August 15, 2021
De parte de La Haine
335 puntos de vista

Pese a su historial de apartheid en Palestina y apoyo a los reg铆menes africanos m谩s sanguinarios. Qu茅 busca en 脕frica

La Uni贸n Africana ha anunciado recientemente la readmisi贸n de Israel en el organismo panafricano casi dos d茅cadas despu茅s de haber sido expulsado por sus 55 miembros y por supuestas presiones del entonces l铆der libio Muammar Gadafi.

Dicha readmisi贸n se ha producido seg煤n analistas por la asfixiante presi贸n de altos funcionarios israel铆es y los lobbies pro-israel铆es que, bajo amenazas de terceros, enti茅ndase, EE.UU. y la Uni贸n Europea (UE), han provocado el pliegue incondicional de la Uni贸n Africana.

En un principio, la admisi贸n de Israel ser谩 como miembro observador, como paso previo a convertirse a medio plazo en miembro permanente, no obstante, podr谩 participar en todas las deliberaciones del organismo y tener voz, aunque no voto.

El organismo africano ha criticado hist贸ricamente a Israel por la brutal ocupaci贸n de los territorios palestinos durante d茅cadas y m谩s concretamente en las 煤ltimas ofensivas militares israel铆es sobre la Franja de Gaza.

El comisario de la Uni贸n Africana, Moussa Faki Mahamat, conden贸 en茅rgicamente 鈥渓os ataques a茅reos israel铆es en la Franja de Gaza y los violentos ataques en la Mezquita Al-Aqsa cometidos por las fuerzas de ocupaci贸n israel铆es contra fieles palestinos鈥 y declar贸 que 鈥渓as acciones del ej茅rcito israel铆, incluidos los continuos desalojos forzosos e ilegales de palestinos de sus hogares en Jerusal茅n Este [este de Al-Quds], constituyen una clara violaci贸n del derecho internacional y aumentan a煤n m谩s las tensiones en la regi贸n, complicando la b煤squeda de una soluci贸n justa y duradera鈥.

La Uni贸n Africana ha sido tambi茅n especialmente cr铆tica con la pol铆tica de expulsi贸n masiva en los pasados a帽os de refugiados sudaneses y eritreos que alcanza la cifra de 40 000. La poblaci贸n africana en Israel es a menudo v铆ctima de la xenofobia y el racismo que amplios sectores de la poblaci贸n israel铆 muestra contra la estigmatizada poblaci贸n negra, mostrando a menudo banderas y pancartas en los que se cita consignas como 鈥淭el Aviv es para los jud铆os, Sud谩n para los sudaneses鈥, 鈥淣egros, afuera鈥, 鈥淗emos venido a borrar las tinieblas鈥.

Amnist铆a Internacional denuncia que el 铆ndice de aceptaci贸n de solicitudes de asilo de eritreos y sudaneses por parte de Israel es muy bajo, inferior al 0,5 %. De los 15 200 eritreos y sudaneses que presentaron solicitud entre 2013 y 2017, s贸lo 12 han sido reconocidos como refugiados.

En los 煤ltimos 10 a帽os, Israel s贸lo ha reconocido la condici贸n de persona refugiada al 0,1 % de los solicitantes de asilo eritreos. En comparaci贸n, el porcentaje de eritreos reconocidos como refugiados en la UE en 2016 fue del 92,5 %.

Benjam铆n Netanyahu ha llegado a se帽alar p煤blicamente 鈥淪i no hacemos nada, pronto ser谩n 600 000. Este fen贸meno es extremadamente grave y amenaza los fundamentos de la sociedad israel铆, la seguridad y la identidad nacional鈥, 茅ste 煤ltimo es en realidad el problema fundamental del r茅gimen israel铆, la identidad nacional y la supuesta pureza y supremac铆a de su colectivo.

Israel denomina a los africanos como 鈥業nfiltrados鈥 porque este colectivo pone en peligro, no s贸lo y como argumentan las autoridades, la seguridad y la contracci贸n de los salarios, en realidad lo que peligra es la posibilidad de un cambio demogr谩fico donde la mayor铆a jud铆a vea a grupos 茅tnicos, raciales o religiosos dispares, desequilibrar el proyecto de un estado jud铆o consolidado.

Para contribuir a evitar que peligre la 鈥榠dentidad nacional jud铆a鈥, Israel estableci贸 un programa encubierto de esterilizaci贸n masiva de mujeres africanas, bajo pretexto de una campa帽a de vacunaci贸n donde en realidad se les administraban dosis de un potente y controversial anticonceptivo de larga duraci贸n denominado Depo-Provera, un m茅todo hormonal que, durante la 煤ltima d茅cada, ha provocado una disminuci贸n del 50 % de la natalidad de las mujeres africanas.

El problema ha resultado ser de tipo racial, la gran mayor铆a de mujeres esterilizadas de manera solapada lo han sido a pesar de ser Falachas o et铆opes jud铆as, pero negras, y a pesar de que, seg煤n la propaganda de Israel, el hecho de ser jud铆o debiera en base a la Ley del Retorno de 1950, conceder autom谩ticamente la ciudadan铆a israel铆, estas africanas hebreas se ve铆an obligadas a ser encubiertamente esterilizadas a su llegada a Israel a cambio de una tarjeta de residencia.

El anticonceptivo administrado a estas mujeres africanas fue probado previamente en EE.UU. en los a帽os 60 en mujeres vulnerables con graves consecuencias, enfermedades y numerosos fallecimientos.

El gobierno israel铆 tuvo que admitir lo que era un secreto a voces y es que Israel usando el pretexto de las vacunas, esterilizaba masivamente a mujeres africanas. No obstante, este esc谩ndalo no trascendi贸 a nivel internacional por lo que apenas sufri贸 condena alguna de la comunidad internacional.

Ante este panorama de absoluto desprecio por parte de Israel al pueblo africano, los l铆deres de la Uni贸n Africana rinden pleites铆a a un r茅gimen que seg煤n la ONG Humans Right Watch (HRW) ejerce el Apartheid de manera sistem谩tica sobre la aut贸ctona poblaci贸n semita palestina.

La Corte Penal Internacional (CPI) no se queda corta tampoco al denunciar que se evidencia la comisi贸n de cr铆menes de guerra por parte de las fuerzas de seguridad israel铆es en sus ataques contra la poblaci贸n civil en la Franja de Gaza y establece la limpieza 茅tnica en barrios palestinos de Jerusal茅n como medio de invertir la situaci贸n demogr谩fica de los territorios palestinos.

No obstante entre miembros africanos de este organismo se ha conformado un frente que se opone a la presencia de Israel en la Uni贸n Africana, un grupo de 14 pa铆ses liderados por Argelia, Sud谩frica, T煤nez Nigeria y Namibia que exigen la expulsi贸n inmediata de Israel argumentando que la acreditaci贸n de Israel como Estado observador atenta contra la posici贸n de principio de solidaridad con el pueblo palestino expresada por la Uni贸n Africana as铆 como su predecesora la Organizaci贸n de la Unidad Africana (OUA).

Israel ha armado y apoyado reiteradamente a las dictaduras africanas m谩s sanguinarias, incluido el r茅gimen sudafricano del apartheid, as铆 como a las fuerzas militares y paramilitares de Ruanda en los a帽os previos al genocidio en ese pa铆s.

Israel ha violado un embargo internacional de armas al suministrar armamento a las fuerzas de Sud谩n del Sur. Actualmente, Israel adiestra a unidades que protegen a los reg铆menes totalitarios de Camer煤n, Guinea Ecuatorial y Togo.

El bloque de los catorce se帽ala que Israel ha actuado con total impunidad durante d茅cadas de violaciones de los derechos humanos y vulneraci贸n sistem谩tica del derecho internacional. La Uni贸n Africana no deber铆a premiar a un infractor de los derechos humanos, agresor y potencia colonizadora.

Los catorce denuncian que el proceso de inclusi贸n de Israel como miembro observador soslaya los criterios y normas de procedimiento y corren el riesgo de socavar la estabilidad y la credibilidad de la Uni贸n Africana. Sostienen tambi茅n que esta cuestionable decisi贸n tambi茅n viola varios objetivos del Acta Constitutiva, que compromete a la Uni贸n Africana a trabajar por la unidad y la solidaridad africanas, promover la paz, los principios democr谩ticos, la participaci贸n popular y los derechos humanos.

Lo cierto es que pocos son los africanos que se ver谩n beneficiados por la inclusi贸n de Israel en la Uni贸n Africana y es inminente que la mayor铆a de los solicitantes de asilo en la entidad sionista se vean abocados a regresar de manera forzosa a sus pa铆ses de origen donde sufrir谩n la misma persecuci贸n de la que hab铆an escapado.

HispanTV / La Haine




Fuente: Lahaine.org