December 19, 2022
De parte de CGT
2,501 puntos de vista

Entre las multadas se encuentra Santiago de la Iglesia, compa帽ero responsable de la acci贸n social de la CGT en el territorio madrile帽o.

La Confederaci贸n General del Trabajo (CGT) ha mostrado su solidaridad con las antimilitaristas que participaron en el acto de desobediencia civil, organizado por 鈥楧esarma Madrid鈥, del pasado 28 de junio contra la cumbre de la OTAN. En esta acci贸n participaron varias activistas, pertenecientes a diferentes colectivos civiles, convirtiendo simb贸licamente la 鈥渆scuela de guerra鈥 en 鈥渆scuela de paz鈥.

Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado espa帽ol, es decir, la polic铆a del Gobierno m谩s progresista de la historia, que se respald贸 una vez m谩s en la Ley Mordaza, procedieron a sancionar a varias de estas personas, entre quienes se encontraba Santiago de la Iglesia, actualmente Secretario de Acci贸n Social de CGT MCLMEx.

La organizaci贸n anarcosindicalista ha manifestado, a trav茅s de este comunicado, su repulsa a estas sanciones por entender que se vuelve a utilizar la Ley Mordaza para criminalizar y perseguir el derecho a la protesta de la ciudadan铆a organizada. En este sentido, desde CGT indican que la Ley Mordaza, lejos de derogarse como prometieron las formaciones del actual Gobierno espa帽ol, sigue vigente, limitando derechos y fundamentales de las personas y otorgando un poder inmenso a los cuerpos y fuerzas de represi贸n.

CGT considera que la desobediencia civil y la acci贸n directa no violenta, por la que se caracteriza el movimiento antimilitarista, sigue resultado eficaz a la hora de se帽alar y denunciar la subordinaci贸n de este Gobierno de 鈥渋zquierdas鈥 a los intereses de la OTAN y la industria militar. CGT tambi茅n ha recordado en este comunicado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este a帽o contemplan partidas econ贸micas m谩s elevadas para gastar en la industria militar.

Los y las anarcosindicalistas seguir谩n exigiendo el fin de las inversiones econ贸micas en armamento, e igualmente, continuar谩n denunciando la deriva represiva del Estado a trav茅s del respaldo de cuantas acciones se lleven a cabo contra la criminalizaci贸n de la protesta y de la acci贸n social.

Imagen: Europa Press.




Fuente: Cgt.org.es