October 20, 2022
De parte de Lobo Suelto
56 puntos de vista

Como sustrato antiguo, r铆gido e inamovible, la colonialidad nos clasifica,

y dibuja horizontes 煤nicos, universales, totalizadores.

Pero el poder de la repetici贸n, como gotita de agua en la roca, erosiona, moldea y fractura.

La memoria de los cuerpos humanos, animales y vegetales, se cuela en cada intersticio donde se pueda desplegar la vida.

El horror y el despojo de siglos no solo subyuga,

tambi茅n hace reconocer amistades, y elaborar estrategias de sobrevivencia y resistencia.

En Chile el Estado son los pacos,

balas en los ojos,

lacrim贸gena en los pulmones,

violaciones en las comisar铆as.

El Estado son los bancos, 

garant铆a de impunidad empresarial.

Asesinatos, saqueos, robos y apropiaciones, que se perdonan al rico, 

se exhiben con pedagog铆a aleccionadora ante el pobre.

Chile es cuerpo-tierra ind贸mita, 

explota como volc谩n, 

se sacude como terremoto, 

se emborracha y quiere borrar su tristeza, 

cual tsunami borra ciudades costeras.

Chile es negaci贸n absoluta a cualquier pol铆tica de representaci贸n.

Vota y desnuda a todos sus gobernantes.

Cuando sale a la calle, quema y saquea.

Cuando va a las urnas, escupe.

Odio visceral a los de arriba,

desconfianza absoluta a quienes se enuncian como vanguardia, cabeza de proceso,

o tienen el micr贸fono colgado al cuello como crucifijo.

Ridiculizaci贸n a cualquier ficci贸n grandilocuente.

No hay m谩s verdad que la realidad material y concreta que habitan los cuerpos endeudados, 

enfermos, 

cansados,

explotados,

rabiosos de tanta exhibici贸n de impunidad.

Cuerpos diestros en la econom铆a de mercado y la auto empresarialidad,

expertos en la evasi贸n al Estado y la mentira astuta ante la burocracia.

Cuerpos siempre dispuestos a la auto organizaci贸n, callejera y asamblearia,

para organizar la olla com煤n,

o garantizar colectivamente alg煤n cuidado en medio de la cat谩strofe.

No hay futuro que encante dentro de los imaginarios impuestos desde ideolog铆as quebradas.

Pero est谩 presente siempre la ternura del encuentro,

la satisfacci贸n en lo ef铆mero, 

la contentura de las zapatillas nuevas y la tele de 52 pulgadas,

el orgullo de conectarse ilegalmente a la empresa el茅ctrica y no pagar la micro,

el 茅xtasis de colarse sin pagar al concierto de Daddy Yankee,

la tranquilidad de llegar con la moneda para tener agua caliente en el invierno.

Chile es mestizo y destituyente, no cree en nadie ni en nada. 

Solo hay cuerpos neoliberales haciendo implosionar las promesas de la democracia burguesa.

Intuye que su cara es de indio, 

le gusta m谩s como lo muestran las publicidades, 

y habita ya c贸modo su identidad ciudadano/cliente.

Chile saquea y quema, porque es espejo sucio y vengativo de la clase empresarial,

se emborracha y llora, porque no aguanta tanto dolor.

Chile sobrevive con estrategias invisibles a los ojos coloniales,

sabe que los animales son sus verdaderos amigos, tibieza y protecci贸n mutua.

Sabe que la reconstrucci贸n de la ciudad es un negocio鈥 sabe que todo es negocio.

Ante la descomposici贸n, desborde y violencia.  

Ante la mirada de desprecio, apropiaci贸n del insulto

para infundir miedo y desconcierto a la clase pol铆tica.

Persevera la memoria espiritual de un pueblo

que ha vivido siempre en condiciones miserables y humillantes.

La memoria viene como impulso incontrolable,

la voz sale con vida propia,

y no se puede decir PACO, sin decir CULIAO 

  • 隆PACOS CULIAOS! 
  • 隆PACO PERKIN, D脡JATE DE DEFENDER WEONES!

La bandera chilena cobra significado dependiendo de la circunstancia: 

hay bandera del APRUEBO saliendo de un ano travesti,

hay bandera negra,

hay bandera baleada. 

La bandera es un trapo que sirve para cualquier cosa.

No hay pol铆tico confiable,

solo tratados de libre comercio, 

acuerdos a puertas cerradas, 

complejo de superioridad y choreo.

A Chile lo pueden usar para experimentos sociol贸gicos, 

para vanidosas elucubraciones y teor铆as,

pero todo lo revienta. 

Solo canciones, carteles an贸nimos y graffitis son su voz leg铆tima.

Chistes homof贸bicos, racistas y el robo hormiga le hacen re铆r.

Chile es transparente, como sus l谩grimas,

de furiosas reacciones, como sus terremotos.

Siempre dispuesto a desilusionar a cualquier inocente

que deposite en 茅l,

la soberbia de convertirlo en ejemplo.




Fuente: Lobosuelto.com