March 2, 2023
De parte de CNT Aragon-rioja
887 puntos de vista

En el XII Congreso de la CNT celebrado el pasado diciembre en Canovelles se acord贸, como una de las finalidades de la Confederaci贸n, la erradicaci贸n de la prostituci贸n no consider谩ndose un trabajo m谩s para el cual obtener mejoras. Esto nos afianza un paso m谩s en nuestros objetivos de luchar contra la problem谩tica que sufre la mujer de clase obrera en esta sociedad patriarcal.   

Desde CNT Zaragoza queremos reivindicar dicho acuerdo en la jornada de lucha del 8M, D铆a de la Mujer Trabajadora, por nuestra dignidad como mujeres y trabajadoras:    

鈥淗ay tres formas de subsistencia hist贸ricamente atravesadas por el g茅nero: el matrimonio, el trabajo del hogar y la prostituci贸n. Las tres tienen sus ra铆ces en el patriarcado, en las mujeres entendidas como propiedad privada de los hombres, y han ido evolucionando de distintas maneras dependiendo de otros factores como la clase o la etnia. Como feministas tenemos clara la necesidad de abolir el matrimonio como medio de vida; entendemos tambi茅n que las tareas del hogar deben estar repartidas entre g茅neros y que los cuidados deben darse en condiciones laborales 贸ptimas. Aunque puede haber matices y debate, ni la postura sobre el matrimonio ni sobre el trabajo del hogar y los cuidados suscitan tanto debate ni enfrentamiento como la de la prostituci贸n.  

Dec铆amos al principio que ha habido tres formas de subsistencia hist贸ricamente atravesadas por el g茅nero. Unos medios de subsistencia en el que el salario no siempre est谩 claro, por lo que tampoco est谩 claro en qu茅 medida son trabajos. En muchos casos, en vez de salario o como complemento se perciben, por ejemplo, la comida, la casa, etc.         

La prostituci贸n constituye un medio de vida que, desde el sindicato, se pretende erradicar. No se considera un trabajo para el que conseguir mejoras.        

Como parte de una estrategia de feministas de clase de la CNT, tomamos una serie de medidas sociales que faciliten esta transici贸n:

  • Como sindicato podemos exigir a las instituciones una serie de medidas sociales para acabar con ella. Por ejemplo:  

Exigir a las instituciones dedicadas a reinsertar a las mujeres que han sido v铆ctimas de trata que dejen de ser asistenciales, patriarcales y moralistas. Estas instituciones son financiadas con dinero p煤blico. Necesitan m谩s fondos y mejor gesti贸n.  

  • Tambi茅n es imprescindible, tanto para quienes han salido de las redes de trata como para quienes ejerzan la prostituci贸n y quieran dejarla, promover que los trabajos que se les ofrecen como alternativa tengan mejores condiciones, as铆 como que no sean siempre trabajos altamente feminizados. Por ejemplo, una alternativa que se propone desde las instituciones son los trabajos de cuidados como el de atenci贸n a domicilio, cuyas condiciones laborales son indignas. Promover mejores condiciones salariales en estos trabajos y m谩s facilidades de acceso a los mismos para las mujeres que quieran dejar la prostituci贸n deber铆an ser prioridad como sindicato. Exigimos al ministerio de trabajo un plan de reinserci贸n sociolaboral a la altura, con facilidades, financiaci贸n y ofertas de trabajo dignas.  

    En cuanto a las mujeres que ejercen por cuenta propia, entendemos que son una minor铆a y, por tanto, no el grueso del problema. Las mujeres trans en situaciones m谩s precarias tambi茅n se encuentran en muchos casos asociadas a esta forma de explotaci贸n. Partimos siempre del di谩logo y la escucha, pero en ning煤n caso podemos apoyar medidas que favorezcan a proxenetas y explotadores:   

  • La prioridad es acabar con las condiciones que fuerzan a muchas mujeres a ejercer la prostituci贸n y que facilitan, tambi茅n, que otros las exploten o esclavicen. En este segundo sentido, un pilar es la abolici贸n de la ley de extranjer铆a, imprescindible para acabar con la prostituci贸n, dado que muchas mujeres acceden a entrar en redes de trata para poder migrar a pesar de no tener papeles o se ven abocadas a vivir de la prostituci贸n al no poder acceder a otros trabajos. Adem谩s, tanto si las mujeres est谩n en una red como si trabajan por cuenta propia, estar en situaci贸n irregular sirve de amenaza continua por parte de las fuerzas policiales.            
  • Exigimos tambi茅n la derogaci贸n de la ley mordaza que facilita la criminalizaci贸n de las prostitutas que ejercen en la calle.    
  • Como anarcofeministas debemos contribuir a la no estigmatizaci贸n de las prostitutas, para acabar, en la medida de lo posible, con el miedo a la denuncia debido al rechazo social. El combate contra la estigmatizaci贸n comienza por escucharnos unas a otras.   
  • Entendemos tambi茅n que, incluso en las condiciones laborales m谩s 贸ptimas, 茅sta no deber铆a ser una forma de vida en un sistema patriarcal, puesto que son en su mayor铆a hombres quienes consumen otros cuerpos y, en su mayor铆a, mujeres-y ni帽as- las que los ofrecen.
  • En este sentido, no aceptamos que los puteros sean simples consumidores de un servicio m谩s. El consumo de prostituci贸n se basa en el poder y la propiedad de los hombres sobre las mujeres. El pago por un servicio sexual implica entender el cuerpo de otra como un bien de consumo, como una persona no tenemos que negociar, con la que podemos poner en pr谩ctica nuestros deseos sin atender a los suyos. Supone un apuntalamiento de la masculinidad hegem贸nica, donde el deseo de los hombres se sit煤a en la c煤spide de las relaciones, independientemente de quien lo ejerza lo haga de forma voluntaria.          



Fuente: Aragon-rioja.cnt.es