June 10, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
399 puntos de vista


La ciudad de Manbij, en el norte de Siria, ha sido testigo recientemente de manifestaciones reclamando una mejora en el nivel de vida y en los servicios. En este marco, se produjeron disturbios, que fueron denunciados por las autoridades del autogobierno como intentos de desestabilidad la zona.

Al respecto, Salah Ismael, notable del clan Salman de las provincia de Deir Ezzor, describió lo sucedido como una injerencia de células y los servicios de inteligencia de estados regionales que intentan de explotar las demandas del pueblo y convertirlos en caos para socavar la seguridad y la estabilidad que Manbij ha experimentado desde su liberación de las manos de los mercenarios de ISIS por parte de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS).

“Pedimos a todo el pueblo de Manbij que no se deje arrastrar por esos esfuerzos destinados a quebrantar la voluntad de los pueblos que hoy viven en libertad y dignidad”, remarcó Ismael.

A su vez, llamó a los notables y jeques de los clanes Manbij y al pueblo a movilizarse en contra de los ocupantes y liberaran su tierra de la injerencia. Al mismo tiempo, convocó a respaldar a la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES), para alcanzar la seguridad y estabilidad de su ciudad y en toda la región.

“Apoyémonos en ellos y afirmemos que nosotros, como pueblos y clanes de la región, estamos en la misma trinchera contra los ocupantes y colonizadores –afirmó-. Apoyaremos a nuestra Administración y a nuestras fuerzas para que nos defienden en todas sus formas para preservar la libertad, la paz y la fraternidad de los pueblos que nuestras regiones han disfrutado durante muchos años”.

Por su parte, el Consejo de las Familias de los Mártires en la región oriental de Deir Ezzor publicó una declaración en el que llamó a que los pueblos de la región “no se dejen llevar por la sedición y las trampas, en un momento en que podemos resolver todos nuestros problemas sobre la base del principio del diálogo y la discusión, pero lejos de la violencia”.

El Consejo también ofreció “condolencias a nuestra gente en Manbij que perdió a sus hijos e hijas como resultado de esta lucha, deseando una pronta recuperación para los heridos”.

En el comunicado denunciaron “este acto criminal, que se inscribe en los conocidos métodos del régimen y sus agentes, y la ocupación turca que acecha a toda la región”.

Además, recordaron que la ciudad de Manbij “sigue siendo el mayor ejemplo de coexistencia entre todos los pueblos sirios”, y rememoraron a “aquellos mártires que sacrificaron sus vidas por nosotros para vivir con orgullo y dignidad”.

El 3 de junio pasado, el Consejo Ejecutivo en Manbij lamentó lo ocurrido en la ciudad y aseveró que como autogobierno “asumimos nuestra responsabilidad moral y humanitaria hacia nuestro pueblo herido, y emprendemos todas las medidas médicas necesarias, y asumimos obligaciones y los costos financieros del tratamiento”.

Dos días antes, los clanes y jeques de Manbij publicaron una carta en la que explicaron que “vivimos en este período crucial de la historia de inestabilidad de Siria. Estamos en áreas de la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria en general, y en la ciudad de Manbij y su campo en particular. Encarnamos los más altos grados de democracia, convivencia y hermandad de los pueblos”.

En el texto recordaron que el lunes 31 de mayo, “hubo manifestaciones pacíficas para expresar nuestra democracia en el norte y este de Siria con el fin de exigir algunos pedidos correctos, pero los instigadores y matones han explotado la situación para sembrar el caos, la discordia y la inestabilidad en la ciudad de Manbij”.

“Los manifestantes habían ejercido su derecho a mantener las leyes y reglamentos vigentes en el norte y este de Siria, pero los instigadores extendieron el caos, lo que resultó en un enfrentamiento que mató a uno de nuestros jóvenes e hirió a otros”, alertaron.

Luego de una reunión entre las autoridades y los clanes de la región, “se han examinado todas las demandas de los manifestantes. Todas las propuestas se han puesto en marcha para satisfacer estas demandas en interés de todos los ciudadanos al tratar de evitar que los instigadores y las almas débiles logren sus agendas destinadas a lograr la estabilidad y desestabilizar la seguridad en el norte y este de Siria”, indicaron.

FUENTE: ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org