November 30, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
1,613 puntos de vista

La Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU) confirm贸 algo que las personas que gobiernan este mundo saben y muy pocos quieren denunciar: en Afganist谩n, el r茅gimen encabezado por el movimiento Talib谩n es brutal con las mujeres y las ni帽as del pa铆s. Por supuesto, el informe presentado por el organismo internacional no es una novedad, sino que se suma a la larga lista de atrocidades cometidas por los integrantes de un grupo fundamentalista que volvi贸 al poder hace poco m谩s de un a帽o, ante la indiferencia (pese a la puesta hollywoodense de Estados Unidos) de las principales potencias.

Aunque en un principio, los talibanes aseguraron, una y otra vez, que su r茅gimen ser铆a diferente al anterior (1996-2001), a los pocos d铆as de tomar el poder en Kabul dejaron en claro que la 鈥渕oderaci贸n鈥 que pregonaban era pura propaganda. El gran apoyo al movimiento Talib谩n en su nueva administraci贸n provino de las propias potencias internacionales y regionales (como Ir谩n, Turqu铆a o Pakist谩n), que de forma muy clara 鈥渘ormalizaron鈥 a los otrora enemigos n煤mero uno del mundo. Estados Unidos, en particular, que con la invasi贸n a Afganist谩n en 2001 termin贸 con el reinado talib谩n (aunque con anterioridad no se negaba a negociar recursos con los seguidores del Mul谩 Omar), esta vez literalmente hizo las valijas y se escap贸 del pa铆s, dejando un territorio devastado por la guerra y en una crisis econ贸mica y social terminal.

El 25 de noviembre pasado, un grupo de relatores y relatoras de Naciones Unidas denunci贸 los abusos que sufren las mujeres y ni帽as en Afganist谩n, y advirtieron que esos hechos podr铆an ser cr铆menes contra la humanidad. Para los y las funcionarias de la ONU, en el pa铆s las violaciones de derechos humanos aumentaron 鈥渄r谩sticamente鈥. Desde Naciones Unidas condenaron el veto a las mujeres en la educaci贸n secundaria o en parques y gimnasios y, en t茅rminos generales, que se les aplique una reducci贸n al ocio a puntos m铆nimos.

鈥淐onfinar a las mujeres en sus casas equivale a encarcelarlas y llevar谩 probablemente a mayores niveles de violencia dom茅stica y a problemas de salud mental鈥, se帽al贸 la ONU en un comunicado. Y alert贸 sobre que el r茅gimen talib谩n extiende sus pol铆ticas de control social a los hombres considerados 鈥渞esponsables鈥 de las mujeres que saltan las estrictas doctrinas del Ejecutivo.

Desde la ONU demandaron al movimiento Talib谩n que respete el derecho internacional, que libere a las personas detenidas de forma arbitraria y que las mujeres puedan ejercer labores de activismo social y pol铆tico 鈥渟in intimidaci贸n ni ataques鈥.

La ONU tambi茅n convoc贸 a la comunidad internacional a respetar los derechos de las mujeres y lo consideren como un eje 鈥渃entral鈥 en cualquier discusi贸n con el r茅gimen afgano. Adem谩s, en el comunicado se dej贸 abierta la posibilidad que tercero pa铆ses puedan investigar e incluso procesar a quienes ejecuten una 鈥減ersecuci贸n de g茅nero鈥 en Afganist谩n.

El mismo d铆a que se conoci贸 esta declaraci贸n, la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se manifest贸 鈥渃onsternada鈥 por el uso de los latigazos como castigo p煤blico por parte de los funcionarios talibanes. El mi茅rcoles pasado, en la provincia de Logar, 14 personas fueron v铆ctimas de esta pena 鈥渁berrante鈥, como la calific贸 la oficina de la ONU. El organismo multilaterial adem谩s se帽al贸 que en las dos 煤ltimas semanas tuvo constancia de varios casos de latigazos que involucraron a m谩s de una 30 de personas en todo el pa铆s. La Oficina de Derechos Humanos record贸 que las convenciones internacionales de las que Afganist谩n es Estado miembro condenan el castigo corporal como 鈥渦na forma de trato o pena cruel, inhumano o degradante鈥.

El l铆der del movimiento Talib谩n, el mul谩 Hebatul谩 Ajundzada, orden贸 recientemente a los jueces de Afganist谩n que apliquen en su integridad la Sharia (ley isl谩mica, seg煤n la interpretaci贸n de los talibanes) contra quienes cometan una serie de delitos que podr铆an ser castigados incluso con amputaciones p煤blicas o lapidaciones por delitos como el robo, el secuestro o la sedici贸n, algo que se convirti贸 en hechos cotidianos en el anterior r茅gimen.

En una entrevista publicada ayer en la agencia de noticias Firat News, Shakofa Selaab, de la Asociaci贸n Revolucionaria de Mujeres de Afganist谩n (RAWA), explic贸 que su pa铆s es 鈥渆l lugar m谩s peligroso del mundo para las mujeres鈥. 鈥淟as ni帽as ya no pueden ir a la escuela, las mujeres fueron expulsadas de sus trabajos. Por 煤ltimo, se prohibi贸 a las mujeres asistir a parques y clubes deportivos鈥, afirm贸.

Selaab calific贸 a los talibanes como 鈥渆xtremistas, con su mentalidad medieval鈥, que 鈥渆st谩n destruyendo todo rastro de dignidad humana, libertad y democracia鈥. 鈥淟as mujeres afganas se enfrentan a fundamentalistas mis贸ginos que no reconocen a las mujeres como seres humanos 鈥揹enunci贸 la activista-. A los castigos prescritos por la Sharia, como la ejecuci贸n, el encarcelamiento, la tortura, el secuestro y el asesinato, se suman todo tipo de torturas y barbaridades censuradas por los medios de comunicaci贸n鈥.

La integrante de RAWA relat贸 que pese a la situaci贸n en el pa铆s, las mujeres contin煤an encabezando movilizaciones y actos para denunciar al r茅gimen gobernante, e impulsando actividades educativas clandestinas.

Por 煤ltimo, Selaab asegur贸 que la lucha de las mujeres kurdas e iran铆es, que se multiplic贸 luego del asesinato de la joven Jina Mahsa Amini por parte de la polic铆a moral de Teher谩n, 鈥渘os da m谩s fuerza que nunca para luchar contra los brutales talibanes鈥. 鈥淟a 煤nica manera de cambiar el sistema mis贸gino es concienciar, unirse y luchar sin miedo鈥, resumi贸 la activista.

FUENTE: La tinta

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org