October 19, 2020
De parte de Desde Dentro
141 puntos de vista


Ximena Soza

18-07-2020

Siendo las tres de la madrugada en Chile continental, comienzo a escribir estas letras sin saber si ser谩n publicadas antes de recibir una noticia tr谩gica acerca de la vida del machi Celestino C贸rdova, quien a 74 d铆as de huelga de hambre ha sido trasladado al hospital de Imperial debido a su grave estado de salud.

Las escribo estando aun a tiempo, porque el coraz贸n del machi aun late, lento, pero late.A tiempo de que podamos hacer algo para interceder por 茅l ante un gobierno que nuevamente ha dejado en evidencia su indolencia, su falta de voluntad pol铆tica, su racismo y su sistem谩tica violaci贸n a los derechos humanos.

El coraz贸n del machi late ahora 43 pulsaciones por minuto, el domingo pasado lat铆a 50 pulsaciones por minuto, es decir, cada d铆a que pasa su coraz贸n se apaga.

El coraz贸n de un adulto promedio late entre 60 y 100 pulsaciones por minuto, el estado de salud del machi es de extrema gravedad. Su cuerpo ya tiene secuelas de la huelga de hambre en la que estuvo en el a帽o 2018, cuando exig铆a volver a su rewe o lugar sagrado.

La medica de confianza del machi, Dra Leonor Olate ha se帽alado que el machi ha presentado sangramientos internos y que se encuentra con riesgo vital inminente. Las consecuencias de salud en el caso de huelgas de hambre prolongadas pueden ser da帽os permanentes.

Con el deterioro del funcionamiento de 贸rganos vitales, tales como el h铆gado, el p谩ncreas y los ri帽ones, se pueden desarrollar enfermedades cr贸nicas. Las personas en estas circunstancias presentan problemas neurol贸gicos ya que la falta de az煤car produce un da帽o a nivel del tejido neuronal. Los huelguistas pueden desarrollar hipocalemia por la falta de potasioe hipoglucemia, adem谩s de una baja de prote铆nas y vitaminas y un deterioro a nivel 贸seo.

El Machi Celestino, a pesar de su grave estado de salud y su deterioro previo insiste en su huelga de hambre y advierte que la pr贸xima semana extremar铆a las medidas de su huelga, pasando de un ayuno l铆quido a un ayuno seco.

El machi declar贸 en las 煤ltimas horas:

鈥淎sumimos esta huelga de hambre por nuestra creencia espiritual, por la vida, por la salud, por nuestra tierra, por nuestro territorio, por nuestra madre naturaleza y la conservaci贸n de esta, por la lealtad a nuestros antepasados, por la libertad y la dignidad de todas nuestras generaciones.De mi parte, desde la c谩rcel continuar茅 resistiendo, asumiendo toda consecuencia que puede significar, si llegase a extenderse dicho sacrificio, porque es parte del cumplimiento del mandato espiritual y parte del servicio espiritual de la vida de Machi鈥.

El machi est谩 dispuesto a morir e incluso ha enviado un mensaje a su pueblo y al estado en caso de su muerte:

鈥淓n un posible fallecimiento le pido a mi pueblo naci贸n mapuche, a no bajar la guardia a luchar hasta hacer que el Estado chileno se coloque a la disponibilidad de devolver nuestro territorio ancestral mapuche, los recursos naturales vuelvan a todos sus habitantes que hoy muchos de ellas y ellos se encuentran privadas y privados de libertad por parte del Estado chileno, provoc谩ndoles mayores da帽os y perjuicios en el 谩mbito espiritual, personal y socioecon贸mico禄.

El longko Alberto Curamil dijo en una entrevista que los mapuche pon铆an el cuerpo para llevar su mensaje, en el caso del machi y los otros presos pol铆ticos en huelga de hambre ellos est谩n poniendo su cuerpo, su vida y su esp铆ritu en la l铆nea para ser escuchados.

La petici贸n del machi, de los 8 presos pol铆ticos de Angol y los 11 presos pol铆ticos de Lebu es que se respete su derecho consuetudinario, nada m谩s y nada menos.

El convenio 169 de la organizaci贸n internacional del trabajo OIT, adoptado en Ginebra en 1989, dice claramente que los pueblos ind铆genas tienen derecho a vivir de acuerdo con sus creencias y costumbres.

El art铆culo 9 en su primer p谩rrafo dice: 鈥渆n la medida en que ello sea compatible con el sistema jur铆dico nacional y con los derechos humanos internacionalmente reconocidos, deber谩n respetarse los m茅todos a los que los pueblos interesados recurren tradicionalmente para la represi贸n de los delitos cometidos por sus miembros鈥 y el art铆culo 10, en sus p谩rrafos 1 y 2 declaran que 鈥渃uando se impongan sanciones penales previstas por la legislaci贸n general a miembros de dichos pueblos deber谩n tenerse en cuenta sus caracter铆sticas econ贸micas, sociales y culturales鈥 y que 鈥渄eber谩 darse la preferencia a tipos de sanci贸n distintos del encarcelamiento鈥, por lo cual, los presos pol铆ticos mapuche est谩n en todo su derecho de cumplir sus penas en sus comunidades.

En el contexto de la pandemia muchas personas privadas de libertad han recibido un cambio de las medidas cautelares, pudiendo estos cumplir sus condenas o esperar sus juicios bajo arresto domiciliarioninguna de esas personas ha sido mapuche. Incluso violadores de derechos humanos acusados de cometer crimines de lesa humanidad han sido enviados a sus casas, pero presos mapuche a los que ni siquiera se les ha establecido una condena est谩n en la c谩rcel en situaciones de salubridad precaria, hacinamiento y expuestos al virus Covid 19.

Ser machi y estar privado de libertad es un castigo que no solo castiga al imputado, sino que a toda su comunidad, porque sin el machi la comunidad se ve privada de la celebraci贸n de rituales, la entrega de medicina y de visi贸n de su l铆der espiritual.

El encarcelamiento del machi trasgrede el derecho consuetudinario de un hombre y de un pueblo a que sea respetada su religiosidad, sus s铆mbolos y sus lugares sagrados. Da la se帽al de que las creencias y los roles de las comunidades mapuche no son importantes y pueden ser restringidos y vulnerados.

En estas semanas se han presentado nuevos casos de miembros de comunidades mapuche siendo detenidos arbitrariamente en sus comunidades, comunidades mapuche siendo fuertemente intervenidas por fuerzas especiales de la polic铆a, marchas pac铆ficas en apoyo a los presos pol铆ticos mapuche siendo reprimidas, mujeres mapuche siendo llevadas a la c谩rcel y hombres mapuche siendo brutalmente golpeados.

Es dif铆cil anticipar cuanta hambre, cuanto desgaste, cuantas muertes y cuantas detenciones tendr谩 que sobrevivir el pueblo mapuche antes de que logre tener la libre determinaci贸n que por derecho le corresponde seg煤n lo acordado el tratado de Trapihue firmado en 1825 que los identifica como naci贸n.

La vocer铆a del machi, as铆 como las organizaciones sociales hacen un llamado a organizarse de todas las maneras posibles en solidaridad con el machi, los presos pol铆ticos mapuche y el pueblo-naci贸n mapuche.

Siendo las tres de la tarde en Chile continental termino de editar estas palabras ante la noticia de que el machi Celestino C贸rdova se encuentra estable, pero s茅 que eso no ser谩 as铆 por mucho tiempo si es que la huelga de hambre continua, si es que la huelga se transforma en una instancia de protesta tan extrema como la huelga seca, si es que el coraz贸n del machi sigue bajando la frecuencia de su latido, si es que el Estado chileno se sigue negando a seguir el convenio al que se ha subscrito, si es que la comunidad internacional no apela a la presi贸n que puedan ejercer sus l铆deres y si es que el gobierno de Sebasti谩n Pi帽era no hace nada, lo que en este caso es hacer, hacer lo mismo que hasta ahora; demostrar que en su gobierno las vidas mapuche no importan.

Red Digital




Fuente: Desdedentro.noblogs.org