December 30, 2020
De parte de La Haine
1,138 puntos de vista

El estallido verde en la Plaza Congreso :: Una verdadera explosi贸n de alegr铆a, abrazos y llantos fue protagonizada por miles y miles de mujeres en toda Argentina

Maira Fern谩ndez (29) llora: 鈥淓sto se lo vamos a contar a nuestros hijos, a nuestros nietos鈥. Baila con su grupo de amigas; alza una foto de N茅stor, Cristina y Maradona; grita euf贸rica toda vez que la vicepresidenta aparece en la pantalla. 鈥淓sto es historia鈥, completa una de sus amigas. Esa es la evidente sensaci贸n colectiva. Esta noche de luna llena, esta madrugada es historia. Minutos despu茅s, los ojos de Maira y los de la multitud clavados en las pantallas ubicadas cada dos cuadras en los alrededores del Congreso, abucheos a Jos茅 Mayans 鈥撯渇uera macho fuera鈥, le cantan–, y a las 4.12 los abrazos y m谩s l谩grimas.

Por primera vez, el cl谩sico c谩ntico “aborto legal en el hospital” no suena a reclamo sino a reivindicaci贸n. Unos pocos fuegos artificiales y el humo verde de bengalas adornan el festejo de un resultado que aunque se sab铆a positivo de antemano no resta intensidad al momento. Adem谩s, no se esperaba semejante diferencia (38 votos a favor y 29 en contra). Las mujeres con sus pa帽uelos verdes en la cabeza, en el cuello, en las mu帽ecas, con el glitter verde en los p谩rpados, con ropa verde, j贸venes sobre todo, se funden en m煤ltiples abrazos que parecen uno solo. Enseguida, el fondo de las pantallas se torna verde tambi茅n y anuncia: 鈥淟o conquistamos, 隆es ley! El aborto es un derecho desde hoy”.

鈥淨uisi茅ramos haber pronunciado estas palabras much铆simo antes. Muchas vidas de mujeres y otras personas con capacidad de abortar se hubieran salvado. La ley de Interrupci贸n Voluntaria del Embarazo viene a resolver una injusticia. La de los embarazos forzados, la de las ni帽as obligadas a parir, la de la imposibilidad de decidir sobre nuestros cuerpos. Ah铆 donde hab铆a una injusticia hubo organizaci贸n feminista. Desde hoy podemos finalmente decidir. Es el primer paso para ejercer nuestra autonom铆a, ser soberanas y vivir libres de violencia鈥, expresan referentes de la Campa帽a Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito desde el escenario principal del sector verde, del cual cuelga una bandera que dice: 鈥淣i una muerte m谩s por aborto clandestino鈥.

V铆deo de los festejos
https://content.jwplatform.com/previews/4ZUmYiB8

Las oradoras recuerdan a Dora Coledesky, fundadora de la Campa帽a, y dicen que esta nueva norma es la 鈥渓ey Dora鈥. 鈥淟ogramos torcer el brazo de una historia que nos impuso el mandato de la maternidad.
Esta ley es el reconocimiento de que hay otras decisiones, realidades y deseos, y que ninguna de nosotras va a morir, ser juzgada o encarcelada por no querer continuar un embarazo. Y si as铆 fuera estamos para darlo vuelta. Este avance de los feminismos de nuestro pa铆s resuena en el mundo como un augurio de libertad y emancipaci贸n鈥, celebran.

La escena nocturna de la la votaci贸n en senadores fue muy similar a la del d铆a de la media sanci贸n en diputados, incluso por el calor agobiante. En el sector verde, esta vez hubo mucha m谩s gente. 鈥淣o estuve en Diputados por la pandemia, pero cre铆a que hoy ten铆a que estar鈥, cuenta Fernanda Romero, de la Coordinadora F煤tbol sin Fronteras, una agrupaci贸n de hinchas de diferentes clubes unidas por el feminismo. 鈥淪omos de Racing, Independiente, Boca, River, Gimnasia, Estudiantes. Defendemos el mismo color: el verde.鈥 En Rivadavia hab铆an colocado unas cintas a su alrededor, delimitando el per铆metro de la agrupaci贸n, algo que tambi茅n hab铆an hecho otras organizaciones.

Callao, mucho m谩s poblada, presentaba un clima que oscilaba entre manifestaci贸n, feria y boliche. Se vend铆a de todo: m谩s all谩 de comida 鈥搈uch铆simos puestos de choripanes y hamburguesas- y bebida –los vendedores de cervezas, de nuevo mayor铆a, esquivaban a la multitud cargando sus heladeras–, hab铆a todo tipo de accesorios de color verde. Tambi茅n cuadros artesanales, carteras, tops, calcos, prendedores, llaveros, imanes, shampoo s贸lido, sahumerios. Se hac铆an trenzas y rastas; se maquillaba 鈥渁 colaboraci贸n鈥. Se ofrec铆an hasta brownies locos.

De nuevo, cumbia y reggaet贸n a todo volumen, cuerpos transpirados con poca ropa danzando por horas, chicas sin corpi帽o. Un clima de fiesta que alcanzaba su cl铆max en la esquina de Mitre, donde estaba el Movimiento Evita con sus parlantes y volaba la espuma. Tambi茅n hab铆a cientos de personas m谩s tranquilas, sentadas sobre mantas siguiendo con atenci贸n las intervenciones de los senadores por las pantallas. La fila de carpas de agrupaciones era interminable.

Del lado celeste (antiabortistas), alrededor de las 2, el beb茅 gigante manchado de sangre segu铆a estoico, pero ya se ve铆an algunas caras de derrota. Dos mujeres desde el escenario arengaban: 鈥淟a vida es esto. Alegr铆a, m煤sica, baile鈥. 鈥淯san a la pobreza como una herramienta de no s茅 qu茅鈥, dijo una, imprecisa. La otra complet贸: 鈥淐omo una excusa para la muerte鈥. Se ve铆a bastante m谩s gente que el d铆a de la media sanci贸n, aunque notablemente menos que del otro lado. Flameaban banderas nacionales y hab铆a monjas y sacerdotes. Eran invitadas mujeres al escenario a dar su testimonio. Marisa, por ejemplo, cont贸 que ella se volvi贸 abogada, que tener un hijo no se lo impidi贸. Que, al contrario, la 鈥渆mpoder贸鈥.

Del lado verde, Susana Gam贸n observaba c贸mo maquillaban a su hija de 16 a帽os. 鈥淓s maravillosa esta generaci贸n. Tiene una fuerza a la que nosotras ni nos asom谩bamos. Hoy sale esto, pero despu茅s trabajaremos sobre otra cosa. La prostituci贸n, la trata. No descansan. Siempre hay algo m谩s鈥, elogiaba la mujer. Ver贸nica agitaba sobre Rivadavia una enorme bandera verde. 鈥淓s todo o nada. Pas茅 por una experiencia dif铆cil de mi vida, pero a veces no hace falta pasar por esto. Simplemente ser mujer es dif铆cil en esta vida. No estoy a favor de la ley por m铆, sino por los que vienen, por mis hijos y bisnietos.鈥 Como aseguraron desde la Campa帽a, esta noche los feminismos torcieron el brazo de la historia impuesta para escribir la propia, y as铆 fue como se sinti贸 en la calle.

Aborto legal: qu茅 dice la ley

La ley de Interrupci贸n Voluntaria del Embarazo despenaliza y legaliza el aborto en las primeras 14 semanas de gestaci贸n. Su sanci贸n transforma el aborto clandestino en seguro, legal y gratuito.

Los principales puntos del proyecto de ley de aborto legal

  1. Se consagra el derecho de mujeres y personas con otras identidades de g茅nero con capacidad de gestar a decidir la interrupci贸n del embarazo, requerir y acceder a la atenci贸n del aborto, y recibir atenci贸n postaborto en los servicios del sistema de salud.
  2. El aborto se permitir谩 hasta la semana catorce inclusive, del proceso gestacional. Fuera de ese plazo solo se podr谩 acceder en caso de violaci贸n o si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante.
  3. Mujeres y personas gestantes tienen derecho a acceder a la interrupci贸n de su embarazo en los servicios del sistema de saludo con su asistencia, en un plazo m谩ximo de diez (10) d铆as corridos desde su requerimiento.
  4. En caso de menores de 13 a帽os, se debe contar con el consentimiento informado y la asistencia de al menos uno de sus progenitores o representante legal.
  5. En los casos de adolescentes de entre 13 y 16, deber谩 tener un acompa帽ante o “referente afectivo”.
  6. Previo a la realizaci贸n del aborto se requiere el consentimiento informado de la persona gestante expresado por escrito.
  7. El profesional de salud que deba intervenir de manera directa en la interrupci贸n del embarazo tiene derecho a ejercer la objeci贸n de conciencia. Para ello deber谩 mantener su decisi贸n en todos los 谩mbitos, p煤blico y privado, en que ejerza su profesi贸n, y derivar de buena fe a la paciente para que sea atendida por otro u otra profesional en forma tempor谩nea y oportuna, sin dilaciones.
  8. Los centros de salud privados o de la seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar un aborto a causa de la objeci贸n de conciencia deber谩n prever y disponer la derivaci贸n a un lugar, de similares caracter铆sticas, donde se realice efectivamente la prestaci贸n.
  9. El personal de salud no podr谩 negarse a la realizaci贸n de la interrupci贸n del embarazo en caso de que la vida o salud de la persona gestante est茅 en peligro y requiera atenci贸n inmediata e impostergable.
  10. Tampoco se podr谩 alegar objeci贸n de conciencia para negarse a prestar atenci贸n sanitaria postaborto. El incumplimiento de los requisitos para ejercer el derecho de objeci贸n de conciencia dar谩 lugar a las sanciones disciplinarias, administrativas, penales y civiles, seg煤n corresponda.
  11. Obras sociales y prepagas deben incorporar la cobertura integral y gratuita de la interrupci贸n voluntaria del embarazo. Estas prestaciones quedan incluidas en el Programa Nacional de Garant铆a de Calidad de la Atenci贸n M茅dica y en el PMO con cobertura total, junto con las prestaciones de diagn贸stico, medicamentos y terapias de apoyo.
  12. El Estado tiene la responsabilidad de implementar la Ley n煤mero 26.150 de Educaci贸n Sexual Integral, estableciendo pol铆ticas activas para la promoci贸n y el fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva de toda la poblaci贸n.
  13. Se modifica el art铆culo 85 del C贸digo Penal, que quedar谩 redactado de la siguiente manera: “ART脥CULO 85. – El o la que causare un aborto ser谩 reprimido: 1潞) Con prisi贸n de TRES (3) a DIEZ (10) a帽os, si obrare sin consentimiento de la persona gestante. Esta pena podr谩 elevarse hasta QUINCE (15) a帽os si el hecho fuere seguido de la muerte de la persona gestante. 2潞) Con prisi贸n de TRES (3) meses a UN (1) a帽o, si obrare con consentimiento de la persona gestante, luego de la semana CATORCE (14) de gestaci贸n y siempre que no mediaren los supuestos previstos en el art铆culo 86”.
  14. El art铆culo 86 quedar谩 redactado as铆: “No es delito el aborto realizado con consentimiento de la persona gestante hasta la semana CATORCE (14) inclusive del proceso gestacional”.

P谩gina 12 / La Haine




Fuente: Lahaine.org