June 8, 2021
De parte de La Haine
564 puntos de vista

El Comit茅 Nacional del Paro (CNP) de Colombia, que desde el pasado 13 de mayo manten铆a una serie de reuniones con el narcogobierno para poner fin a las manifestaciones que se mantienen en el pa铆s desde el 28 de abril, suspendi贸 la interlocuci贸n con el Ejecutivo.

Ambas partes manten铆an di谩logos sin mayores avances, pero con la voluntad de continuar, seg煤n hab铆an expresado. De hecho, la 煤ltima informaci贸n entregada a los medios era que el domingo a las 15.00 hora local (20.00 GMT) los representantes del narcogobierno y los voceros del CNP se reunir铆an una vez m谩s en un centro de convenciones en el norte de Bogot谩. Sin embargo, a las 17.39 hora local (22.39 GMT) se conoci贸 la suspensi贸n por parte del CNP, ante la falta de compromiso del r茅gimen.Desde semanas atr谩s el narcoejecutivo insiste en que las principales centrales obreras del pa铆s (que integran el CNP) intermedien para que se levanten los bloqueos en diferentes carreteras como 煤nica condici贸n para avanzar en las negociaciones, mientras que el CNP sostiene que los cortes de rutas son legales en medio de la protesta y que el narcogobierno debe retirar a militares y polic铆as de varios municipios como muestra de garant铆as para la protesta social.

En d铆as pasados, el CNP anunci贸 que el 24 de mayo se logr贸 un preacuerdo con el narcogobierno, pero que despu茅s el propio Ejecutivo lo cambi贸, lo que termin贸 por dilatar a煤n m谩s los di谩logos. Al respecto, el comunicado oficial del domingo, it3entando justificar los retrocesos del r茅gimen, se帽al贸 que dicho documento era un borrador, “el cual siempre se entendi贸 como sujeto a revisi贸n por ambas partes, lo que implicar铆a m谩s trabajo, revisiones y variaciones”.

Adem谩s, seg煤n la versi贸n del narcogobierno, el CNP introdujo una petici贸n sobre el decreto 575 de 2021 que implicaba una nueva discusi贸n, ya que pide que se retire el Ej茅rcito y la polic铆a de varios municipios, luego de que el 28 de mayo Duque anunci贸 la “asistencia militar” (eufemismo por sacar el Ej茅rcito a la calle) en diferentes zonas, lo que es interpretado por el CNP y la oposici贸n como una “conmoci贸n interior disimulada”

.”El Comit茅 Nacional de Paro sigue a la espera de que el gobierno Nacional acoja el preacuerdo del 24 de mayo y derogue el decreto 575 que autoriza la asistencia militar para el manejo de la protesta social”, se帽al贸 el CNP en un comunicado. El mismo hace referencia a un preacuerdo que, seg煤n el CNP, se logr贸 el 24 de mayo sobre garant铆as m铆nimas para la protesta social pac铆fica, pero que “el narcogobierno dijo que lo someter铆a a consulta interministerial y regres贸, a la mesa, a reabrir la discusi贸n sobre el documento preacordado”.

Aunque el CNP no ha rechazado los bloqueos de carreteras -iniciados el 28 de abril, en el marco del paro nacional-, como se lo pide el narcogobierno, sus voceros se帽alaron en d铆as pasados que gracias a su mediaci贸n varias v铆as fueron liberadas y se han habilitado “corredores humanitarios”, pero que pese a ello los bloqueos hacen parte de la protesta y por eso los respaldan.

En su comunicado, el CNP anunci贸 que entregar谩 a la Comisi贸n Interamericana de DDHH el preacuerdo del 24 de mayo “sobre los m铆nimos para garantizar el ejercicio de la protesta social pac铆fica”, en el marco de la visita que realizar谩 una delegaci贸n al pa铆s entre desde el martes para evaluar la situaci贸n de DDHH en el marco del paro nacional.

Seg煤n denuncias de la Campa帽a Defender la Libertad un Asunto de Todas, una organizaci贸n defensora de DDHH, entre el 28 de abril y el 4 de junio al menos 77 personas han muerto durante las protestas en Colombia, a manos de efectivos de la Fuerza P煤blica, y 1.246 civiles han sido heridos, de las cuales al menos 74 sufrieron lesiones oculares, mientras que suman 87 los casos de personas heridas por armas de fuego.

Los datos, que fueron revelados el domingo, muestran adem谩s que en poco m谩s de un mes de paro se detuvo de manera arbitraria al menos a 2.808 personas y se cometi贸 violencia de g茅nero contra 106 personas.

Ante las denuncias de abusos por parte de la Polic铆a, la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU), la Organizaci贸n de los Estados Americanos (OEA), la Uni贸n Europea y organizaciones de DDHH, entre otros, han denunciado ante la comunidad internacional un uso desproporcionado de la fuerza publica.




Fuente: Lahaine.org