December 9, 2020
De parte de Rojo Y Negro
309 puntos de vista


Los peque帽os gestos dados por el actual gobierno en defensa de la escuela p煤blica 鈥攔espondidos por la derecha y la ultraderecha con su habitual histerismo鈥 no enmascaran la aut茅ntica realidad: el proceso de privatizaci贸n encubierta de la escuela p煤blica.

Como sucedi贸 en el pasado con la colonizaci贸n europea y su defensa fundamentalista del “progreso”, ya no se trata 煤nicamente de tomar a la fuerza los espacios a colonizar, sino de someterlos a la l贸gica econ贸mica dominante, en este caso transfigurada en el rostro depredador de las grandes tecnol贸gicas y el supuesto “progreso” que lo tecnol贸gico a帽ade, casi m谩gicamente, a todo proceso cultural y educativo.

Como CGT ha denunciado ya, la l贸gica tecnocr谩tica y neoliberal ha buscado consolidarse en la escuela a trav茅s de la “colonizaci贸n” de su espacio virtual mediante la estandarizaci贸n de plataformas educativas como Google Classroom 鈥攃on un 茅xito animado por la mism铆sima Ministra de Educaci贸n. En los 煤ltimos meses, un nuevo envite, en este caso de la mano de Amazon, pretende tambi茅n no s贸lo extraer del espacio p煤blico ping眉es beneficios, sino tambi茅n engordar las bases de datos del gigante tecnol贸gico, indispensables para la construcci贸n del totalitarismo consumista 鈥攄e productos pero tambi茅n de “pol铆ticas”鈥 hacia el que nos dirigimos (si no nos hemos instalado ya en 茅l).

Las alarmas se han disparado en la escuela p煤blica espa帽ola a ra铆z de la puesta en marcha por parte de la empresa de Jeff Bezos de la campa帽a “Un click para el cole”, a trav茅s de la cual 茅l o la consumidora registrada pod铆a “donar” un 2’5% del valor de sus compras al centro p煤blico de su elecci贸n. Dinero que, obviamente, dicha escuela deber铆a utilizar para comprar en la propia Amazon convirti茅ndose, as铆, en cliente de la misma. Una campa帽a que, incluso, ha llevado a algunos centros a “sugerir” a las familias que hagan sus compras a trav茅s del gigante tecnol贸gico.

Recientemente, los departamentos de educaci贸n de varias comunidades, como La Rioja o Navarra, han prohibido a los centros de su comunidad participar en dicha campa帽a. Un rechazo a Amazon que, m谩s all谩 de nuestras fronteras y del 谩mbito propiamente escolar, ha encontrado otras voces, especialmente en Francia, como la de su Ministra de Cultura, o las de los m谩s de 100 pol铆ticos, sindicalistas y colectivos de este pa铆s que firmaron un manifiesto por una Navidad sin Amazon. Asimismo, hace pocos d铆as, un grupo de m谩s de 400 diputados y diputadas de 34 pa铆ses enviaban una carta a Jeff Bezos en apoyo a la campa帽a “Make Amazon Pay” que denuncia, entre otras cuestiones, las pr谩cticas de ingenier铆a fiscal que usa dicha empresa para evitar pagar impuestos proporcionales a sus pantagru茅licos beneficios.

A lo largo de los meses de pandemia, Jeff Bezos ha ampliado su fortuna en 90.000 millones de d贸lares, alcanzando un total de 200.000 d贸lares. Tales ganancias est谩n suponiendo la destrucci贸n del comercio local y del tejido econ贸mico de los barrios. 鈥淪e lo digo de verdad a los parisinos y parisinas: no compren en Amazon. Amazon es la muerte de nuestras librer铆as y de nuestra vida de barrio鈥, declaraba a principios de diciembre la alcaldesa de Par铆s, Anne Hidalgo.

La vergonzante l贸gica extractiva del capital propio del neoliberalismo no solo se ha realizado gracias a la “eliminaci贸n de la competencia”, sino tambi茅n de la vulneraci贸n de los derechos laborales de sus empleados y empleadas 鈥攎aquillada por su campa帽a publicitaria en televisi贸n鈥 e, incluso, a trav茅s del espionaje de sindicalistas y grupos de trabajadores en sus almacenes europeos. Unas pr谩cticas que, m谩s concretamente, utiliz贸 en Catalunya durante la huelga de centros log铆sticos y transportistas del 30 de octubre de 2019 en su centro de El Prat de Llobregat en Catalunya.

La negativa a hacer uso de Amazon no solo se ha convertido en una cuesti贸n moral y pol铆tica, sino tambi茅n de supervivencia. Adem谩s de las consecuencias medioambientales que el modelo de negocio de Amazon supone, la destrucci贸n del tejido econ贸mico de los barrios en donde se sit煤an las escuelas p煤blicas tendr谩 鈥攜a lo est谩 haciendo鈥 consecuencias sociales devastadoras que, m谩s pronto que tarde, alcanzar谩n a las propias escuelas de dichos barrios. El proceso de degradaci贸n de la escuela p煤blica encuentra en Amazon y su modelo de consumo, por tanto, un nuevo aliado de las elites.

Ante la situaci贸n descrita, CGT Ense帽anza exige a la Consejer铆a de Educaci贸n que tome el camino de otras comunidades y proh铆ba la participaci贸n de los centros p煤blicos de la comunidad en la campa帽a “Un click para el cole”. Igualmente, los centros que ya se hayan adherido a dicha campa帽a deber铆an darse de baja de la misma.

Tal es la petici贸n que realizar谩 pr贸ximamente CGT en la Junta de Personal Docente no universitario y a la que esperamos que tanto el resto de sindicatos que forman parte de dicha mesa como la administraci贸n respondan positivamente. La defensa no solo de la escuela p煤blica, sino tambi茅n del propio tejido econ贸mico aragon茅s y de sus pobladores no admiten otra posibilidad.




Fuente: Rojoynegro.info