September 17, 2021
De parte de Indymedia Argentina
229 puntos de vista


Este 16 de septiembre se conmemor贸 el d铆a de la visibilidad l茅sbica en Paraguay en homenaje a Feliciana 鈥淐hana鈥 Coronel, un 铆cono de lucha por el derecho a las visitas 铆ntimas para las lesbianas privadas de libertad.

Por Juliana Quintana.

Feliciana Coronel, o 鈥淐hana鈥, como la llamaban en la c谩rcel de mujeres El Buen Pastor, fue asesinada en prisi贸n a los 33 a帽os bajo circunstancias que nunca fueron esclarecidas. Pero no es por eso que el 16 de septiembre se celebra el d铆a de la visibilidad l茅sbica en Paraguay. En 1993, Chana y sus compa帽eras denunciaron a la prensa y a autoridades judiciales las discriminaciones a las que estaban expuestas las lesbianas privadas de libertad. No les permit铆an acceder a visitas 铆ntimas.

Chana era chacarite帽a, hincha de Cerro Porte帽o, madre soltera, lesbiana y revoltosa. Pero ser torta, pobre y adem谩s exigir derechos fundamentales no es gratis en la sociedad paraguaya. Estaba recluida en el Buen Pastor, Asunci贸n, desde 1991 por estar en posesi贸n de un kilo y medio de coca铆na. Le dieron 13 a帽os de prisi贸n, pero su tiempo dentro del penal no pas贸 desapercibido. A Chana sus compa帽eras la consideraban una lideresa en su lugar de reclusi贸n. A menudo protagonizaba las acciones de protesta que se organizaban dentro del Buen Pastor y por eso era considerada 鈥渆xtremadamente peligrosa鈥 por las autoridades.

La psic贸loga feminista e investigadora social del Centro de Documentaci贸n y Estudios (CDE), Clyde Soto recupera a Chana en la memoria hist贸rica de Paraguay. Escribi贸 art铆culos sobre visibilidad l茅sbica en 1993 y en 1996. En el texto 鈥淐hana: final de una antihero铆na鈥, publicado en Informativo Mujer, cuenta que no solo a las lesbianas les prohiben las visitas 铆ntimas sino tambi茅n a todas las que no tuvieran maridos o concubinos estables. Y a las que sab铆an que eran lesbianas, apenas se les permit铆a estar juntas o hablar entre s铆.

Lesbianas en pie de guerra

El 17 de septiembre de 1993, El Diario, un peri贸dico de la 茅poca escribi贸 una nota que se titulaba 鈥淟esbianas reclaman acceso a la privada en el penal de mujeres鈥, y en el ep铆grafe de la foto dec铆a: 鈥淟esbianas en 鈥減ie de guerra鈥. 鈥淐hana鈥 y sus compa帽eras amenazaron con recurrir a medidas de fuerza extremas si no dan lugar a sus reclamos鈥. Fue la primera vez que la prensa no las llam贸 鈥渢ortilleras o marimachos鈥. Nunca antes una mujer o un grupo de mujeres hab铆a asumido abiertamente su homosexualidad, ni mucho menos exigido un trato igual y sin discriminaciones en relaci贸n al que reciben las personas heterosexuales鈥, refiere Soto, en su art铆culo.

Foto: acervo personal de la Familia Coronel recuperadas por Erwing Szokol.

En la recopilaci贸n hist贸rica  鈥淒e toda la vida. Memorias lesbianas en Paraguay鈥 que lanz贸 este a帽o Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas, describen que, ese d铆a, las reclusas aprovecharon la visita de autoridades de la Corte Suprema de Justicia para denunciar las discriminaciones que recib铆an al interior de la penitenciar铆a. Eran mujeres que no ten铆an miedo de nombrarse lesbianas ni de reclamar lo que era suyo. Es por eso que eligieron al 16 de septiembre como el d铆a de la visibilidad l茅sbica. Una fecha conmemorativa que adem谩s se enmarca en el 鈥淢es de las 108 memorias鈥.

鈥淣osotras ven铆amos buscando una fecha conmemorativa de las fechas hist贸ricas. No quer铆amos que fuera un asesinato ni que fuera algo triste sino que tuviera relaci贸n con la lucha, con las lesbianas. Y el titular de la prensa de ese momento dice: 鈥榣esbianas en pie de guerra鈥. Nos encant贸 porque no es una 茅poca muy lejana pero es lo suficientemente lejana porque en el 93 no hab铆a ninguna organizaci贸n LGBT. Y a帽os antes, comienza con un grupo de lesbianas que no ten铆an nada que perder鈥, relata Rosa Posa, activista de Aireana.

Un estigma hist贸rico LGBTI

El 4 de julio de 1996, Chana muere acuchillada en la c谩rcel, y aunque nunca se arroj贸 luz sobre las circunstancias de su muerte, los peri贸dicos del momento aseguraron que fue asesinada por su amante. Esta no es la primera vez en la historia paraguaya LGBTI que los medios de consumo representan a las muertes de gays, lesbianas o trans como resultado de 鈥渃r铆menes pasionales鈥 o v铆nculos afectivos patologizantes. Tanto en el caso del reconocido locutor Bernardo Aranda, como en el de la primera abogada, lesbiana y feminista, Serafina D谩valos, se acudieron a los mismos dispositivos de disciplinamiento social.

鈥淟o que ha hecho la prensa, al igual que con el caso de Serafina, es presuponer que las relaciones l茅sbicas son una relaci贸n maldita, una relaci贸n psic贸tica o muy t贸xica donde obviamente una tiene que terminar matando a la otra. Serafina fue la primera abogada pero hay que cubrir su muerte de un velo misterioso por ser lesbiana. Esa cuesti贸n de que Chana era una delicuenta lesbiana y adem谩s la matan porque estaba todo mal en su vida es porque estaba en los m谩rgenes de la sociedad pero nunca vamos a saber realmente lo que pas贸. Lo que nosotras reivindicamos es que logr贸 organizarse con las compa帽eras sin prejuicios y sin miedos鈥, reflexiona Rosa Posa.

Chana ten铆a un hijo, Jose Carlos Coronel, de 11 a帽os al momento de su asesinato. Un estigma que se le agrega a las lesbianas que adem谩s de detenidas son madres. No solo porque rompen con el rol de esposas sumisas y madres presentes que les asigna la sociedad, sino tambi茅n por la falta de leyes y pol铆ticas adecuadas para abordar problemas como el de las madres lactantes o los hijos de las mujeres encarceladas. Esto se suma a las condiciones de las mujeres privadas de libertad, como el hacinamiento producto del aumento de la poblaci贸n penitenciaria femenina, generalmente por delitos relacionados con el microtr谩fico de drogas.

Foto: acervo personal de la Familia Coronel recuperadas por Erwing Szokol.

La discriminaci贸n sigue vigente

Desde el 2011, Aireana acompa帽a la reivindicaci贸n de este derecho en el Buen Pastor, que alberga a cerca del 95% de la poblaci贸n femenina penitenciaria de Paraguay. Le hicieron seguimiento a casos de varias parejas que solicitaron acceder a este derecho y fue negada por las autoridades. Desde el 2012 existe un reglamento que al neutralizar g茅neros no especifica que la pareja de la persona privada de libertad sea del sexo opuesto.

Pasaron casi 30 a帽os de los reclamos de Chana en El Buen Pastor, pero el derecho a las visitas 铆ntimas de las lesbianas todav铆a no se cumple. No existe un impedimento en t茅rminos legales para el acceso a las visitas 铆ntimas sino que se trata de un posicionamiento arbitrario de toda la autoridad penitenciaria. En el 2016, Aireana denunci贸 que varias internas eran sometidas a amenazas de traslados a otros centros penitenciarios. Sin embargo, el reglamento interno del Buen Pastor no especifica el sexo o g茅nero de las visitas.

La entonces ministra de Justicia Carla Bacigalupo defendi贸 la prohibici贸n de visitas privadas para reclusos y reclusas homosexuales bas谩ndose en los art铆culos 51 y 52 de la Constituci贸n Nacional. Sin embargo la Carta Magna no proh铆be las uniones de hecho entre personas del mismo sexo. Es m谩s, garantiza la igualdad de las personas en dignidad y derechos. La Justicia apel贸 una ley de la dictadura -que establece que los internos solo pueden recibir visitas de personas del sexo opuesto- para contravenir norma del 2012 que establece trato igualitario para personas recluidas.

De acuerdo a la Ley 5162/2014 del C贸digo de Ejecuci贸n Penal, en su art铆culo 131, los internos que no gocen de salidas transitorias para afianzar y mejorar los lazos familiares 鈥減odr谩n recibir la visita 铆ntima de su c贸nyuge o conviviente en la forma que determinen los reglamentos鈥. El Mecanismo Nacional de Prevenci贸n de la Tortura recomend贸 al Ministerio de Justicia que implemente el reglamento del 2012 de visitas 铆ntimas para personas privadas de libertad sin discriminaciones por orientaci贸n sexual.

鈥淣o se trata solo de una situaci贸n de libertad sino tambi茅n de muchos derechos humanos. Los hacinamientos, las torturas, los malos tratos son comunes, en general, si a eso se le suma la orientaci贸n sexual y la identidad de g茅nero es un factor interseccional de discriminaci贸n agravada鈥, refiere el MNP en el documento que trabajaron en conjunto con otras organizaciones defensoras de Derechos Humanos como Panamb铆, Aireana, Akahata y Global Initiatives.

鈥淓n el 2012 se cambi贸 el reglamento de visitas 铆ntimas, y el reglamento actual vigente no distingue ni g茅nero ni sexo de la persona visitante pero este gobierno y el anterior lo que hacen es hacerse los 帽embotavy (tontos, en guaran铆). Empiezan a sacar cosas de la prehistoria, como esta ley del 70 y no quieren aplicar una normativa que existe. Este es el ejemplo de que no todo lo que es normativa se cumple y de lo lejos que estamos de conseguir esa legitimidad鈥, opina Rosa Posa.

Gracias a Chana y sus compa帽eras, pioneras de la lucha por el derecho a las visitas 铆ntimas para las lesbianas en los 90鈥 junto con varias compa帽eras del penal. 鈥淗oy celebramos que lesbianas se atrevieron a identificarse como tales, reclamar sus derechos a las autoridades, sucedi贸 a帽os antes de que empezara a existir el movimiento LGTBI organizado, por eso celebramos que existimos en la historia, que la lesbiandad es parte de la historia del Paraguay鈥, celebra Aireana.


Fuente: https://agenciapresentes.org/2021/09/16/chana-coronel-la-lesbiana-que-lucho-por-las-visitas-intimas-en-las-carceles-paraguayas/




Fuente: Argentina.indymedia.org