April 16, 2022
De parte de Nodo50
2,449 puntos de vista


El conflicto armado colombiano est谩 atravesado por una dolorosa paradoja: es una guerra que en muchas ocasiones se ha hecho a nombre del campesinado pero que en realidad, por sus impactos, ha terminado siendo una 鈥淕uerra contra el campesinado鈥.

Este es el t铆tulo y la tesis esencial del informe presentado a la Comisi贸n de la Verdad el pasado 15 de marzo por siete de las principales organizaciones campesinas colombianas 鈥擜NUC, ANZORC, CNA, Fensuagro, la Mesa de Unidad Agraria y la Mesa Campesina del Cauca integrada por PUPSOC y CIMA鈥, con el apoyo del Instituto de Estudios Culturales de la Javeriana y Dejusticia, como organizaciones acompa帽antes.

El informe, cuyo resumen ejecutivo est谩 disponible en nuestras p谩ginas web y ser谩 hecho p煤blico en algunas semanas, muestra que de los m谩s de 7 millones de desplazados, m谩s de 4,6 millones fueron campesinos o campesinas, esto es el 64 %. Y que m谩s de 252.000 sufrieron otro tipo de violencias, que es el 58 % de todas las otras v铆ctimas de nuestro cruel conflicto armado.

Esta guerra ha sido contra el campesinado no s贸lo por esa dram谩tica dimensi贸n cuantitativa sino, adem谩s, como lo desarrolla el informe, por cuanto el conflicto armado ha reforzado sus condiciones de exclusi贸n y discriminaci贸n, lo cual ha incrementado los d茅ficits de reconocimiento, redistributivos y de representaci贸n que ha enfrentado. En efecto, uno de los impactos y patrones fundamentales de victimizaci贸n del campesinado ha sido el silenciamiento de sus demandas 鈥攑or ejemplo, por la tierra鈥 y la estigmatizaci贸n y persecuci贸n de sus organizaciones, declaradas objetivos militares por los distintos actores del conflicto o se帽aladas por autoridades estatales como aliadas de la guerrilla o del narcotr谩fico. Todo esto resquebraj贸 la participaci贸n democr谩tica del campesinado y redujo sus posibilidades de inclusi贸n social y pol铆tica, a pesar de su resiliencia y su capacidad de reinvenci贸n frente a las violencias y las adversidades.

Esta tesis de que el conflicto armado ha sido una guerra contra el campesinado no niega que es posible que, en t茅rminos relativos, en relaci贸n con el tama帽o de su poblaci贸n, los impactos de la guerra contra ind铆genas o comunidades afrodescendientes puedan resultar m谩s intensos. Sin embargo, en t茅rminos absolutos, el campesinado ha resultado la principal v铆ctima de este conflicto armado.

El informe presenta entonces numerosas propuestas para reparar al campesinado por la victimizaci贸n sufrida y para superar las discriminaciones que enfrenta, como la implementaci贸n plena de la reforma rural integral del Acuerdo de Paz, el robustecimiento de las formas de territorialidad campesina ya previstas en la ley pero precariamente implementadas, (como las zonas de reserva campesina), la adopci贸n de la Declaraci贸n de Naciones Unidas sobre Derechos del Campesinado, la elaboraci贸n con el campesinado y sus organizaciones de una pol铆tica p煤blica robusta a su favor, el fortalecimiento de los programas de sustituci贸n de cultivos, etc., etc.

La evidencia comparada muestra que la mejora sustantiva de las condiciones de vida del campesinado 鈥攑or ejemplo, a trav茅s de una reforma agraria鈥 es clave para consolidar la democracia y lograr un desarrollo m谩s robusto, incluyente y sostenible. Por ello, un criterio esencial para escoger por qui茅n votar en las elecciones presidenciales deber铆a ser si el candidato se compromete con pol铆ticas y reformas profundas en pro del campesinado, como las propuestas por sus organizaciones. Si esta guerra ha sido contra el campesinado, entonces la paz que queremos construir debe ser a su favor, no s贸lo porque la justicia lo exige sino tambi茅n porque es bueno para el pa铆s.




Fuente: Prensarural.org