February 7, 2021
De parte de Amor Y Rabia
2,273 puntos de vista

por Glenn Greenwald

12 de enero de 2021

En los 煤ltimos tres meses, los gigantes tecnol贸gicos han censurado el discurso pol铆tico y el periodismo para manipular la pol铆tica estadounidense, mientras que los liberales, de manera virtualmente un谩nime, aplaud铆an.

Los usuarios de la red social Parler encontraron este mensaje de error el 11 de enero de 2021, despu茅s de que Apple, Google y Amazon se unieran para eliminarla de sus App Stores y servicios de alojamiento 

Los cr铆ticos de la censura de Silicon Valley durante a帽os han escuchado el mismo estribillo: las plataformas tecnol贸gicas como Facebook, Google y Twitter son corporaciones privadas y pueden alojar o prohibir a quien quieran. Si no te gusta lo que hacen, la soluci贸n no es quejarse ni regularlos. En lugar de ello, cree su propia red social que funcione de la manera que usted cree que deber铆a.

Los fundadores de Parler escucharon esa sugerencia y lo intentaron. En agosto de 2018, crearon una plataforma de redes sociales similar a Twitter, pero que promet铆a protecciones de privacidad mucho mayores, incluida la negativa a agregar datos de usuarios para monetizarlos para los anunciantes o el analizar mediante algoritmos lo que les interesa para darles promociones de contenidos o productos. Tambi茅n prometieron derechos de libertad de expresi贸n mucho mayores, rechazando la vigilancia de contenido cada vez m谩s represiva de los gigantes de Silicon Valley.

Durante el 煤ltimo a帽o, Parler tuvo un 茅xito inmenso. Millones de personas que se opusieron a la creciente represi贸n del discurso en las redes sociales m谩s grandes o cuyas cuentas hab铆an sido canceladas se inscribieron en la nueva empresa de redes sociales.

A medida que la censura de Silicon Valley se iba intensificando de manera radical en los 煤ltimos meses (prohibiendo los informes previos a las elecciones de The New York Post sobre la familia Biden, denunciando y eliminando m煤ltiples publicaciones del presidente de los EEUU y luego eliminando su cuenta misma, la eliminaci贸n masiva de cuentas derechistas) mucha gente emigr贸 a Parler, que fue catapultado as铆 al puesto n煤mero uno en la lista de aplicaciones m谩s descargadas en Apple Play Store, 煤nica y exclusiva forma forma que tienen los usuarios de iPhone para descargar aplicaciones. “En general, la aplicaci贸n fue la d茅cima aplicaci贸n de redes sociales m谩s descargada en 2020 con 8.1 millones de nuevas instalaciones”, inform贸 TechCrunch.

Parec铆a que Parler hab铆a demostrado que los cr铆ticos del poder monopolista de Silicon Valley estaban equivocados. Su 茅xito demostr贸 que, despu茅s de todo, era posible crear una nueva plataforma de redes sociales para competir con Facebook, Instagram y Twitter. Y lo hicieron haciendo exactamente lo que los defensores de Silicon Valley insistieron durante mucho tiempo que deber铆a hacerse: si no te gustan las reglas impuestas por los gigantes tecnol贸gicos, crea tu propia plataforma con reglas diferentes.

Pero hoy, si desea descargar, registrarse o usar Parler, no podr谩 hacerlo. Eso se debe a que tres monopolios de Silicon Valley, Amazon, Google y Apple, se unieron de manera brutal para eliminar a Parler de Internet, justo en el momento en que se convirti贸 en la aplicaci贸n m谩s descargada del pa铆s.

Si uno estuviera buscando evidencia para demostrar que estos gigantes tecnol贸gicos son, de hecho, monopolios que aplican comportamientos anticompetitivos en violaci贸n de las leyes antimonopolio, y que eliminan cualquier intento de competir con ellos en el mercado, ser铆a dif铆cil de imaginar algo m谩s convincente que c贸mo utilizaron su poder ilimitado para destruir por completo a un competidor en ascenso.


El ataque unificado de Silicon Valley comenz贸 el 8 de enero, cuando Apple envi贸 un correo electr贸nico a Parler y les dio 24 horas para demostrar que hab铆an cambiado sus pr谩cticas de moderaci贸n o, de lo contrario, tendr铆an que hacer frente a su expulsi贸n de la App Store. La carta afirmaba: “Hemos recibido numerosas quejas con respecto a contenido objetable en su servicio Parler, acusaciones de que la aplicaci贸n Parler se utiliz贸 para planificar, coordinar y facilitar las actividades ilegales en Washington DC el 6 de enero de 2021 que dieron lugar (entre otras cosas) a la p茅rdida de vidas, numerosas lesiones y la destrucci贸n de bienes”. Y terminaba con esta advertencia:

Para garantizar que no se interrumpa la disponibilidad de su aplicaci贸n en la App Store, env铆e por favor una actualizaci贸n y el plan de mejora de moderaci贸n solicitado dentro de las 24 horas posteriores a la fecha de este mensaje. Si no recibimos una actualizaci贸n que cumpla con las Pautas de revisi贸n de la App Store y el plan de mejora de moderaci贸n solicitado por escrito dentro de las 24 horas, su aplicaci贸n se eliminar谩 de la App Store.

El mensaje de las 24 horas era obviamente una excusa y buscaba 煤nicamente guardar las apariencias. La expulsi贸n era un hecho consumado (fait accompli) sin importar lo que hiciera Parler. Para empezar, la carta fue filtrada inmediatamente a Buzzfeed, que la public贸 en su totalidad. Un ejecutivo de Parler detall贸 los intentos fallidos de la compa帽铆a de comunicarse con Apple. “B谩sicamente nos enga帽aron”, me dijo. Al d铆a siguiente, Apple notific贸 a Parler su eliminaci贸n de la App Store. “No distribuiremos aplicaciones que tengan contenido peligroso y da帽ino”, dijo la empresa m谩s rica del mundo, y por lo tanto: “Ahora hemos expulsado su aplicaci贸n de la App Store”.

Es dif铆cil exagerar el da帽o que produce a una plataforma el ser eliminada de la App Store. Los usuarios de iPhones tienen prohibido descargar aplicaciones en sus dispositivos desde Internet. Si una aplicaci贸n no est谩 en la App Store, no se puede utilizar en el iPhone. Incluso los usuarios de iPhone que ya hayan descargado Parler perder谩n la capacidad de recibir actualizaciones, lo que en breve har谩 que la plataforma sea inmanejable e insegura.

En octubre, el House Judiciary Subcommittee on Antitrust (Subcomit茅 Judicial del Congreso sobre Derecho Antimonopolio, Comercial y Administrativo) emiti贸 un informe de 425 p谩ginas en el que conclu铆a que Amazon, Apple, Facebook y Google poseen poderes monopolistas y est谩n utilizando ese poder de manera anticompetitiva. Sobre Apple, destacaron el control de la compa帽铆a sobre los iPhones a trav茅s de su control de acceso a la App Store. Como explic贸 Ars Technica al destacar los hallazgos clave del informe:

Apple controla alrededor del 45% del mercado de smartphones en EEUU y el 20% del mercado mundial de smartphones, seg煤n comprob贸 el comit茅, y se proyecta que venda su iPhone n煤mero 2.000 millones en 2021. Es cierto que, en el mercado de smartphones,  Apple no es  un monopolio. Pero iOS y Android tienen un duopolio efectivo en los sistemas operativos m贸viles.

Sin embargo, concluye el informe, Apple tiene un control monopolista sobre lo que el usuario puede hacer con un iPhone. Solo puede poner aplicaciones en su tel茅fono a trav茅s de la App Store de Apple, y Apple tiene un control total sobre esa App Store; es por eso por lo que Epic la ha denunciado

El comit茅 encontr贸 documentos internos que demuestran que el liderazgo de la empresa, incluido el ex director ejecutivo Steve Jobs, “reconoc铆an que el requisito de IAP aplastar铆a la competencia y limitar铆a las aplicaciones disponibles para los clientes de Apple”. El informe concluye que Apple tambi茅n ha utilizado injustamente su control sobre las API, las clasificaciones de las b煤squedas y las aplicaciones instaladas autom谩ticamente para limitar el acceso de la competencia a los usuarios del iPhone.

Poco despu茅s, Parler se enter贸 de que Google, sin previo aviso, tambi茅n la hab铆a “eliminado” de su Play Store, lo que limitaba gravemente la capacidad de los usuarios para descargar Parler en tel茅fonos Android. Las acciones de Google tambi茅n significaron que aquellos que usan Parler en sus tel茅fonos Android ya no recibir铆an las actualizaciones de seguridad y las funciones necesarias.

Fue precisamente el abuso de poder de Google para controlar su dispositivo de aplicaciones lo que se cuestion贸 “cuando la Comisi贸n Europea consider贸 a Google LLC como la empresa dominante en la App Store del sistema operativo m贸vil Android (es decir, Google Play Store) y mult贸 al gigante de b煤squeda online y de la publicidad con 4.340 millones de euros por llevar a cabo pr谩cticas anticompetitivas para fortalecer su posici贸n en varios otros mercados a trav茅s de su dominio en el mercado de la App Store”.

El d铆a despu茅s de que Apple y Google unidas actuaran contra Parler, Amazon asest贸 el golpe fatal. La empresa fundada y dirigida por el hombre m谩s rico del mundo, Jeff Bezos, utiliz贸 un lenguaje pr谩cticamente id茅ntico al de Apple para informar a Parler que su servicio de alojamiento web (AWS) estaba eliminando la capacidad de Parler para alojar su web en AWS: “Como Parler no puede cumplir con nuestros t茅rminos de servicio y representa un riesgo muy real para la seguridad p煤blica, planeamos suspender la cuenta de Parler a partir del domingo 10 de enero a las 11:59 p.m. PST.”. Debido a que Amazon es una fuerza tan dominante en el alojamiento web, Parler hasta ahora no ha encontrado un servicio de alojamiento para su plataforma, raz贸n por la cual ha desaparecido no solo de las tiendas de aplicaciones y los tel茅fonos, sino tambi茅n de Internet (esta situaci贸n ha cambiado: ir贸nicamente, hace poco se inform贸 que Parler estaba negociando con una empresa rusa para lograr volver a tener alojamiento web, AyR).

El jueves, Parler era la aplicaci贸n m谩s popular en EEUU. El lunes, tres de los cuatro monopolios de Silicon Valley se unieron para destruirla.


De manera virtualmente un谩nime, los liberales estadounidenses m谩s conocidos celebraron este uso del poder monopolista de Silicon Valley para cerrar Parler, dela misma forma que aplaudieron de manera abrumadora las dos extraordinarias afirmaciones previas de las potencias tecnol贸gicas para controlar el discurso pol铆tico estadounidense: la censura de los informes del New York Post sobre el contenido del ordenador port谩til de Hunter Biden, y la expulsi贸n del presidente de los EEUU de las principales redes sociales. De hecho, ser铆a dif铆cil encontrar un solo pol铆tico nacional de la izquierda liberal que simplemente expresara su preocupaci贸n por algo de esto, y mucho menos se opusiera a ello.

No fue solo los principales pol铆ticos de izquierda no se opusieron a ello, sino que algunos de ellos fueron los que suplicaron a Silicon Valley que usara su poder de esta forma. Despu茅s de que el sitio de vigilancia de Internet Sleeping Giants marc贸 varios posts de Parler que ped铆an violencia, la congresista del Partido Dem贸crata Alexandria Ocasio-Cortez pregunt贸 : “驴Qu茅 est谩n haciendo @Apple y @GooglePlay al respecto?” Una vez que Apple respondi贸 eliminando a Parler de su App Store (medida que los representantes dem贸cratas en el Congreso de EEUU advirtieron tres meses antes que era un comportamiento antimonopolio peligroso), elogi贸 a Apple y luego exigi贸 saber: “Es bueno ver este desarrollo de @Apple . @GooglePlay 驴qu茅 vas a hacer con las aplicaciones que se utilizan para organizar la violencia en tu plataforma?”.

Alexandria Ocasio-Cortez, l铆der del Partido Dem贸crata, exigiendo a Apple y Google actuar contra Parler (FUENTE)

La columnista liberal del New York Times, Michelle Goldberg, dijo en un art铆culo estar “preocupada por lo asombroso que es el poder [de los gigantes tecnol贸gicos]” y a帽adi贸 que “es peligroso tener un pu帽ado de titanes tecnol贸gicos j贸venes e inexpertos decidiendo qui茅n puede tener un meg谩fono y qui茅n no”. No obstante, elogi贸 a estos “j贸venes titanes de la tecnolog铆a” por usar su poder “peligroso” para prohibir a Trump y destruir a Parler. En otras palabras, a los liberales como Goldberg solo les preocupa que los poderes de censura de Silicon Valley alg煤n d铆a puedan ser utilizados contra personas como ellos, pero est谩n completamente felices mientras sean sus adversarios quienes son eliminados y silenciados (Facebook y otras plataformas durante a帽os han eliminado a gente marginal como los palestinos a instancias de Israel, pero eso no preocupa a los liberales estadounidenses).

Eso se debe a que la cepa dominante del liberalismo estadounidense no es el socialismo econ贸mico sino el autoritarismo pol铆tico. Los liberales ahora quieren usar la fuerza del poder corporativo para silenciar a quienes tienen ideolog铆as diferentes. Est谩n ansiosos de que los monopolios tecnol贸gicos no solo proh铆ban las cuentas que no les gustan, sino que tambi茅n eliminen redes sociales enteras de Internet. Quieren encarcelar a las personas que creen que ayudaron a su partido a perder elecciones, como Julian Assange, incluso si eso significa sentar precedentes para criminalizar el periodismo.

Los l铆deres mundiales han condenado en voz alta el poder que Silicon Valley ha acumulado para controlar el discurso pol铆tico, y est谩n particularmente indignados por la eliminaci贸n de las cuentas del presidente de Estados Unidos. La canciller alemana Angela Merkel, varios ministros franceses y especialmente el presidente mexicano Andr茅s Manuel L贸pez Obrador denunciaron la eliminaci贸n de Trump y otros actos de censura por parte de los monopolios tecnol贸gicos con el argumento de que se estaban convirti茅ndose en “una potencia medi谩tica mundial”. Las advertencias de L贸pez Obrador fueron particularmente elocuentes:

Incluso la ACLU (que pas贸 de ser una organizaci贸n de libertades civiles a convertirse en un grupo activista liberal desde que Trump gan贸 las elecciones en 2016) consider贸 profundamente alarmante la afirmaci贸n del poder de Silicon Valley para destruir a Parler. Uno de los defensores m谩s incondicionales de las libertades civiles de esa organizaci贸n, el abogado Ben Wizner, dijo al The New York Times que la destrucci贸n de Parler era m谩s “preocupante” que la eliminaci贸n de posts o de cuentas en las redes sociales: “Creo que deber铆amos reconocer la importancia de la neutralidad cuando estamos hablando de la infraestructura de Internet”.

Sin embargo, los liberales estadounidenses suspiran por conseguir ese autoritarismo. Y ahora est谩n pidiendo el uso de las medidas m谩s represivas de la Guerra contra el Terror contra sus oponentes internos. El martes, el presidente de Seguridad Nacional de la C谩mara de Representantes, Bennie Thompson (D-MS), exigi贸 que los senadores republicanos Ted Cruz y Josh Hawley “fueran incluidos en la lista de personas a las que se prohibe volar en avi贸n”, mientras que The Wall Street Journal inform贸 que “Biden ha dicho que planea convertir en una prioridad la aprobaci贸n de una ley contra el terrorismo interior, y se le ha instado a crear un puesto en la Casa Blanca que supervise la lucha contra los extremistas violentos inspirados ideol贸gicamente y aumente los fondos para combatirlos”.

Gran parte de este apoyo liberal al intento de destrucci贸n de Parler se basa en una total ignorancia sobre esa plataforma y sobre los principios b谩sicos de la libertad de expresi贸n. Me sorprender铆a mucho si m谩s de una peque帽a fracci贸n de los liberales que aplauden la eliminaci贸n de Parler de Internet alguna vez hayan usado la plataforma o supieran algo m谩s que los fragmentos que les han mostrado aquellos que buscan justificar su destrucci贸n y describirla como alg煤n basti贸n neonazi.

Parler no fue fundado, ni est谩 dirigido, por partidarios del MAGA (Make America Great Again, Hagamos Am茅rica grande de nuevo, el lema electoral de Trump en 2016, AyR) favorables a Trump. La plataforma fue creada en base a los valores libertarianos de privacidad, anti-vigilancia, anti-recolecci贸n de datos y libertad de expresi贸n. La mayor铆a de los ejecutivos clave est谩n m谩s asociados con la pol铆tica de Ron Paul y el CATO Institute que con Steve Bannon o la familia Trump. Uno es un republicano anti-Trump, mientras que otro es el ex-responsable de la campa帽a electoral de Ron Paul y Rand Paul. Entre las pocas figuras que apoyan el MAGA se encuentra Dan Bongino, un inversor. Uno de los inversores originales clave fue Rebekah Mercer.

El dise帽o de la plataforma est谩 destinado a fomentar la privacidad y la libertad de expresi贸n, no favorecer una ideolog铆a en particular. Minimizan la cantidad de datos que se recopilan sobre los usuarios para evitar la monetizaci贸n de los anunciantes o la segmentaci贸n algor铆tmica. A diferencia de Facebook y Twitter, no eval煤an las preferencias de un usuario para decidir qu茅 deber铆a ver. Y surgi贸 principalmente como reacci贸n a las reglas cada vez m谩s restrictivas en las principales plataformas de Silicon Valley respecto a lo que se puede y no se puede decir.

Por supuesto, una gran cantidad de partidarios de Trump terminaron en Parler. Eso no se debe a que Parler sea un medio pro-Trump, sino a que se encuentran entre las personas que fueron censuradas por los monopolios tecnol贸gicos o que estaban lo suficientemente enojadas por esa censura como para buscar refugio en otro lugar.

Es cierto que uno puede encontrar posts en Parler que abogan expl铆citamente por la violencia o son grotescas. Pero eso es a煤n m谩s cierto en Facebook, YouTube, propiedad de Google, y Twitter. Y contrariamente a lo que muchos han hecho creer, los T茅rminos de servicio de Parler incluyen una prohibici贸n de la defensa expl铆cita de la violencia, y emplea un equipo de moderadores capacitados y remunerados que eliminan esos posts. Esas eliminaciones no ocurren de manera perfecta o instant谩nea, raz贸n por la cual uno puede encontrar publicaciones que violan esas reglas, pero lo mismo ocurre con todas las principales plataformas de Silicon Valley.

De hecho, un ejecutivo de Parler me dijo que de las trece personas arrestadas hasta el lunes por la violaci贸n en el Capitolio, ninguna parece ser un usuario activo de Parler. El asalto del Capitolio se plane贸 mucho m谩s en Facebook y YouTube. Como inform贸 Recode, aunque algunos manifestantes ten铆an cuantas tanto en Parler como en Gab, muchos de los llamamientos para ir al Capitolio proven铆an de videos de YouTube, y muchos de los planificadores clave “han seguido utilizando plataformas convencionales como Twitter, Facebook y YouTube”. El art铆culo citaba a Fadi Quran, director de campa帽a del grupo de derechos humanos Avaaz, diciendo: “En Washington DC vimos conspiradores de QAnon y otras milicias que nunca hubieran crecido hasta tener su tama帽o actual sin Facebook y Twitter”

Y eso sin mencionar el sinn煤mero de hipocres铆as, como que los gigantes de Silicon Valley fingen estar opuestos a la ret贸rica violenta o al extremismo pol铆tico. Amazon, por ejemplo, es uno de los socios m谩s rentables de la CIA, con un contrato de 600 millones de d贸lares para proporcionar servicios a la agencia, y est谩 intentando constantemente conseguir m谩s. En Facebook y Twitter pueden encontrarse cuentas oficiales de los reg铆menes m谩s represivos y violentos del mundo, incluida Arabia Saudita, y p谩ginas enteras dedicadas a hacer propaganda en favor del r茅gimen egipcio. 驴Hay alguien que crea que estos gigantes tecnol贸gicos tienen una preocupaci贸n genuina por la violencia y el extremismo?

Entonces, 驴por qu茅 los pol铆ticos y periodistas dem贸cratas se centraron en Parler en lugar de Facebook y YouTube? 驴Por qu茅 Amazon, Google y Apple hicieron un espect谩culo extravagante al eliminar a Parler de Internet, pero dejando al mismo tiempo a plataformas mucho m谩s grandes que tienen mucho m谩s extremismo y defensa de la violencia que fluye diariamente?

Esto se debe en parte a que estos gigantes de Silicon Valley (Google, Facebook, Amazon, Apple) donan enormes sumas de dinero al Partido Dem贸crata y sus l铆deres, por lo que, por supuesto, los dem贸cratas los vitorear谩n en lugar de pedir que sean castigados o eliminados de Internet. En parte, se debe tambi茅n a que Parler es un reci茅n llegado, un objetivo mucho m谩s f谩cil de intentar destruir que Facebook o Google. Y en parte se debe a que los dem贸cratas est谩n a punto de controlar el Poder Ejecutivo y ambas c谩maras del Congreso, dejando a los gigantes de Silicon Valley ansiosos por complacerlos silenciando a sus adversarios. Este motivo corrupto fue hecho claro de manera expresa por Jennifer Palmieri, que ha sido agente de Clinton desde hace mucho tiempo:

La naturaleza del poder monopolista es que entidades anticompetitivas se involucran en actividades ilegales antimonopolio para destruir a los competidores en ascenso. Parler est谩 asociado con la ideolog铆a pol铆tica equivocada. Es una plataforma lo suficientemente peque帽a y nueva como para que pueda convertirse en un ejemplo. Su cabeza se puede colocar en una pica para dejar en claro que no es posible ning煤n intento de competir con los monopolios existentes de Silicon Valley. Y su destrucci贸n preserva el poder indiscutible de un peque帽o pu帽ado de oligarcas tecnol贸gicos sobre el discurso pol铆tico, no solo en EEUU sino de las democracias en todo el mundo (raz贸n por la cual Alemania, Francia y M茅xico est谩n alzando sus voces en protesta).

Ning煤n autoritario cree ser autoritario. No importa cu谩n represivas sean las medidas que apoyen (censura, poder de monopolio, listas de exclusi贸n de poder viajar en avi贸n para ciudadanos estadounidenses sin que para ello se lleve a cabo un juicio), se dicen a s铆 mismos que aquellos a quienes est谩n silenciando y atacando son tan malvados, son terroristas, que cualquier cosa que se haga contra ellos es noble y benevolente, no desp贸tica y represiva. As铆 es como piensan actualmente los liberales estadounidenses, mientras fortalecen el control de los monopolios de Silicon Valley sobre nuestras vidas pol铆ticas, que se ha puesto de manifiesto de manera ejemplar con la destrucci贸n de la noche a la ma帽ana de un competidor nuevo y popular. 




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com