December 23, 2021
De parte de La Haine
388 puntos de vista


EEUU y sus aliados no solo han creado y financiado a los islamistas sectarios y a Daesh, si no tambi茅n a los kurdos de las SDF, con el objetivo de dividir Siria

Primera parte: https://lahaine.org/eQ7m

Purga de los cristianos de Siria

El papel de EEUU en la purga de los cristianos sirios fue evidente desde los primeros meses de 2011, pero las advertencias llegaron antes. En 2005, Christine Amanpour, de la CNN, estrechamente vinculada a altos funcionarios de Washington, dijo al presidente sirio Assad: “La ret贸rica del cambio de r茅gimen se dirige hacia usted”. 

M谩s o menos al mismo tiempo, los cristianos iraqu铆es que hu铆an a Siria hab铆an advertido a los cristianos sirios: “隆Sois los siguientes!”. Cre铆an que Siria era la siguiente en la l铆nea para el “cambio de r茅gimen” y que “los cristianos, en particular, ser铆an el objetivo de una guerra sectaria planificada, al igual que en Iraq”. 

De hecho, fueron el objetivo de los ej茅rcitos terroristas por delegaci贸n que el exvicepresidente Joe Biden y el general Martin Dempsey reconocieron en 2014 que hab铆an sido financiados y armados por EEUU y sus aliados.

La violencia sectaria fue evidente desde el comienzo de la guerra sucia en Siria, ya que el eslogan “Masehi la Beirut wa alawi altabut” (Cristianos a Beirut, alauitas a la tumba) fue coreado por islamistas sectarios en la ciudad de Homs durante abril – mayo de 2011. Y efectivamente, mientras los medios de comunicaci贸n occidentales culpaban de toda la violencia al Gobierno sirio, los alauitas eran asesinados mientras que muchos cristianos huyeron a Beirut. El asalto internacionalizado a Siria desplaz贸 a la mitad de la poblaci贸n del pa铆s, creando la mayor crisis de refugiados del mundo.

Sin embargo, en 2011 se inform贸 de que los cristianos de Siria ten铆an m谩s fe en el presidente Assad que en la “oposici贸n” armada respaldada por EEUU, Israel, Arabia Saud铆 y Qatar. En 2011, los medios de comunicaci贸n estadounidenses sab铆an muy bien y reconoc铆an que tanto Saddam Hussein en Iraq como Bashar Al-Assad en Siria proteg铆an a los cristianos. Wingert y Hoff en su libro ‘Siria Crucificada’ documentan el sufrimiento de muchas familias cristianas “a manos de terroristas radicales” apoyados por pa铆ses occidentales.

En 2014, los terroristas de Jabhat Al-Nusra (llamados “rebeldes moderados” por los medios de comunicaci贸n de la OTAN), procedentes de Turqu铆a, atacaron la ciudad de Kesab, mayoritariamente armenia-cristiana, en el noroeste de Siria, secuestrando, asesinando y profanando iglesias, con pintadas que recordaban a los residentes armenios las masacres otomanas de un siglo antes. Las 14 iglesias fueron quemadas y vandalizadas.

En diciembre de 2021, el alcalde de Kesab, Sebouh Kurkjian, dijo a este redactor: “conocemos la lengua turca… est谩n hablando juntos en lengua turca… el gobierno turco les ayuda”. El sacerdote Nareg Iwisyan dijo que las bandas hab铆an robado objetos de valor y tumbas, y luego destruyeron todos los artefactos y libros religiosos, dejando grafitis sectarios e incluso excrementos humanos en su iglesia. 

Daesh, introducido desde Iraq, tambi茅n aterroriz贸 a las comunidades de Siria, hasta que las fuerzas libanesas, iraqu铆es y sirias, respaldadas por Ir谩n y con un gran coste en vidas, los expulsaron. 

Los asirios y otros cristianos del noreste de Siria formaron su milicia Sootoro, armada por Damasco y aliada de 茅ste, al principio para defender a las comunidades cristianas atacadas por Daesh. El gobierno sirio tambi茅n arm贸 a los grupos kurdos, pero 茅stos comenzaron a buscar apoyo externo, para servir a su propia agenda regional. 

Cuando Washington empez贸 a armar y a conseguir apoyo popular para el rom谩ntico proyecto de patria kurda de “Rojava” en Siria, las historias occidentales se reescribieron para borrar las otras minor铆as del norte y el este de Siria, en particular los grupos 谩rabes, asirios, armenios y otros grupos cristianos. 

Un punto clave fue Qamishli, cerca de la frontera turca, una ciudad fundada por refugiados cristianos que hu铆an de las masacres del Imperio Otomano a principios del siglo XX. Los grupos kurdos, en su mayor铆a musulmanes, no sufrieron la persecuci贸n otomana, pero s铆 la represi贸n del Estado turco moderno. Como resultado de ese conflicto en Turqu铆a, combinado con la represi贸n de Saddam Hussein en Iraq, y las purgas de Daesh, el NE de Siria recibi贸 muchos inmigrantes kurdos de Turqu铆a e Iraq.

Sin embargo, los kurdos nunca dominaron las poblaciones del noreste de Siria. Casi al final de la ocupaci贸n francesa, la potencia colonial llev贸 a cabo un censo de Qamishli y Hassakeh, el n煤cleo de las zonas que los estados occidentales reclaman como una especie de patria natural kurda. La tabla siguiente muestra que los kurdos eran una peque帽a minor铆a en las principales ciudades de la regi贸n, pero una ligera mayor铆a en el campo de Qamishli. Sin embargo, en la regi贸n, en su conjunto, los kurdos hab铆an sido alrededor del 31%, mientras que los cristianos eran el 40% y los 谩rabes el 28%.

En otras palabras, en una regi贸n que desde la d茅cada de 1940 ha sido una gobernaci贸n o provincia de Siria -pero que Washington y su ocupaci贸n militar en torno a 2015 designaron como el coraz贸n de una “administraci贸n aut贸noma” que deb铆a ser entregada a los kurdos separatistas- los cristianos hab铆an sido hist贸ricamente el grupo m谩s numeroso. 

Muchos medios de comunicaci贸n occidentales recientes pintan falsamente el separatismo kurdo en Siria como un movimiento “ind铆gena” heroico, criticando al gobierno sirio por los supuestos “abusos” contra los kurdos. Sin embargo, Damasco concedi贸 la ciudadan铆a a decenas de miles de inmigrantes kurdos a principios de 2011. Lo m谩s probable es que hayan llegado desde Iraq y Turqu铆a. No obstante, con unos 15 millones de kurdos en la vecina Turqu铆a, Siria siempre pondr铆a l铆mites a la inmigraci贸n.

El objetivo de EEUU de desmembrar Siria y utilizar partes como trampol铆n para las agendas kurdas dirigidas -muy en secreto- por Turqu铆a, era tanto un golpe ilegal a la integridad territorial de la naci贸n siria como un ataque directo a las comunidades cristianas del noreste de Siria. Despu茅s de luchar contra los sectarios estadounidenses-saud铆es de Daesh, un proyecto kurdo discriminatorio cay贸 sobre los cristianos y 谩rabes de la regi贸n del noreste.

A principios de 2015, Amnist铆a Internacional acus贸 a los “combatientes kurdos” sirios y a su milicia, el YPG, del “desplazamiento forzoso y la demolici贸n de viviendas” de “谩rabes y turcomanos.” Varios medios de comunicaci贸n estadounidenses calificaron esto de “limpieza 茅tnica” kurda de estos otros grupos. Sin embargo, no se mencionaba la purga de las comunidades cristianas. 

El informe de Amnist铆a -siempre funcional al partido Dem贸crata de EEUU- tambi茅n afirmaba que los kurdos hab铆an sido “objeto de una larga discriminaci贸n y de violaciones de los DDHH” en Siria antes de 2011; en particular, por las “restricciones al uso de la lengua y la cultura kurdas” y por hab茅rseles “negado los derechos de que gozan los nacionales sirios.” El informe admiti贸 despu茅s que “el Gobierno sirio [en abril de 2011] concedi贸 la nacionalidad a la mayor铆a de estos kurdos.”

Los preparativos para una invasi贸n terrestre de EEUU en el norte y el este de Siria en 2015 hicieron uso de la “carta kurda”. En octubre de 2014, las fuerzas kurdas hab铆an ido desde Erbil, en el norte de Iraq, hasta el norte de Siria, a trav茅s de Turqu铆a, supuestamente para reforzar los esfuerzos del YPG contra Daesh; y EEUU comenz贸 a lanzar armas desde el aire al YPG. En marzo, EEUU envi贸 instructores para ayudar a las YPG.

Y en agosto se inform贸 de que la potencia de fuego de EEUU se utilizaba en apoyo de lo que se hab铆a convertido en otra milicia antigubernamental siria. Las “Fuerzas Democr谩ticas Sirias” (SDF o QSD en 谩rabe) se formaron a partir de una base del YPG en octubre de 2015, incluyendo un proyecto de constituci贸n que conten铆a una declaraci贸n unilateral separatista kurda. 

Despu茅s de que la intervenci贸n directa de EEUU reforzara estas SDF, Amnist铆a dej贸 de hablar de los “desplazamientos forzados y las demoliciones de viviendas” kurdas. Sin embargo, los cristianos segu铆an siendo expulsados de Qamishli. Este SDF era nominalmente (pero no en la pr谩ctica) m谩s amplio que los separatistas kurdos, ya que Washington sab铆a que hab铆a muy pocos kurdos en las ciudades de Manbij, Raqqa y Deir Ezzor, centros clave que iban a ser incluidos en la regi贸n “aut贸noma” liderada por el SDF de Washington, escindida de Siria.

En octubre de 2021, este periodista visit贸 Qamishli y su comunidad cristiana. Suheil y George, del antiguo ayuntamiento, me dijeron que la comunidad cristiana de Qamishli hab铆a sido de 62 mil personas antes de la guerra, pero que se hab铆a reducido a unas 50 mil. Esto se produjo tras el terrorismo de Daesh y la incautaci贸n de muchas propiedades por parte de las SDF, respaldadas por EEUU. 

Debido a su respaldo militar estadounidense, el SDF controlaba la mayor parte de la ciudad del norte, pero no la totalidad. El Ej茅rcito 脕rabe Sirio segu铆a protegiendo el aeropuerto, el hospital principal y varias zonas militares y de “seguridad”, que inclu铆an residencias y escuelas. La milicia cristiana Sootoro ten铆a puestos de control en varias zonas adyacentes. Sin embargo, todas estas instalaciones se enfrentaban a la obstrucci贸n del SDF. El Consejo segu铆a operando en la “zona de seguridad” y en las 谩reas cristianas, y en cierta medida fuera de ellas. Desde hac铆a algunos meses se hab铆a instaurado una paz inc贸moda, con pocos enfrentamientos directos.

Una caracter铆stica visible de la vida en las ciudades ocupadas de Qamishli y Hassakeh era el gran n煤mero de estudiantes que asist铆an a las escuelas sirias. Muchos miles de ni帽os acuden diariamente a las escuelas de la “zona de seguridad”. Nos dijeron y pudimos ver, en algunos casos, que la SDF hab铆a cerrado muchas de las escuelas provinciales. Las escuelas con curr铆culo kurdo eran pocas y no hab铆an sido bien aceptadas. 

Tanto en la ciudad de Qamishli como en la de Hassakeh, los profesores de las escuelas me dijeron que algunos dirigentes de la SDF enviaban a sus hijos a escuelas de curr铆culo sirio secular. La directora de Educaci贸n de la provincia de Hassakeh, Ilham Sourkhat, nos mostr贸 tres escuelas superpobladas en la ciudad de Hassakeh y me dijo que, de las 2 mil 189 escuelas de la provincia de Hasakeh, la mayor铆a estaban ahora cerradas, y que muchas se utilizaban para fines de las milicias cipayas de las Fuerzas de Autodefensa y el SDF. Sin embargo, Siria gestionaba 145 escuelas, incluidas 22 grandes en la ciudad de Hassakeh y 20 en la ciudad de Qamishli. Una escuela primaria que vimos ten铆a m谩s de 4 mil alumnos.

Los cristianos de Siria fueron as铆 atacados y purgados en el oeste del pa铆s por los islamistas sectarios respaldados por EEUU y la OTAN (“rebeldes moderados”) y en el este por el culto a la muerte ISIS. Como escribi贸 el padre Elias Zahlawi, en nombre de “la libertad, la democracia y los DDHH”, Washington “declar贸 la guerra a mi pa铆s natal, Siria, y condujo a ella, desde un centenar de pa铆ses… a los yihadistas, perseguidos por el mal del dinero, la sangre, la avaricia y el poder.” Despu茅s de eso, las milicias proxy de las Fuerzas de Autodefensa (SDF) en el noreste se apoderaron de muchas propiedades no kurdas, lo que se sum贸 al 茅xodo de m谩s cristianos.

C贸mo Australia ayud贸 a purgar a los cristianos iraqu铆es y sirios

Bajo el pretexto de ayudar a las “minor铆as perseguidas”, aliados de EEUU como Australia y Canad谩 ayudaron a esta purga. A finales de 2015, el primer ministro australiano, Tony Abbott, se gan贸 los elogios por anunciar 12 mil nuevos “visados humanitarios” para “grupos perseguidos” en Oriente Medio. En su mayor铆a provendr铆an de Iraq y Siria, y eran en su mayor铆a cristianos asirios. Sin embargo, al mismo tiempo, Abbott dijo que el ej茅rcito australiano se unir铆a a los “ataques a茅reos” de EEUU contra Daesh.

De hecho, en septiembre de 2016, la Fuerza A茅rea Australiana, junto a la de EEUU, atac贸 y mat贸 a m谩s de 120 soldados sirios en la monta帽a detr谩s del aeropuerto de Deir Ezzor. Ese ataque cuidadosamente planificado, que permiti贸 a Daesh tomar el control de la monta帽a, fue desestimado por el entonces primer ministro australiano Malcolm Turnbull como un “error”. Sin embargo, las pruebas demostraron que se trataba de una operaci贸n bien planificada, dise帽ada para ayudar al ISIS en sus esfuerzos por tomar la ciudad de Deir Ezzor. 

En Australia hab铆a m谩s de 40 mil inmigrantes asirios, el grupo m谩s numeroso en el suburbio de Fairfield, en Sidney. Una nueva oleada lleg贸 tras los ataques y “sanciones” de EEUU a Iraq en la d茅cada de 1990. El libro de Frederick Aprim “The Betrayal of the Powerless” (La traici贸n de los impotentes) describe el desplazamiento de los asirios iraqu铆es tras la invasi贸n de 2003. Al principio, la mayor铆a proced铆a de Iraq, pero, despu茅s de 2015, muchos tambi茅n llegaron de Siria. 

En enero de 2017, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, le dijo al presidente de EEUU, Donald Trump, en su t铆pico estilo servil, “tomaremos m谩s, tomaremos a cualquiera que usted quiera que tomemos.” Del programa de Turnbull para traer “12 mil refugiados sirios, el 90 por ciento … ser谩n cristianos … es un hecho tr谩gico de la vida que cuando la situaci贸n en el Medio Oriente se asiente – las personas que van a ser m谩s improbables de tener un hogar continuo son esas minor铆as cristianas.” Por supuesto, fueron los sucesivos proyectos de guerra de Washington los que les privaron de sus hogares. De este modo, los colaboradores ayudaron a Washington con su proyecto de “Nuevo Oriente Medio”.

Detr谩s de las superficiales declaraciones de valores cristianos y del c铆nico uso de las reclamaciones de “intervenci贸n humanitaria” como pretextos para las guerras de agresi贸n, Washington ha sido el motor central de la purga de las comunidades cristianas m谩s antiguas del mundo en Palestina, Siria e Iraq. No sigamos siendo ingenuos. 

Al Mayadeen




Fuente: Lahaine.org