February 4, 2021
De parte de CGT
322 puntos de vista

Desde la Confederaci贸n General del Trabajo (CGT) denunciamos el enriquecimiento obtenido por la venta de armas entre los Estados represores as铆 como la represi贸n de las movilizaciones pac铆ficas con armamento 鈥淢ade in Spain鈥. Entre otras acciones, defendemos la Objeci贸n fiscal para dejar de financiar los gastos militares con nuestros impuestos, as铆 como las movilizaciones p煤blicas contra la fabricaci贸n y tr谩fico de armas.

El Estado espa帽ol, a pesar de haber suscrito el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) en abril de 2014, contin煤a en 2021 vendiendo armas a pa铆ses que violan de forma sistem谩ticas los derechos humanos contraviniendo dicho Tratado.

Como muestra, el asesinato de Haykal Rachdi o las graves lesiones en Aymen Mahmoudi, ambos j贸venes tunecinos que participaban en las protestas sociales del mes de enero. Tal y como denuncia Amnist铆a Internacional en un comunicado, tanto ellos como poblaci贸n civil en sus casas fueron atacados con botes de humo fabricados en el Estado Espa帽ol con el benepl谩cito (autorizaci贸n) de la Junta Interministerial para el Comercio y Control del Material de Defensa y Tecnolog铆as de Doble Uso (JIMMDU).

A pesar de que se le han pedido explicaciones al Gobierno y que 茅ste ha confirmado la venta de los botes de humo al Gobierno de T煤nez en 2019, no se ha comprometido a cumplir con el citado Tratado que obliga a exigir unas estrictas garant铆as de uso final.

Desgraciadamente no es un caso aislado, desde Amnist铆a Internacional han documentado su uso en una protesta pac铆fica de solicitantes de asilo ante un centro administrado por el ACNUR, en la localidad de Medenine y en el Instituto de Tecnolog铆a M茅dica de la Universidad El Manar de T煤nez capital. Pero el lucro ib茅rico no se limita a la venta de botes de humo a T煤nez, tambi茅n vende grilletes de doble cierre a empresas privadas de Estados Unidos, al Estado de Chile, o material antidisturbios a Per煤 o Colombia. Estados denunciados tanto por organizaciones humanitarias como Amnist铆a Internacional o el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos por el uso inadecuado y desproporcionado de la violencia de Estado.

En este comunicado no nos ocuparemos de qui茅nes son los 鈥渃omerciales鈥 de la venta de armas espa帽olas a Arabia Saudi, Emiratos 脕rabes, Israel u otros 鈥淓stados amigos鈥 de la familia Borb贸n. Aunque s铆 aprovechamos para manifestar nuestro apoyo a Pablo Hasel, a exigir la derogaci贸n de la Ley Mordaza y a reclamar al Estado que garantice la libertad de expresi贸n.

Desde CGT exigimos al Gobierno transparencia, coherencia y responsabilidad en sus acciones. Las muertes producidas por la violencia policial con armas fabricadas y autorizadas a exportar por parte del Gobierno tambi茅n son responsabilidad del Estado. Si bien no estamos de acuerdo con el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), exigimos al Gobierno que se responsabilice de investigar el uso de las armas que vende y se responsabilice de los asesinatos fruto de la violencia de Estado que genera la venta de armas.


Fuente: Secretariado Permanente del Comit茅 Confederal de la CGT




Fuente: Cgt.org.es