November 26, 2020
De parte de CNT C贸rdoba
454 puntos de vista

Con la nueva crisis econ贸mica que empieza a arreciar tras la cuarentena, hemos perdido la cuenta de las sucesivas crisis econ贸micas que ha sufrido la poblaci贸n trabajadora de este pa铆s y occidente en general (recordemos que en los pa铆ses pobres est谩n en crisis permanentemente): La del a帽o 29, las dos del petr贸leo, la del 2008, cuyas 茅lites financieras arrastraron a la clase trabajadora al empobrecimiento masivo mientras ellos multiplicaron sus ingresos , y ahora 茅sta derivada de la pandemia de la COVID-19.

Las continuas crisis del sistema capitalista se dan mientras se produce una cada vez m谩s alta productividad, ocasionada por la constante modernizaci贸n tecnol贸gica y la robotizaci贸n cuya consecuencia es el aumento colosal de ingresos de las empresas; a la vez que m谩s empleo elimina, y, en consecuencia, m谩s precariedad para LA CLASE TRABAJADORA a trav茅s de la subcontrataci贸n, del trabajo a tiempo parcial, alta temporalidad, trabajos por horas, falsas aut贸nomas/os, trabajos sin contrato, minijobs, etc.

La p茅rdida de derechos y desprotecci贸n ha precipitado a vivir bajo el umbral de la pobreza y/o exclusi贸n social a una enorme cantidad de personas. La cifra alcanza a 12 millones de personas, que no tienen la seguridad de poder alimentarse adecuadamente, pagar la energ铆a que consumen, la vivienda, la educaci贸n de las hijas e hijos. Ejemplo vivo de esta realidad es la inmensa cola de hombres y mujeres para obtener una cesta de alimentos o la asistencia a comedores sociales. Aqu铆 se pone de manifiesto la red de apoyo de gente solidaria que lo procura mientras las administraciones niegan.

 La responsabilidad de este empobrecimiento generalizado es de los sucesivos gobiernos de la mano de las grandes empresas del IBEX 35 y la UE, que han basado sus pol铆ticas econ贸micas en favorecer el enriquecimiento de esas grandes empresas y fortunas, con incentivos econ贸micos de todo tipo, a trav茅s de la aprobaci贸n de las consecutivas reformas laborales o rebajas de impuestos generalizadas a los m谩s ricos, mientras sub铆an los impuestos indirectos que afectan a la clase trabajadora.

Al empeoramiento del mundo laboral hay que a帽adir las encadenadas privatizaciones y recortes en los servicios p煤blicos como sanidad, educaci贸n y dependencia, que han provocado la reducci贸n al m铆nimo estos servicios tan esenciales para la poblaci贸n m谩s necesitada de ellos.

En cuanto a las prestaciones sociales las diferentes administraciones p煤blicas establecieron distintos tipos de prestaciones de car谩cter no contributivo como son las diversas Rentas M铆nimas de Inserci贸n, las Pensiones No Contributivas (en diversas modalidades) y otros tipos de rentas y subsidios asistenciales. Con escasas cantidades a percibir (sobre 400 euros) y excesiva burocracia, tiempos de espera e investigaci贸n de recursos. En el caso de Andaluc铆a, por ejemplo, para la Renta M铆nima de Inserci贸n, si accedes a ella, el tiempo aproximado de reconocimiento de dicha prestaci贸n es de a帽o y medio.

Pues bien, ahora el gobierno ha puesto en funcionamiento el Ingreso M铆nimo Vital, cuya cantidad es equivalente a la prestaci贸n de las Pensiones No Contributivas, pero que tiene una mayor cobertura que rentas m铆nimas o subsidios anteriores. Pero por otro lado, sigue manteniendo unas burocracias cuyos tr谩mites se complican para buena parte de la poblaci贸n y que siguen dejando fuera a demasiada gente en situaciones de pobreza y pobreza extrema.

 Las cifras de las que hablamos ser铆an: 462 euros para una persona sola, 1015 como m谩ximo para una familia, aproximadamente 850,000 familias ser谩n las beneficiarias. En total 2,3 millones de personas. Es decir, pese a suponer un avance respecto a anteriores prestaciones respecto al n煤mero de personas a las que cubre, se quedar铆a corto en las cuant铆as adem谩s de dejar fuera a muchos miles de personas en situaciones de precariedad y pobreza.

Miles de personas que viven en condiciones de pobreza energ茅tica, escasez de alimentos, dificultad o imposibilidad de pagar alquileres o hipotecas, pobreza infantil, escasos de recursos para pagar facturas o gastos imprevistos, se quedar铆an sin este Ingreso M铆nimo Vital. Incidiendo en esas capas de poblaci贸n que viven en situaciones de pobreza extrema en barriadas enteras, asentamientos o chabolas, donde muchas veces falta electricidad o agua en estos 煤ltimos. Como es el caso de muchas personas migrantes que ante la ausencia de papeles y regularizaci贸n les hace estar fuera de cualquier ingreso m铆nimo que les pudiera llegar, siendo las que m谩s lo necesitan.

Ante esta situaci贸n toda la clase trabajadora, nativa o extranjera, a trav茅s de la organizaci贸n y movilizaci贸n continua debemos decir basta a este estado de cosas y exigir nuestros derechos. Por todo ello desde la CNT exigimos:

Reparto de la riqueza a trav茅s de reparto del trabajo existente. Con una reducci贸n de la jornada laboral a 30 horas semanales, adem谩s de fomentar y continuar con el teletrabajo en las actividades donde se recomiende.

Atender a los trabajos esenciales para la comunidad. Esto es, creaci贸n de empleo en el sector de servicio a la dependencia y de cuidados en el hogar, aumento del n煤mero de residencias p煤blicas dignas de ancianos, guarder铆as p煤blicas accesibles, contrataci贸n de personal e incremento de recursos en los sectores de la sanidad y educaci贸n p煤blicas. Creaci贸n de empleo y recursos tambi茅n en el cuidado de la naturaleza y protecci贸n del medio ambiente.

Especial atenci贸n al sector agrario y la mejora de las condiciones en las contrataciones y laborales de las personas jornaleras, a trav茅s de mejoras y actualizaciones de los Convenios Provinciales y regularizaci贸n de l@s trabajadoras/es migrantes del campo, donde se localizan enormes focos de pobreza extrema en asentamientos e infraviviendas.

Establecimiento de una Renta B谩sica Universal, suficiente e indefinida para acabar con la espiral de la pobreza y pobreza extrema. Una renta con la cual cubrir las necesidades de alimentos, vivienda, energ铆a, cuidados.

Pol铆ticas de viviendas sociales a precios asequibles para las clases populares, as铆 como la reducci贸n del precio de la energ铆a.

Sabemos que hay recursos de sobra para atender a todas estas necesidades b谩sicas para la vida:

En la evasi贸n fiscal. Seg煤n GHESTA, el sindicato de inspectores de Hacienda, en este pa铆s, los grandes empresarios evaden al fisco cada a帽o unos 100,000 millones de euros, fraude que corresponde en m谩s del 70% a las grandes corporaciones empresariales.

Escondido en para铆sos fiscales. Lo que esconden las grandes fortunas y empresas en para铆sos fiscales ascienda a la cantidad de 140,000 millones de euros. De los 30 grandes fondos de inversi贸n que tienen presencia en el IBEX 35, el 80% lleva los ahorros a para铆sos fiscales.

Oculto y escamoteado en las famosas SICAV (Sociedad de Inversi贸n de Capital Variable). Este instrumento es doblemente cruel pues, de un lado lo ocultan para no contribuir a generar riqueza e introducir mejoras en la vida de la gente, y, de otro, por el irrisorio tipo impositivo del 1%, mientras las trabajadoras aportan hasta un 20% en el IRPF.

Invertido en presupuestos como el de Defensa. Para el pasado a帽o 2019, ascend铆a a, aproximadamente, 9000 millones de euros. Esto sin contar lo transferido para operaciones exteriores y programas de modernizaci贸n, adem谩s de los 140,000 millones que el estado tiene proyectado invertir hasta 2030 en 346 carros de combate.

Sosteniendo a la Iglesia Cat贸lica. El estado le destina, seg煤n asociaciones como Europa Laica, la cantidad de unos 11,000 millones de euros anuales, repartidos entre subvenciones, conciertos con colegios religiosos, conciertos con hospitales, exenci贸n fiscal como el IBI y bonificaciones tributarias, profesores de religi贸n…etc.

Rescatando bancos y empresas. Desde el a帽o 2008 sabemos que lo entregado a la banca asciende a unos 100,000 millones de euros. Pues bien, ya es hora que lo devuelvan

En gastos a fundaciones o asociaciones que difunden ideas contra los derechos de la humanos, como FAES o la Fundaci贸n Francisco Franco, desde donde se promueve la ideolog铆a fascista. La primera recibi贸 entre 2006 a 2015 la nada desde帽able cantidad de 26 millones de euros.

Ah铆 est谩 buena parte del dinero que sale de los impuestos que pagamos y de la fuerza del trabajo. Ya es hora de realizar una reforma fiscal progresiva, donde el modelo impositivo grave sobre todo a las grandes fortunas, y en general a los que m谩s tienen, y no al rev茅s, como sucede hasta ahora, que el 80% de la Hacienda P煤blica se nutre de las rentas del trabajo.

Es hora de destinar recursos a las verdaderas actividades y trabajos esenciales que sostienen la vida, adem谩s de un verdadero reparto de recursos hacia las personas trabajadoras y las clases populares a trav茅s de una aut茅ntica Renta B谩sica Universal. El IMV a pesar de haber aumentado el n煤mero de personas a las que llega, sigue qued谩ndose muy corto en cuant铆a y dejando fuera a muchas personas que no pueden esperar m谩s a recibir unos ingresos suficientes para la vida.




Fuente: Cordoba.cnt.es