January 21, 2022
De parte de ANRed
176 puntos de vista

Organizaciones sociales emitieron una alerta urgente ante atentado contra la sede de organizaciones sociales en Saravena, Arauca. El hecho se produjo el 19 de enero luego de que sujetos abandonaran una camioneta blanca a escasos metros de la sede. Las organizaciones reportaron tres heridos leves. No se tiene certeza de otros heridos en edificaciones aledañas, como el ICA y la Cooperativa de Transportadores el Sarare (Cootrasarare). En la misma acción individuos también atacaron a la sede de la Empresa Comunitaria de Acueducto Aseo y alcantarillado de Aseo de Saravena (ECAAAS ESP), empresa ya blanco de otro ataque en el presente mes. Los dos atentados se efectuaron en medio de la fuerte militarización y a escasos 200 metros del cordón de seguridad establecido por la Policía Nacional en el centro de Saravena. Asimismo, en Arauca capital fue asesinado José Abelino Pérez Ortiz. José era defensor de derechos humanos e integrante de la Fundación Joel Sierra. Por Trochando Sin Fronteras.


Abelino fue asesinado mientras hacía su trabajo como moto carguero, medio de trabajo y subsistencia para su familia. El defensor de derechos humanos había sufrido la persecución del Estado. En 2021 fue judicializado, producto de un monje judicial con un arma implantada en su casa de habitación en Tame, Arauca, durante un allanamiento. Este montaje lo tuvo tras la rejas desde abril a agosto.

En febrero 16 de 2021, Wilintong Gabriel Pérez Ortiz, sobrino de la víctima, fue asesinado en el barrio El Cielo del municipio de Tame. Por estos hechos y ante el acoso de la fuerza pública y la fiscalía, este se desplazó hasta Arauca capital, donde este 20 de enero fue asesinado.

Dos días antes, en el barrio La Libertad del municipio de Arauquita, fue asesinado, el cultor, Miguel Matus Caile. Miguel era afiliado a la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro e integrante de la Asociación de Padres de Familia del Colegio Juan Jacobo Rousseau.

La Joel Sierra luego de los dos hechos emitió pronunciamientos en los que rechaza los asesinatos de estos dos líderes y defensores de los derechos humanos. «En este camino de lucha en defensa de los derechos humanos y la transformación de la sociedad hacia ese otro mundo posible, la Fundación Joel Sierra, sigue colocando una cuota importante de muertos y sufrimientos». También, reafirmaron su decisión de continuar esta misión de la defensa de la vida y los derechos humanos en los territorios.

Además, en Arauquita y Saravena, 17 y 19 de enero respectivamente, ocurrieron otras tres muertes violentas. Hechos en los cuales fue asesinado Jorge Eliécer Soto Jiménez y los jóvenes Juan José Hernández y Josdeivis Bracho, ambos de 25 años de edad, de nacionalidad venezolana.

En la alerta la Joel Sierra reiteró la exigencia al Estado colombiano a cumplir su obligación de proteger la vida e integridad del liderazgo social, sus organizaciones, programas y proyectos. Extendió, además, un llamado a los actores del conflicto armado a dejar por fuera de sus acciones a la población civil, y determinarse por las normas y principios del Derecho Internacional Humanitario.

Como de costumbre, lamentarse fue la única respuesta de los gobernantes de turno ante el conflicto social, económico y armado que se vive en Arauca.

Duque y su gobernador ex militar respondieron con militarización, 600 nuevos hombres, motos y lanchas llegaron al departamento. Pero, contrario a lo que muchos piensan, este aumento en pie de fuerza y capacidades no fue usado para garantizar la vida, sirvió de excusa para el ingreso de las petroleras, precisamente a las zonas de conflicto.

Como copia de otras acciones en el país los «Disidentes de las FARC» atacan a comunidades en zonas de interés extractivo y geoestratégico, mientras que militares protegen la infraestructura de las empresas mineroenergéticas extranjeras o nacionales.

A sus anchas los «Disidentes de la FARC» amenazan y atacan las comunidades organizadas, en los últimos días. Estos mercenarios han asesinado a dos integrantes de las organizaciones sociales y defensores de derechos humanos. Además, atacaron la infraestructura básica de los saravenenses, atentando dos veces contra la Empresa Comunitaria de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Saravena, empresa que surte de con agua y gas a los habitantes de este municipio.

Las alertas, denuncias y pronunciamientos no fueron tenidas en cuenta por las entidades estatales construidas para tal fin, y solo la acción de las mismas comunidades ha resguardado la integridad de estas.

En redes sociales solamente se leen las lamentaciones de un presidente que le interesa proteger su política de saqueo y extracción, el posicionamiento de mercenarios y fuerzas de ataque contra Venezuela y su favorabilidad.

Fuente: https://kaosenlared.net/colombia-atentan-contra-sede-de-organizaciones-sociales-en-saravena-arauca-y-asesinan-dirigentes-sociales/





Fuente: Anred.org