrar su confianza en que “quiz谩 pueda vuestra revoluci贸n llegar a tiempo para que yo me lleve la satisfacci贸n de ver al anarquismo viviente aleccionado por la revoluci贸n rusa”.
“No solamente admiro al movimiento anarquista ib茅rico”, por su organizaci贸n, sino que “pienso que, por el momento, es el 煤nico que podr铆a llevar hacia adelante una revoluci贸n m谩s profunda que la de los bolcheviques y sin el peligro burocr谩tico que amenaz贸 茅sta desde los primeros momentos”, a帽adi贸, antes de concluir que “el bolchevismo triunf贸 militarmente en Ucrania y Kronstandt, pero la historia revolucionaria nos reivindicar谩 un d铆a y condenar谩 como contrarrevolucionarios a los enterradores de la revoluci贸n rusa”.
Las otras Majnovias, los otros Arag贸n oriental
Al final, la historia del Consejo de Arag贸n acab贸 siendo m谩s breve incluso que la de Majnovia en Ucrania, a las que se suman, al margen de La Comuna de Par铆s en 1871 y seg煤n los datos facilitados por Mart铆n, al menos otras cuatro experiencias libertarias que tampoco llegaron a consolidarse.
La Comuna Libertaria de Baja California, liderada por los hermanos Enrique y Ricardo Flores Mag贸n, del Partido Liberal Mejicano (PLM), lleg贸 a dominar entre el 29 de enero y el 22 de junio de 1911, durante la Revoluci贸n Mexicana, un amplio territorio que inclu铆a ciudades como Mexicali, Tijuana o Tecate.
Entre el 1 y el 18 de marzo de 1921, con Majnovia vigente en el sureste de Ucrania, una sublevaci贸n popular conocida como la Rebeli贸n del Kronstad desarrollada en la isla de Kotlin, base de la flota rusa en el golfo de Finlandia, una sublevaci贸n popular caus贸 10.000 bajas al ej茅rcito sovi茅tico, que acab贸 reprimi茅ndola.
Miembros de la Federaci贸n Anarquista Coreana liderados por Kim Jwa-jin proclaman entre finales de 1929 y de 1930 en Manchuria (China), donde hab铆an migrado, la Provincia Libre de Shinhim.
Por 煤ltimo, durante una semana, la que discurri贸 entre el 18 y el 25 de enero de 1932, la CNT proclama por primera vez el comunismo libertario en Espa帽a con la Comuna de Figols, un pueblo minero de Barcelona.



Fuente: Elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com