September 4, 2021
De parte de CNT
190 puntos de vista


SINDICAL | REPORTAJE GRÁFICO: Barakaldo Digital – CNT Barakaldo | Extraído del cnt nº 427.
Más en: https://www.cnt.es/

El pasado 21 de diciembre Mediapost, multinacional con beneficios y carga de trabajo, aprovechándose de la crisis sanitaria y apoyándose en la reforma laboral, anunció un ERE con 86 despidos en todas sus delegaciones.
La Sección Sindical de CNT comienza con las movilizaciones y señala que «detrás del ERE en Mediapost y los despidos, está la pretensión de la multinacional de continuar aumentando la subcontratación a la práctica totalidad del servicio, para obtener más beneficios a costa de imponer condiciones laborales abusivas».

Llegada de Mediapost al estado español

Mediapost multinacional, dedicada a marketing relacional para grandes marcas comerciales y filial del grupo de correos francés, La Poste, fue creada en 2008 coincidiendo con el proceso de privatización del servicio postal francés, llevado a cabo por parte del exministro Sarkosi, proceso en el que La Poste parece ser que obtuvo beneficios fiscales.

En 2009 Mediapost comienza la expansión con la compra de principales empresas del sector en el estado español y durante todos estos años ha continuado con esta política de expansión, aumentando sus servicios, hasta prácticamente copar buena parte del sector.

Duplica en la actualidad los metros cuadrados que dispone desde su llegada y también sus beneficios, facturando en el 2018 más de 53 millones de euros.

Política laboral; precariedad y subcontratación

Su política laboral desde su implantación, ha sido precarizar las condiciones de las plantillas subrogadas y no suficiente con ello, deshacerse de gran parte de las mismas una vez subrogadas, para posteriormente externalizar la producción en condiciones de explotación.

En estos diez años, en la delegación de Bizkaia el 80 % de la producción ha sido externalizada, destruyendo más de 60 puestos de trabajo de plantilla, estrategia empresarial aplicada también en todas las delegaciones, para continuar aumentando sus beneficios a costa de imponer peores condiciones de trabajo.

Muchas de las subcontratas no respetan los derechos básicos de los trabajadores (sin contrato, sin prevención…) como viene denunciando la Sección Sindical de CNT, situaciones que también se han denunciado ante inspección de trabajo.

La acción sindical de CNT

Desde el 2005, CNT ha contado con implantación en las dos empresas vascas subrogadas por Mediapost en 2009, sobre todo en BK Distribuciones en donde se consiguió a través de la movilización, unos acuerdos de empresa que supusieron mejoras considerables en todas las materias para las trabajadoras y trabajadores, acuerdo que también repercutió en mejoras para la plantilla en la otra empresa también subrogada Sector MD.
Conquistas y derechos que fueron el principal impedimento por parte de Mediapost para la adquisición de estas empresas y acabar con ellos su principal objetivo, ya que consideraba costes elevados los derechos adquiridos logrados por CNT, que en principio Mediapost debía respetar tras la subrogación.

La defensa de nuestros derechos, la denuncia de la subcontratación y la prevención de riesgos laborales, han sido nuestras principales luchas de la sección sindical de CNT en Mediapost, para ello hemos llevado a cabo movilizaciones, convocatorias internacionales, huelgas, denuncias colectivas, una acción sindical continuada, que ha conseguido mejoras y el mantenimiento de nuestros derechos.

Durante estos más de 15 años de acción sindical de CNT en las diferentes empresas, se ha demostrado la efectividad de nuestro modelo sindical, frente a unos comités de empresa que, en su mayoría, no han sido capaces de dar una mínima respuesta ante la precariedad y la subcontratación, si no muy al contrario han avalado estas políticas patronales.

Acuerdo CCOO y UGT en el SIMA

Mientras la Delegación Norte se encontraba en huelga indefinida y quedaba por realizar otra reunión de la mesa negociadora, el 21 de enero se alcanzó un acuerdo entre la empresa y los sindicatos CCOO y UGT, sin contar con los y las afectados en el Servicio de Mediación y Arbitraje (SIMA). «Estas centrales asumen las razones de la empresa para aplicar el ERE y acuerdan realizar 71 despidos, manteniéndose los 10 despidos iniciales previstos para la delegación de Bizkaia».

Para CNT, «se trata un acuerdo nefasto para el presente y futuro de la plantilla de Mediapost».

El papel de estos sindicatos, ha sido avalar en los convenios de empresa la precariedad y ahora con la firma del ERE la destrucción de empleo con derechos, dejando en la calle a trabajadores con más de 15 años de antigüedad y abriendo todas las puertas a la subcontratación irregular, que estos sindicatos nunca han denunciado, siendo las muletas necesarias de la patronal para imponer sus intereses.

Lucha contra el ERE y los despidos

CNT comienza en solitario con las movilizaciones en Mediapost Norte nada más conocer las intenciones de la empresa y llama a la unidad a la plantilla.

Tras varias asambleas, por mayoría se decide convocar huelga indefinida en la delegación en Bizkaia con el apoyo de los tres sindicatos presentes en la empresa (CNT, ELA y una delegada de CCOO) siendo clara la postura de la asamblea de trabajadores y trabajadoras en la negociación con la empresa; cero despidos en Mediapost.

Tras ocho días de huelga indefinida y más de un mes y medio de movilizaciones en defensa de los puestos de trabajo, la empresa, reforzada por el acuerdo alcanzado en el arbitraje con CCOO y UGT el pasado día 21, se negó a reconsiderar los despidos y comenzó desde el 2 de febrero a hacer efectivas las rescisiones de los contratos.

Tras confirmarse que se mantenían el número de personas despedidas en la delegación de Bizkaia, la empresa decidió incluir entre ellos a representantes de CNT y miembros de la Sección Sindical en la empresa.

Desde CNT consideramos que «el despido de nuestros representantes en la empresa, incumple el propio acuerdo alcanzado en el SIMA, lo que consideramos una represalia contra nuestra sección sindical en Mediapost», represalia por su compromiso en defensa de los derechos de los y las trabajadoras.

Además, se da la circunstancia que «nuestro delegado se encontraba con reducción de jornada por cuidado de menor, y la delegada de prevención, con un menor a cargo, también había solicitado la reducción de jornada».
CNT va a impugnar jurídicamente los despidos, y continua con las movilizaciones, exigiendo la readmisión de nuestros compañeros y denunciando las prácticas de Mediapost contra los derechos de las trabajadores y trabajadoras.

Por último, queremos agradecer los actos sindicales realizados en Zaragoza, Sevilla, Málaga, Bilbao y la solidaridad recibida de otros tantos sindicatos de CNT, también queremos animar a continuar con los actos de solidaridad en los diferentes intereses que tiene Mediapost, hasta la readmisión de los compañeros y compañeras de CNT, despedidos por hacer anarcosindicalismo.

¡La lucha continua, CNT tu herramienta!




Fuente: Cnt.es