September 29, 2021
De parte de ANRed
148 puntos de vista


Ex agente DINA Adriana Rivas

Mediante una carta dirigida al Gobierno de Australia cifrada el pasado 17 de septiembre de 2021, un grupo de miembros de la comunidad chilena en ese pa铆s dieron cuenta de su preocupaci贸n en materia de derechos humanos a causa de la publicaci贸n por el Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, Estados Unidos, de registros del Gobierno australiano recientemente desclasificados que confirman la participaci贸n de agentes del Servicio Secreto de Inteligencia Australiano, ASIS, en Santiago de Chile, desde 1971 hasta aparentemente principios de 1974. Esto quiere decir, durante el Gobierno popular de Salvador Allende, y despu茅s del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, en la g茅nesis de la criminal Direcci贸n de Inteligencia Nacional, DINA, la polic铆a pol铆tica de la tiran铆a de Pinochet, comandada por el militar 鈥淢amo鈥 Manuel Contreras. Por Andr茅s Figueroa Cornejo


Al respecto, el periodista independiente chileno-australiano Rodrigo Acu帽a (*) afirm贸 que, 鈥渆n junio del 2021 el Gobierno de Australia confirm贸 oficialmente que el Servicio Secreto de Inteligencia Australiano (ASIS) trabaj贸 con la Agencia Central de Inteligencia (CIA). En 1977 el ex primer ministro Laborista de Australia Geogh Whitlam revel贸 al parlamento que, 鈥淪e ha escrito, y no puedo negarlo, que cuando mi Gobierno asumi贸 el cargo, el personal de inteligencia australiano estaba obrando como representantes de la CIA para desestabilizar al Gobierno de Chile鈥. Eso ocurri贸 en el marco de una investigaci贸n parlamentaria sobre las actividades de los servicios de inteligencia en Australia y desde entonces algunos periodistas serios han tratado de investigar el caso, pero han sido amenazados a trav茅s del sistema judicial por el Gobierno australiano鈥.

El Pacto de Adriana

-En ese sentido, existe una tr谩gica coincidencia con el caso de Adriana Rivas, quien fue la secretaria personal de 鈥淢amo鈥 Contreras cuando el responsable directo de cr铆menes de lesa humanidad conduc铆a la DINA de la dictadura. Ella recibi贸 asilo y refugio del Estado de Australia. Y actualmente est谩 en proceso su eventual extradici贸n a Chile.

Adriana Rivas, tambi茅n conocida por su sobrenombre de 鈥榣a Chany鈥, fue arrestada por la polic铆a en Sydney, Australia, en febrero de 2019. En el 2013, Rivas le dio una entrevista a la periodista Florencia Melgar del canal estatal SBS donde admiti贸 que hab铆a trabajado con la DINA y que hab铆a sido secretaria personal de Manuel Contreras, su m谩xima autoridad entre 1973-1977. Mientras ella declar贸 que su labor se limitaba a usar sus capacidades como traductora y secretaria, tambi茅n coment贸 que la tortura era la 煤nica manera de quebrar a las personas: 鈥渄e la misma manera que lo hicieron los nazis, era necesario鈥. De acuerdo a su filosof铆a, 鈥渆s la 煤nica manera de romper a la gente鈥.

Justificando el r茅gimen fascista del dictador Augusto Pinochet, sus comentarios provocaron muchas quejas en un sector de la comunidad chilena-australiana, la cual se moviliz贸 y reuni贸 firmas para que fuera arrestada ya que se hab铆a fugado de Chile donde ya hab铆a sido detenida y estaba esperando ir a los tribunales por el secuestro y desaparici贸n de siete miembros del Partido Comunista, incluyendo a Reinalda Pereira, una joven embarazada de cinco meses.

Eventualmente se reunieron m谩s de 600 firmas en contra de Rivas, incluyendo a la gente que viv铆a en su suburbio, miembros de su club de f煤tbol y hasta un ex esposo de ella. Despu茅s, algunos miembros del Parlamento de Australia emitieron declaraciones para que las autoridades de Australia colaboraran con la orden de arresto internacional de Rivas por la Interpol. Tambi茅n, durante esta 茅poca ac谩 se exhibi贸 una pel铆cula sobre ella titulada 鈥El Pacto de Adriana鈥 (2017) que fue hecha por Lissette Orozco, una sobrina de Rivas en Chile. Intentando dar a conocer la verdad de su t铆a a la que ella hab铆a admirado mucho, Orozco realiz贸 un excelente trabajo de investigaci贸n para demostrar que su familiar hab铆a sido una agente de la polic铆a pol铆tica de Pinochet durante los inicios y m谩s duros a帽os de la dictadura, adem谩s de una de las peores torturadoras de la DINA.

-驴Qu茅 ocurre hoy con Adriana Rivas?

Actualmente est谩 en una c谩rcel de mujeres en Sydney, Australia. Ya ha perdido dos apelaciones para no ser extraditada a Chile y su caso est谩 alojado en la Corte Federal de Australia. Para una persona que resid铆a en una vivienda p煤blica del Gobierno, y supuestamente trabajaba como ni帽era, es bastante inusual en t茅rminos econ贸micos que pueda defenderse legalmente a ese nivel.

-驴Pueden existir otros ex miembros de la DINA, CNI o militares viviendo en Australia y que cometieron cr铆menes durante la tiran铆a pinochetista?

No me sorprender铆a para nada. Por  muchos a帽os los servicios de inteligencia de Australia han trabajado con sus organizaciones equivalentes de los EE.UU. porque Australia es parte de la alianza 鈥楩ive Eyes鈥 (Cinco Ojos), entidad creada despu茅s de la Segunda Guerra Mundial. Esta alianza est谩 compuesta por los EE.UU., Gran Breta帽a, Canad谩, Nueva Zelanda y Australia. Basado en eso, cuando los EE.UU. han colaborado con los servicios de inteligencia de otros pa铆ses, en este caso con la dictadura militar en Chile, los aliados de Washington han terminado tomando una postura similar.

-驴Y es posible que a la inteligencia australiana se le 芦haya colado禄 el 鈥減rontuario鈥 de Adriana Rivas?

Yo no acepto para nada que los servicios de inteligencia de Australia desconocieran qui茅n era Adriana Rivas antes de entrar a Australia. Si no lo sab铆an, ser铆an unos incompetentes y dudo que lo sean. La que s铆 manifest贸 una incompetencia fue la propia Rivas al ofrecer una entrevista tan reveladora, y que la muestra muy prepotente, como protegida por la impunidad, con el resto de la comunidad chilena en Australia. Se ve que se consideraba intocable y tal vez por mucho tiempo lo fue. En el caso de otras y otros individuos como Rivas, sospecho que fueron m谩s h谩biles y, por tanto, hace a帽os que han cambiado sus nombres y creado nuevas identidades.

La prestaci贸n de servicios de la inteligencia australiana a la CIA

-Conocemos la Escuela Francesa originada en las fuerzas coloniales galas contra el Frente de Liberaci贸n Nacional de Argelia, y su impacto determinante en Estados Unidos, Brasil y en la fatal Operaci贸n C贸ndor en las dictaduras que asolaron a Latinoam茅rica entre los 50 y 70 del siglo XX, bajo la entonces nueva doctrina del enemigo interno. Sin embargo, la participaci贸n de la inteligencia de Australia es una grav铆sima novedad. 驴A qu茅 se deber铆a el involucramiento del Estado de Australia en el gobierno de Salvador Allende y luego en los a帽os m谩s duros de la tiran铆a pinochetista?

De acuerdo al periodista de investigaci贸n norteamericano Seymour Hersh, que denunci贸 la masacre de My Lai en Vietnam en 1969, los servicios de inteligencia de Allende ten铆an a la CIA en Chile muy bien vigilada, al punto que afect贸 la capacidad de hacer su trabajo eficientemente. Basado en eso, la misma CIA le pidi贸 al ministro de Relaciones Exteriores de Australia el env铆o de agentes de ASIS a Chile. Aparentemente, ni el director ni el subdirector del mismo ASIS estaban muy entusiasmados con la idea, y hasta declararon en un informe que Chile y el Gobierno de Allende no se presentaban como una amenaza para los intereses australianos. Pero siendo el Gobierno de Australia una buena mascota de Washington, Canberra acept贸 el pedido estadounidense y mand贸 a sus agentes.

-驴C贸mo se desarroll贸 la desclasificaci贸n de los expedientes que implican al Estado australiano con la Unidad Popular y luego con la dictadura militar en Chile?

La desclasificaci贸n de los archivos sobre la ASIS se logr贸 gracias al profesor Clinton Fernandes de la Universidad de Nueva Gales del Sur. 脡l es un ex militar australiano (ninguna relaci贸n con Am茅rica Latina por su apellido) que trabaj贸 en inteligencia. Aproximadamente 20 a帽os atr谩s fue acusado de revelar informaci贸n sensible del 谩mbito militar de Australia y East Timor. En ese momento, Australia apoyaba un r茅gimen militar en Indonesia mientras el pueblo de East Timor luchaba por su independencia. Fernandes fue disciplinado por el ej茅rcito y eventualmente, cuando no se pudo comprobar que fue 茅l quien revel贸 la informaci贸n, se retir贸 de las fuerzas armadas e ingres贸 al mundo acad茅mico. Desde entonces ha escrito varios libros muy valiosos sobre la pol铆tica exterior de Australia, y ha denunciado c贸mo este pa铆s no solo es un aliado de los EE.UU., sino que tambi茅n tiene su peque帽o imperio en esta parte del mundo.

Dentro de sus investigaciones, en b煤squeda de las actividades del diplom谩tico australiano No毛l Deschamps, Fernandes pidi贸 los archivos de Australia en Chile. Deschamps fue el representante m谩ximo de Australia en Chile durante el Gobierno de Allende. De acuerdo a Fernandes, Australia y ASIS probablemente estuvieron seriamente involucrados en el golpe de Estado en Chile en 1973 y en el de Camboya en 1970.

-驴Qu茅 busca el grupo humano de chilenos en Australia que suscriben la carta del 17 de septiembre 煤ltimo?

La iniciativa fue tomada por la abogada Adriana Navarro que tambi茅n es activista de derechos humanos, y por m铆. Una vez que escribimos la carta abierta fue r谩pidamente apoyada por 70 chileno-australianos. En la carta declaramos que somos una peque帽a muestra de muchos chilenos que vivimos en Australia y que fuimos perseguidos por la dictadura. Por ahora, solicitamos una disculpa oficial del Gobierno de Australia por haber trabajado con la CIA y colaborado con la creaci贸n de las condiciones para el golpe militar del 11 de septiembre de 1973. Asimismo, pedimos la desclasificaci贸n de todos los archivos del Gobierno de Australia en relaci贸n a las actividades de ASIS en Chile. Este proceso ser谩 muy extenso, pero como v铆ctimas de una brutal dictadura, carecer铆amos de dignidad si no lo hici茅ramos.

(*) El entrevistado Rodrigo Acu帽a es un periodista independiente que escribe sobre pol铆tica latinoamericana y locutor de Indestructible Podcast de Alborada. Tiene un doctorado de la Universidad de Macquarie, Sydney, Australia. Puedes seguirlo en Twitter en @rodrigoac7.





Fuente: Anred.org