July 9, 2021
De parte de Pozol
137 puntos de vista


9 julio 2021

M de R / Diario de Chiapas

Luego de más de un año en búsqueda de justicia, el caso de Jade Guadalupe Yuing Gómez, de 13 años de edad, podría estar cerca de esclarecerse, luego de que este jueves, peritos provenientes de la Ciudad de México arribaran a Chiapas para exhumar los restos y sean trasladados para su estudio y comprobar si se trató de un homicidio o suicidio.

Este es el primer caso en Chiapas en donde realizan la exhumación de restos, ordenados por un Tribunal, donde la familia ha agotado hasta el último recurso legal para lograr justicia por su hija.

Jade Guadalupe fue hallada sin vida al interior del Instituto del Deporte (Indeporte) en la capital chiapaneca el 14 de enero de 2020. A sus padres les dijeron que su hija, deportista de judo, se había suicidado.

Según reporta Sinfuero, desde entonces la familia ha vivido un calvario debido a la cantidad de irregularidades que hubo en el caso, y que autoridades en Chiapas, simplemente dieron carpetazo argumentando un suicidio sin mayor investigación.

LAS INCONSISTENCIAS

Adriana Gómez, mamá de la menor en ese entonces, declaró que fue alrededor de la 1 de la tarde de ese 14 de enero, cuando recibió la llamada de parte de un compañero de Jade, si sabía que le había ocurrido a su hija, sin darle mayor información, por lo que ella preocupada pidió al papá de la menor, Ángel Yuing, que acudiera a ver qué ocurría ya que laboraba cerca del Indeporte.

Desde ese momento se toparon con malos tratos de parte del personal de dicha institución, al grado que ni el propio entrenador Luis Olmos lo recibió y el acceso al lugar de los hechos le fue restringido.

En el sitio no encontraron policías ni paramédicos, sin embargo, el cuerpo ya había sido movido del área donde presuntamente había ocurrido el deceso de Jade. Entre las pruebas que la familia logró obtener era que de acuerdo con un dictamen médico la menor había fallecido desde las 8 de la mañana y a ellos les informaron después del mediodía. Además, aseguraban que el cuerpo presentaba hematomas en las manos.

“Una de ellas es que, de acuerdo con la autopsia, Jade falleció temprano y eso quiere decir que si se colgó, pasó mucho tiempo sin que llamaran a algún servicio de emergencias. Todavía cuando llegó su papá, a las dos de la tarde, en la escuela no había nadie, ningún policía ni paramédico”, expresó Adriana en entrevista a medios de comunicación en ese entonces.

Otro de los indicios es la existencia de una carta póstuma, cuya existencia está en duda pues nunca se la mostraron ni en fotos, encontrada después de la muerte de Jade y a una distancia de 30 metros de donde se encontró el cuerpo, en la que se menciona que Jade había escrito los motivos por las que se había quitado la vida.

Asimismo, solicitaron la destitución de Tania Valeria Robles Velázquez, directora del Instituto del Deporte del Estado de Chiapas, por la muerte de Jade, sin embargo, nada ha pasado al respecto, el Indeporte funciona como si nada hubiera pasado.

Servicios Periciales le dijo a la familia que el caso se debía de investigar con protocolo de feminicidio, pero hasta ahora no lo han hecho y al contrario, la Fiscalía ha culpado a la familia, en particular al papá de Jade, por problemas familiares, con la intención de cerrar el asunto.

Cabe señalar que los familiares tenían conocimiento del acoso del que era víctima Jade y desde diciembre de 2019, ella le había dicho a su mamá que ya no quería regresar al Instituto del Deporte porque era agredida por algunos de sus compañeros, pero sus papás le pidieron que aguantara un poco y que pronto la cambiarían de escuela; por ello, para la familia tanto autoridades como compañeros de su hija, tienen algo que ver en lo ocurrido.

TOCARON PUERTAS PARA LOGRAR EXHUMAR EL CADAVER

Sin embargo, desde el día de la tragedia, la familia ha luchado y tocado puertas en instancias federales para que su clamor de justicia sea escuchado; por medio de una carta solicitaron a Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación la colaboración para que, la carpeta de investigación con el número 0052 101 0101 2020, sea turnada a la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio y a nivel federal.

Es así como este jueves personal pericial proveniente de la Ciudad de México llegó a territorio chiapaneco para exhumar los restos y trasladarlos para su análisis en lo que parece por fin para la familia Yuing Gómez el último recurso para hacer justicia a Jade y puedan fincar responsabilidades a quienes estuvieron involucrados en el caso.




Fuente: Pozol.org