September 15, 2022
De parte de Nodo50
248 puntos de vista


Raytheon
y
Lockheed
Martin

son dos de las principales empresas que suministran armas, municiones
y diversos equipos militares al Departamento de Defensa de los
Estados Unidos y a sus aliados. Esto, claro est谩, incluye las armas
y municiones que EEUU env铆a copiosamente a Ucrania, como los
lanzamisiles
javelin,
cuya producci贸n cuesta 178.000
d贸lares
m谩s
78.000
d贸lares por misil
.
Para situarnos, Ucrania
notifica a los EEUU que necesita 500
javelin
por d铆a, lo que supone aproximadamente un total de 128 millones de
d贸lares diarios. De modo que la intervenci贸n estadounidense, sea
cual sea, beneficia financiera y exponencialmente a Raytheon, a
Lockheed Martin… y a sus accionistas.

La
Ley Burs谩til de 2012 ampli贸 significativamente los requisitos para
la divulgaci贸n p煤blica de la actividad burs谩til, requiriendo que
los miembros de la C谩mara y el Senado informen p煤blicamente sobre
sus actividades comerciales. Una reciente
operaci贸n
de Raytheon refleja la adquisici贸n accionarial por
parte del Representante de Florida, John Rutherford y tratos
comerciales por parte de la Representante de Tennessee, Diana
Harshbarger. La adquisici贸n de acciones de Lockheed Martin por parte
de la Representante de Georgia, Marjorie Taylor-Greene y los tratos
con dicha empresa por parte de la representante de Florida, Lois
Frankel, quien posee acciones en la compa帽铆a, se llevaron a cabo
durante el 煤ltimo mes.

[…]

Menos
de 48 horas despu茅s de comprar acciones de Raytheon, Taylor-Greene
tuite贸:
“La guerra es un gran negocio para nuestros l铆deres”, una
fortuita admisi贸n de culpabilidad que refleja mucho m谩s que su
propia actuaci贸n. La guerra es rentable para quienes invierten en
ella, sin importar el costo humano, ya que, al parecer, nada puede
interponerse entre los pol铆ticos estadounidenses y sus millonarios
planes de jubilaci贸n”.

Owen
Silverman
,
Hablemos
de inversiones en el complejo militar-industrial

   Traducci贸n del ingl茅s: Arrezafe

Tal vez sea la absoluta y
privilegiada opacidad de instituciones pol铆ticas, corporaciones y
bancos, la m谩s clara evidencia de lo incontrovertible: no estamos ni de lejos en
un r茅gimen democr谩tico, sino cautivos de una plutocracia
totalitaria envuelta en estupefacientes eufemismos.




Fuente: Arrezafe.blogspot.com