November 30, 2022
De parte de SAS Madrid
266 puntos de vista

Durante la pandemia, fueron las 煤nicas regiones que redujeron el presupuesto para Pol铆ticas Sociales. Casi un tercio de las muertes en las listas de espera en 2021 ocurrieron en la comunidad catalana.

Es m谩s que probable que, en los escasos minutos que pasar谩n desde que has hecho click en este art铆culo hasta que termines de leerlo, una persona dependiente haya muerto sin poder ejercer su derecho a una atenci贸n adecuada. Y no, no es una exageraci贸n: en Espa帽a hay un fallecimiento cada 11 minutos en el llamado 鈥渓imbo de la dependencia鈥, ya sea esperando al procedimiento de valoraci贸n o a la posterior recepci贸n de las prestaciones.

Para hacer frente a esta situaci贸n, cuya gravedad se increment贸 intensamente con la llegada de la pandemia de covid-19, el Gobierno de coalici贸n decidi贸 poner en marcha un plan de choque destinado a recuperar todo el terreno perdido por los recortes llevados a cabo por el PP de Rajoy a partir del a帽o 2012. La buena noticia es que los datos demuestran que la financiaci贸n del Sistema para la Autonom铆a y Atenci贸n a la Dependencia (SAAD) se ha recuperado de aquel desmantelamiento; la mala, que las cifras tambi茅n ponen en evidencia la insuficiencia del aumento en las partidas presupuestarias a la hora de mejorar lo realmente relevante: las vidas de las personas dependientes.

Este a帽o arrancaba con 317.942 personas en las listas de espera de la dependencia, y la tendencia nos dice que muchas de ellas morir谩n sin haber resuelto su situaci贸n. Durante 2021, por poner el ejemplo m谩s cercano, hubo 46.300 fallecimientos en ese limbo del que parece imposible salir.

Sabedores de la gravedad del asunto, el equipo de Pedro S谩nchez puso en marcha el mencionado plan de choque, gracias al cual se aumentar铆a la financiaci贸n en 600 millones de euros anuales en el periodo 2021-2023. Pese a que el dinero lleg贸, la reducci贸n de las listas de espera planeada para 2021, de 60.000 personas, se ha quedado solo en algo m谩s de la mitad, 38.807. Si no se mejora la eficacia de las medidas, habr铆a que esperar cinco a帽os para lograr la plena atenci贸n, algo que supondr铆a un n煤mero elevad铆simo de fallecimientos que podr铆an haberse evitado.

Una gesti贸n auton贸mica negligente

En conversaci贸n con CTXT, Jos茅 Manuel Ram铆rez L贸pez, presidente de la Asociaci贸n Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales, no duda en se帽alar como principal causa del fracaso del plan de choque a algunas comunidades aut贸nomas, a las que acusa de 鈥渋nsumisi贸n en la implantaci贸n de la ley鈥.

Para comprender el peso que tiene la gesti贸n auton贸mica en el asunto, hay que tener en cuenta que se trata de un modelo de financiaci贸n en el que el Estado solo aport贸 un 27% en 2021. Si bien la legislaci贸n obliga a que exista un equilibrio del 50%-50%, eso no ha ocurrido nunca. Con los recortes capitaneados por Rajoy en 2012, el peso que soportaban las CC.AA. fue aumentando hasta que, en 2019, la coalici贸n progresista se propuso revertir la tendencia. La promesa fue elevar la aportaci贸n estatal hasta el 34% al final de la legislatura, y parece que las previsiones van camino de cumplirse.

Es en este contexto en el que hay que entender las palabras de Jos茅 Manuel Ram铆rez: 鈥淗ay once comunidades aut贸nomas que han hecho caja con el incremento de la partida presupuestaria para dependencia鈥, afirma. Y va m谩s all谩: 鈥淗ay que se帽alar especialmente a Catalunya, que supone pr谩cticamente el 30% de la lista de espera nacional. Es un verdadero problema que afecta a toda Espa帽a en el desarrollo del plan de choque鈥.

Viendo los datos desglosados por CC.AA. sorprende la dimensi贸n de la irresponsabilidad pol铆tica de Catalunya y la Comunidad de Madrid. Durante el trienio 2019-2021, marcado por la cat谩strofe que supuso la pandemia de covid-19 para las personas m谩s vulnerables, fueron las 煤nicas autonom铆as que redujeron el porcentaje del presupuesto dedicado a Pol铆ticas Sociales. Murcia tambi茅n lo hizo, pero con un t铆mido descenso del 0,27%, mientras que Catalunya recort贸 un 2,79% y la CAM, un 3,56%. La primera, adem谩s, es la CC.AA. en la que menos representaci贸n presupuestaria tuvieron los servicios sociales en 2021 (sin contar con el Pa铆s Vasco, las Islas Canarias y las Islas Baleares, cuya configuraci贸n administrativa complica las comparaciones). Todos estos datos explican que m谩s de un 27% de los fallecimientos en el limbo de la dependencia durante el pasado a帽o se produjeran en territorio catal谩n. Una de cada cuatro personas.

Cuestionado acerca de la posibilidad de establecer alg煤n tipo de mecanismo de control para evitar el desv铆o de fondos y el mal uso del incremento en las partidas presupuestarias para dependencia, Jos茅 Manuel Ram铆rez L贸pez asegura que ya existe esa f贸rmula, los convenios, pero que ponerlos en marcha 鈥渆s una pelea continua con las Comunidades Aut贸nomas, que no quieren que se les controle鈥.

En este punto es donde m谩s amargas se vuelven las quejas del director de una de las principales asociaciones en el 谩mbito de la dependencia, fruto del desgaste que supone esa batalla constante por demostrar que el SAAD no es un sistema de ayudas, sino que responde a 鈥渦n derecho subjetivo de ciudadan铆a鈥 y, por lo tanto, deber铆a ser una prioridad en la agenda p煤blica. La precaria situaci贸n actual 鈥渆s culpa de todos los que se sientan en la mesa, responsables de tomar decisiones 谩giles y r谩pidas que afectan a la vida de la gente m谩s vulnerable鈥, dice antes de rematar: 鈥淣o puede ser que tardemos tanto en tomar decisiones, que haya tanta tensi贸n, que no lleguemos a acuerdos鈥.

Las grietas por las que se escapa la inversi贸n

Pero la negligencia pol铆tica de algunas comunidades aut贸nomas no es el 煤nico elemento que est谩 impidiendo que la recuperaci贸n de los niveles de financiaci贸n se traduzca en un mejor sistema de atenci贸n a la dependencia. En noviembre de 2011, Mariano Rajoy dejaba claro su desd茅n 鈥揳corde con el de su equipo de gobierno鈥 hacia esta herramienta tan importante de la pol铆tica social: 鈥淓n dependencia lo que hay que hacer es ir haciendo lo que se pueda鈥, declar贸 con su habitual torpeza. M谩s concreto fue Juan Manuel Moreno Bonilla 鈥揺ntonces secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad鈥 unos meses despu茅s, cuando admiti贸 que las intenciones del PP eran 鈥渄erivar gran parte de la actividad鈥 del SAAD 鈥渉acia el sector empresarial鈥.

De aquella privatizaci贸n, las disfuncionalidades que hoy lastran un plan de choque que no est谩 cumpliendo con sus objetivos. La desarticulaci贸n de la infraestructura p煤blica de la dependencia, junto con la implantaci贸n de unos servicios low cost que, en palabras de Jos茅 Manuel Ram铆rez, 鈥渘o son de recibo鈥, provocan que las administraciones 鈥搕anto estatal como auton贸micas鈥 sean incapaces de absorber y utilizar al completo el aumento de financiaci贸n. En 2021, 76 millones de euros de la partida presupuestaria dedicada a este sector se quedaron sin gastar, cantidad que habr铆a permitido atender a 13.000 personas m谩s.

Las propuestas en este sentido son variadas, desde incrementar directamente las cuant铆as de las prestaciones 鈥揺mpezando por las del Grado III, el de mayor vulnerabilidad鈥 hasta profesionalizar el sector de los cuidados, en el que solo un 13,93% del personal est谩 dado de alta en la Seguridad Social. Cualquier opci贸n es buena para reforzar el alcance de una ley que, camino de cumplir 16 a帽os desde su puesta en marcha, se enfrenta al desaf铆o de recuperar su marcado car谩cter progresista. Concebida por el Gobierno de Zapatero como un gran avance en el fortalecimiento del cuarto pilar del Estado del bienestar, que servir铆a para crear empleo p煤blico y mejorar el PIB, qued贸 raqu铆tica tras el paso de la austeridad neoliberal que se llev贸 todo por delante.

AUTOR: Diego Delgado.

Enlace relacionado Ctxt.es 23/11/2022.




Fuente: Sasmadrid.org