June 29, 2022
De parte de ANRed
202 puntos de vista

Los censistas que trabajaron durante el feriado del 18 de mayo, aún no cobran el dinero por salir a censar casa por casa. Pasaron más de 45 días  del censo y los trabajadores no solo que no cobraron su salario, sino que el mismo tiene una pérdida del poder adquisitivo en un país con una inflación acumulada del 29,3 por ciento en los primeros cinco meses del año . Desde el INDEC reconocieron la falta de acreditación del pago. Por ANRed.


El pasado 18 de mayo se realizó el Censo Nacional, donde mas de 750.000 personas trabajaron más de 6 horas, pasaron más de 45 días y INDEC no puso una fecha fija de pago, por lo que se desconoce  cuándo podrán tener la plata en sus cuentas aquellas personas que trabajaron para el registro nacional.

Esas tareas, que constaban de seis horas, siendo que algunas personas trabajaron hasta 12 horas debido a las dificultades ocasionadas en los territorios a censar. Esas horas trabajadas en el feriado establecido por el Gobierno Nacional, serían pagadas en montos que que oscilan entre los $ 1500 y los $50.000 dependiendo de la tarea, «una vez verificado el total cumplimiento de las tareas asignadas» por parte de los censistas. La estructura censal está compuesta por seis puestos: Jefes de Fracción, Asistentes de Jefes de Fracción, Jefes de Radio, Censistas Urbanos, Censistas Rurales y Censistas Suplentes. El monto de la jornada es de seis mil pesos por cada trabajador censista.

Al pasar los días y no obtener respuestas por parte del organismo nacional, comenzaron las quejas e incertidumbres por  la demora del pago,  que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos  (INDEC) busca explicar y justificar emitiendo un comunicado en el cual manifestaron que la demora se debe a que es una “estructura de más de 750 mil personas en el que previamente se requiere realizar procesos de validación, que ya están muy avanzados”. â€œQueremos llevarte la tranquilidad de que contamos con los fondos para abonarle a todas las personas que realizaron las tareas censales, y que no se demorará el pago». 

Más allá de los comunicados, el INDEC continúa sin precisar una fecha de pago concreta. El enojo y manifestación de las quejas, consiste en que los censistas que aun no cobraron tienen una pérdida del  pérdida del poder adquisitivo del monto original a cobrar en un país continuamente en inflación.





Fuente: Anred.org