November 24, 2021
De parte de ANRed
291 puntos de vista


Foto: Germán Romeo Pena (ANRed).

A cuatro días del asesinato de Elías Garay, comunero de la Lof Quemquemtrew de Cuesta del Ternero, la comunidad mapuche desmintió las versiones oficiales de los hechos: «¿cómo pudieron entrar dos personas munidas con armas largas a un territorio en conflicto que está sitiado por la Policía (de Río Negro) y el Grupo Especial del Cuerpo de Operaciones Especiales de Rescate (COER) hace más de 55 días, con tres barreras que impiden el acceso a la única ruta?», se preguntan. Y agregan: «desde el territorio repudiamos y desmentimos todas las hipótesis maliciosas que pretende instalar el intendente Pogliano y el poder jurídico. Esto que pasó no es novedad en la Cuesta del Ternero. Fue la misma la misma suerte que corrió la abuela Lucinda Quitunpuray y su hijo. La historia de mafias se repite, con una clara complicidad de la policía, jueces, fiscales, el poder político, mediático y empresarial. Esto fue una cacería mapuche», sentencian. Además, informaron que se retiró el COER, pero que se redobló la presencia de la Policía de Río Negro: «no respetan ni nuestro duelo: la lof sitiada, los policías sicarios sueltos, nuestro lamuen asesinado». Por ANRed.


Al cumplirse cuatro días del asesinato de Elías Garay, comunero de la Lof Quemquemtrew de Cuesta del Ternero, paraje cercano a la localidad rionegrina de El Bolsón, la comunidad mapuche desmintió las versiones oficiales sobre el ataque que sufrió el domingo 21 por la tarde la comunidad por parte de dos individuos no identificados – y que la justicia aún no explicó nada sobre si los están o no buscando – que dispararon contra los comuneros, asesinando a Garay y dejando a Gonzalo Cabrera con heridas de bala calibre 22 en su abdomen, que luego tuvo que ser intervenido quirúrgicamente e internado.

Así lo comunicó la Lof Quemquemtrew en la voz de su vocera Soraya Maicoño: «Mari mari, kom pu lamuen. Desde el Lof Quemquemtrew comunicamos que este domingo 21, siendo las 15.20 horas, aproximadamente, primero se vio sobrevolar un drone de la policía – que ya se ha visto en otras oportunidades -, luego se vieron dos hombres que, al consultarle qué hacían allí, dijeron que estaban cazando. Inmediatamente se les pidió que se retiren. Ellos, hicieron alarde de sus armas, las que no dudaron en usar: dispararon a quemarropa. El peñi lamuen Elías Garay falleció en el acto. El peñi lamuen Gonzalo Cabrera quedó herido de gravedad. Apenas se dio aviso, se llamó a una ambulancia. Nosotros nos preguntamos: ¿cómo pudieron entrar dos personas munidos con armas largas a un territorio en conflicto que está sitiado por la Policía (de Río Negro) y el Grupo Especial del Cuerpo de Operaciones Especiales de Rescate (COER) hace más de 55 días, con tres barreras que impiden el acceso a la única ruta?«, se preguntan desde la comunidad mapuche, desmintiendo y desconfiando de la versión oficial que señala que se trató de dos cazadores que sortearon el megaoperativo policial en la zona.

Asimismo, remarcaron: «repudiamos y desmentimos todas las hipótesis maliciosas que pretende instalar el intendente Pogliano y el poder jurídico. Esto que pasó no es novedad en la Cuesta del Ternero. Fue la misma suerte que corrió la abuela Lucinda Quintupuray y su hijo. La historia de mafias se repite, con una clara complicidad de la policía, jueces, fiscales, el poder político, mediático y empresarial», denuncian, en referencia a los antecedente de de tierras robadas en Cuesta del Ternero con el crimen impune de Lucinda Quintupuray, quien fue acribillada en su cama en 1993 luego de rechazar varias ofertas de venta de sus tierras, y el de su hijo Victorio, que corrió la misma suerte, siendo un caso paradigmático que constituye un patrón de las prácticas de apropiación de territorio mapuche a manos del Estado, para pasar luego a manos privadas.

«Esto sí fue una cacería. Una cacería mapuche», remarcó la lof, y agregó: «hoy nuestro peñi lamuen Gonzalo fue trasladado e urgencia al Hospital de Bariloche. Se retiró el COER. Sí. Pero la presencia de la Policía de Río Negro se redobló y ya está cortada nuevamente la ruta, impidiendo el ingreso de comunidades que vinieron a acompañarnos. No respetan ni nuestro duelo: la lof sitiada, los policías sicarios sueltos, nuestro lamuen asesinado«.

Finalmente, desde la Lof Quemquemtrew hacen un «llamado a nuestro pueblo a que nuestro feyentún (creencias vivenciadas mediante ritos ceremoniales), se sostenga firme, que con nuestro newen y fuerza espiritual y acompañamiento podamos vivir en el territorio de una manera acorde al La’fken mapu y que la justicia mapuche se cumpla. ¡Quemquemtrew resiste!», culmina el comunicado.





Fuente: Anred.org