January 16, 2023
De parte de Nodo50
187 puntos de vista


Fechado a v铆speras del a帽o nuevo y a hurtadillas de la Comisi贸n de Seguimiento, Impulso y Verificaci贸n de la Implementaci贸n (Csivi) del Acuerdo Final de Paz 鈥攅n estricto sentido una extensi贸n de la mesa de di谩logos de La Habana鈥, el Gobierno Nacional public贸 el d铆a de ayer en su p谩gina web el decreto 2647 de 2022 mediante el cual modific贸 la estructura del Departamento Administrativo de la Presidencia de la Rep煤blica.

En este decreto queda en evidencia lo ya se帽alado en esta columna en las dos 煤ltimas entradas: la orfandad del Acuerdo Final de Paz. A esta se le suma la notoria pugna interna que a todas luces supondr谩 m谩s traumatismos en la implementaci贸n, dado que antes de simplificar y unificar la institucionalidad asociada a dicha tarea, tiende a fragmentarla. Pese a que la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz suscrito hace ya m谩s de seis a帽os entre el Estado de Colombia y las extintas FARC-EP hizo parte del programa de gobierno del hoy presidente de la Rep煤blica, y a que hay un esfuerzo ret贸rico al respecto en las bases generales del Plan Nacional de Desarrollo, los pasos dados a la fecha van en contrav铆a.

Como lo he se帽alado en otras columnas, la institucionalidad creada para la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz guarda 铆ntima relaci贸n con la manera como se concibe el conflicto armado en s铆 y los acuerdos alcanzados para construir la paz. Basta se帽alar que incluso a帽os antes de la firma del Acuerdo Final de Paz 鈥攜 aun siendo incierta su culminaci贸n exitosa鈥, el Gobierno de Juan Manuel Santos procur贸 la creaci贸n de una consejer铆a presidencial 鈥攃on rango ministerial鈥 para atender los desaf铆os del posconflicto.

Por su parte, Iv谩n Duque, coherente al mandato con el cual hab铆a llegado a la presidencia y consciente del car谩cter infranqueable del Acuerdo Final de Paz, estructur贸 una nueva consejer铆a presidencial 鈥攖ambi茅n con un rango ministerial鈥 para reinterpretar el Acuerdo Final de Paz y ponerlo al servicio de su programa de gobierno.

Llegado el turno de Gustavo Petro, y pese a que, no me cansar茅 de decirlo, de dientes para afuera se afirma que la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz es la piedra angular de la Paz Total, el decreto 2647 deja de manera manifiesta que la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz ha sido relegada a un segundo plano, dando fe de ello la creaci贸n de la Unidad de Implementaci贸n del Acuerdo Final para la Terminaci贸n del Conflicto y la Construcci贸n de una Paz Estable y Duradera, la cual dista de tener el car谩cter y alcance de la institucionalidad para la paz creada durante los gobiernos de Santos y Duque, siendo, al parecer, un grupo de trabajo al interior de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP) y despojada de la tarea de coordinar a entidades claves para construcci贸n de paz como lo son la Agencia Nacional de Tierras, la Agencia de Renovaci贸n del Territorio y la Agencia para la Reincorporaci贸n y Normalizaci贸n, funci贸n que conservar谩 la OACP.

Este decreto, como lo se帽ale en las primeras lineas, no cont贸 con la constataci贸n normativa por parte de la Csivi consagrada en el numeral 6 del art铆culo 3 del decreto 1995 de 2018, el cual se帽ala que se debe 鈥渃onstatar que el contenido de todos los proyectos de decreto, ley o acto legislativo que sean necesarios para implementar el Acuerdo Final鈥. Al respecto, el Consejo de Estado tambi茅n se帽al贸 que la 鈥渇unci贸n de constataci贸n de los desarrollos normativos (鈥) guarda total coherencia鈥 con lo acordado entre las partes, toda vez que como lo advirti贸 la Corte Constitucional, el Acuerdo Final es el referente de desarrollo y validez de las normas de implementaci贸n.

A esto se le suma que el pasado 23 de diciembre de 2022, Funci贸n P煤blica, dando respuesta a un derecho de petici贸n presentado por los delegados y la delegada del componente Comunes en la Csivi, consider贸 la pertinencia de que al menos el cambio o unificaci贸n de funciones y responsabilidades de la entonces Consejer铆a de Estabilizaci贸n y la Consolidaci贸n, y la OACP, fueran socializadas en la Csivi, dada su relaci贸n directa con la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz.

A todas luces resulta lamentable que un Gobierno que se afirma respetuoso del Acuerdo Final de Paz haga un uso maniqueo de las funciones de la Csivi 鈥攄ado que otros decretos s铆 han sido constatados鈥, pero fundamentalmente que no se guarde coherencia entre lo que se dice hacer o lo que en efecto se hace.

De ello da cuenta no solo esta nueva arquitectura institucional para la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz, sino tambi茅n la ausencia del cap铆tulo espec铆fico de este acuerdo en el Plan Nacional de Desarrollo tal como lo plantea el Conpes 3932 de 2018. Tan solo estas dos perlas: institucionalidad y planeaci贸n, respectivamente, incidir谩n o no en recuperar los cuatro a帽os perdidos y lo m谩s importante, la consolidaci贸n del proceso para los pr贸ximos a帽os.

Otto Morales Ben铆tez, hace ya m谩s de treinta a帽os en el marco de los di谩logos abiertos entre distintas guerrillas y el Gobierno de Belisario Betancur advirti贸 sobre los 鈥渆nemigos agazapados de la paz鈥. 驴Acaso hoy asistimos a unos enemigos agazapados de la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz que por medio de sutilezas minan la confianza existente? 驴Por qu茅 har铆an algo as铆 si la salida pol铆tica al conflicto social, pol铆tico, econ贸mico y armado ha sido una consigna hist贸rica de la izquierda?

Al cierre del Gobierno de Juan Manuel Santos y ante las cr铆ticas que lP谩gina 10e llov铆an por no haber hecho m谩s por la implementaci贸n del Acuerdo Final de Paz en el tiempo que tuvo, de una voz autorizada escuch茅 que exist铆a un corto circuito entre el mandatario y sus subalternos directamente vinculados con la implementaci贸n. Espero que no estemos asistiendo a una reedici贸n de esta situaci贸n.

P谩gina 10




Fuente: Prensarural.org