October 13, 2020
De parte de Kurdistan America Latina
365 puntos de vista


Cuando el sult谩n Recep Tayyip Erdogan se dio cuenta de que la escalada en Siria se hab铆a inclinado hacia Rusia, despu茅s de la intervenci贸n de este 煤ltimo hace unos cinco a帽os en la crisis en curso, comenz贸 a adoptar un nuevo enfoque. Erdogan ya no est谩 anunciando las l铆neas rojas, llamando a rezar en la Mezquita Omeya o estableciendo fechas l铆mite para que el presidente sirio Bashar Al Assad se vaya.

M谩s bien, se apresur贸 a adoptar una nueva pol铆tica basada en acuerdos y trueques a expensas de la sangre y el destino de los sirios, por lo que el acuerdo de Alepo fue el primero, y luego las operaciones Escudo del 脡ufrates, Rama de Olivo y Fuente de Paz.

Todo esto termin贸 con la ocupaci贸n por Turqu铆a de grandes 谩reas del noreste de Siria, y durante todo esto, los kurdos de Siria fueron un objetivo de sus operaciones militares.

Esta nueva realidad es que los servicios militares y de seguridad de Erdogan se han apoderado de los grupos armados de oposici贸n, respaldados por Turqu铆a, en el norte de Siria, ya que Ankara los controla, selecciona l铆deres para ellos, entrena militarmente a sus miembros, les proporciona armas, define sus batallas y paga sus salarios.

En el terreno, Turqu铆a adopt贸 la pol铆tica de imponer la identidad turca a trav茅s del cambio demogr谩fico, negociando con la moneda turca en lugar de la libra siria, adoptando el idioma y los planes de estudio turcos en educaci贸n y ense帽anza, y vinculando la infraestructura de estas 谩reas con Turqu铆a.

Lo mismo sucedi贸 en el norte de Chipre cuando las fuerzas turcas lo invadieron en 1974, por lo que los sirios que una vez se manifestaron en nombre de la revoluci贸n se encontraron frente a una autoridad turca que lo asediaba por todas partes, controlaba su destino y los usabas como herramienta en la pol铆tica de guerras sin fin de Erdogan. Fueron utilizados en sus guerras contra los kurdos, especialmente en Afrin, en las que se cometieron los cr铆menes y violaciones m谩s horribles contra 鈥渓a humanidad, la identidad, los derechos y las propiedades鈥.

Erdogan realmente comenz贸 a usarlos como mercenarios a cambio de dinero, por lo cual los envi贸 a luchar en Libia en aviones turcos, y hoy los env铆a a la guerra furiosa entre Azerbaiy谩n y Armenia, en medio de informes de que ha trasladado muchos de ellos a Mali, Somalia, Yemen, Qatar, L铆bano y otros pa铆ses en los que Erdogan interfiere en sus asuntos internos o coordina con sus reg铆menes.

Este es tambi茅n el caso de Qatar y Somalia a favor de las agendas, los sue帽os y las fantas铆as expansionistas otomanas de Erdogan; en todo esto, aprovech贸 una serie de factores para hacer de estos mercenarios un fen贸meno que amenaza la seguridad y la paz en muchas regiones, y quiz谩s los factores m谩s importantes son:

-Tras la calma de los frentes de combate en el norte de Siria debido a los acuerdos ruso-turcos, los militantes de all铆 se encontraron desempleados y en dif铆ciles condiciones de vida, especialmente despu茅s de que las autoridades responsables de ellos dejaron de pagar sus salarios, lo que empeor贸 sus condiciones a la luz de la pobreza y los altos precios de los materiales b谩sicos. No ten铆an m谩s remedio que trabajar como mercenarios para las guerras de Erdogan por dinero, sin ninguna consideraci贸n de ning煤n otro valor.

-La presi贸n ejercida por las autoridades turcas sobre la poblaci贸n del norte y este de Siria, as铆 como sobre los sirios dentro de Turqu铆a, y la explotaci贸n de los grupos pobres y sus necesidades, no se limit贸 a los militantes, sino que incluy贸 a civiles y ni帽os. Las autoridades turcas, a menudo, ponen a estos grupos entre las opciones de ir a pelear o exponerse a sanciones y medidas disuasorias, lo que los alent贸 a participar en una cultura de violencia y cometer delitos y violaciones, especialmente en la regi贸n ocupada de Afrin.

-Los motivos ideol贸gicos son el takfiri y el otomano, ya que gran parte de estos militantes se encuentran entre los grupos m谩s extremistas, militantes y terroristas como el Frente Al Nusra, Al Qaeda e incluso el ISIS, as铆 como los grupos pro-otomanos. No es una coincidencia que estos grupos se llamaran a s铆 mismos con nombres turcos y otomanos como Sultan Selim, Al Fatih, Bayazid, Suleiman Shah, Mutassim, Turkest谩n, Uigures y Samarcanda. Todos ellos est谩n sujetos a operaciones de lavado de cerebro por parte de los servicios de inteligencia turcos, lo que convirti贸 a Erdogan en el padre espiritual de estos grupos. Como dijo el comandante del ej茅rcito Mustafa Sejri en su Twitter: Erdogan es la 煤nica esperanza que les queda.

-El papel negativo de las fuerzas de oposici贸n sirias afiliadas a Turqu铆a, especialmente la Coalici贸n Nacional Siria controlada por los Hermanos Musulmanes y su ala militar conocida como Ej茅rcito Nacional Sirio (ENS). Estos grupos act煤an por orden de Turqu铆a y llevan a cabo su agenda con respecto a la crisis siria a expensas de su causa, y parecen cautivos del Estado turco y sus decisiones. No pueden salir de su agenda, ya que estas personas tienen su base en Turqu铆a y reciben salarios y ayudas a trav茅s de ella, y quien desobedezca ser谩 encarcelado, como sucedi贸 con el general de brigada Ahmed Rahal. Tambi茅n pueden ser despedidos o forzados a huir, como fue el caso de Hawwas Egid, miembro del Consejo Nacional Kurdo afiliado a la Coalici贸n Nacional Siria, en medio de una constante amenaza para ellos de abrir sus archivos privados y exponer sus secretos.

Turqu铆a como historia del mercenarismo

Desde el comienzo de la crisis siria, Erdogan se apresur贸 a explotarla, especialmente en el tema de los refugiados, abri茅ndoles las fronteras de su pa铆s. Los convirti贸 en una herramienta para chantajear a Europa, y hoy convirti贸 el fen贸meno de los mercenarios en el fen贸meno m谩s feo de la historia de Siria y distorsion贸 su imagen frente al mundo.

La sociedad siria no estuvo sometida al fen贸meno del mercenarismo, que fue un fen贸meno otomano, como lo adoptaron los turcos en sus guerras a lo largo de la historia. Lo que hizo Erdogan fue precedido por sus antepasados 鈥嬧媜tomanos, ya que las p谩ginas de la historia dicen que el sult谩n otomano Murad I fue el primero en recurrir a este m茅todo, cuando estableci贸 el cuerpo de jen铆zaros, que estaba compuesto en su mayor铆a por prisioneros de guerra j贸venes del C谩ucaso, separado de sus familias.

Este fue el m谩s terrible de los grupos de lucha otomanos, ya que su 煤nica tarea era matar, quemar y saquear.

La historia moderna tambi茅n nos cuenta c贸mo, a fines de la d茅cada de 1980, Turqu铆a form贸 el sistema de guardias de aldea (kurucu) en las regiones kurdas de Turqu铆a, y c贸mo entren贸 y arm贸 a la gente para luchar contra el movimiento kurdo en Turqu铆a, con el pretexto de lucha contra el terrorismo. El n煤mero de guardias afiliados a este sistema ronda los 100.000.

El gobierno turco alent贸 a estas personas a cometer muchas violaciones, entre ellas la quema y destrucci贸n de pueblos enteros, el desplazamiento de su gente y el asesinato de intelectuales, pol铆ticos y defensores de los derechos humanos.

Hoy, Turqu铆a ha establecido muchas organizaciones y empresas que entrenan mercenarios y los env铆an a los campos de batalla. La principal de ellas es la compa帽铆a SADAT, que est谩 dirigida por Adnan Tanriverdi, quien fue designado por Erdogan como asesor militar luego de que se retirara de las fuerzas armadas. Tanriverdi ahora tiene una poderosa influencia dentro de las instituciones militares y de seguridad en Turqu铆a.

驴D贸nde est谩 la responsabilidad?

Al hablar del fen贸meno del mercenarismo que est谩 extendiendo Turqu铆a, hay un tema fundamental que debe ser abordado: es el tema de la responsabilidad legal, moral y humanitaria para su propagaci贸n y su transformaci贸n en una amenaza para la seguridad de los pa铆ses y pueblos de la regi贸n. Aqu铆 hay dos temas b谩sicos que deben abordarse:

El primero: 驴d贸nde se sit煤a el derecho internacional y humanitario para este peligroso fen贸meno adoptado por Turqu铆a? El derecho internacional nos dice que la Convenci贸n de Ginebra de 1949 y su ap茅ndice de 1977 contienen decenas de art铆culos que criminalizan a los mercenarios y despojan a los mercenarios de los derechos estipulados para los prisioneros de guerra.

Un mercenario, seg煤n la definici贸n legal, es toda persona que lucha en una tierra diferente a la tierra a la que pertenece y es reclutado por otro pa铆s.

La pregunta aqu铆 es 驴en qu茅 capacidad lucha el militante sirio en Libia y Azerbaiy谩n?

Sin duda, la responsabilidad de Turqu铆a es clara dado que es el pa铆s que est谩 reclutando a estas personas sin disuasi贸n.

El segundo punto es la responsabilidad de los pa铆ses involucrados en la crisis siria, y la responsabilidad aqu铆 est谩 relacionada con el fracaso de estos pa铆ses en lograr un arreglo pac铆fico de la crisis siria. Siempre que se retrasa la salida pol铆tica a la crisis, el fen贸meno del mercenarismo se expande, sobre todo porque Erdogan no deja de librar guerras por motivos pol铆ticos e ideol贸gicos de los que depende para mirar hacia adelante para lograr su proyecto de expansi贸n en el futuro.

La pregunta es: 驴cu谩ndo actuar谩 la comunidad internacional para responsabilizar a Turqu铆a por la propagaci贸n del fen贸meno de los mercenarios en regiones separadas del mundo?

FUENTE: Khorshid Delli / North  Press Agency / Traducci贸n y edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org