November 7, 2020
De parte de Indymedia Argentina
247 puntos de vista


Esta madrugada falleció Víctor Melchor Basterra, sobreviviente del terrorismo de Estado de la dictadura genocida. Estuvo secuestrado más de cuatro años, desde mediados de 1979 hasta 1983. Obrero gráfico y militante del Peronismo de Base, en la ESMA fue obligado a falsificar documentación para oficiales y gente allegada a la Armada. Con enorme valentía, logró esconder y preservar parte de las fotos y documentos, que luego aportó a las causas contra los genocidas.

Basterra en pleno testimonio ante el TOCF Nº4. Foto: La Retaguardia.

“Las fotos que sacó Víctor fueron de un inmenso valor”, decía Carlos Lordkipanidse, sobreviviente de la ESMA, en ocasión de la proyección del documental “Fotos de la Memoria” del director Pablo Lecaros, que gira en torno al registro de Basterra. “Víctor nos mostró el rostro de los represores porque antes sólo teníamos sus nombres”, decía Carlos Loza, también sobreviviente, en la misma actividad reflejada en esta nota de nuestra compañera Liliana Giambelluca.

“Donde la justicia no fue, Víctor estuvo”, le escriben sus compañeros de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos.

“Decía que tenía un mandato de su compañero, el Gordo Ardeti: ‘Si te salvás, que no se la lleven de arriba’. Lo consiguió sobradamente”, lo recuerdan desde La Retaguardia, proyecto de comunicación popular donde participó activamente.

Compartimos esos textos:

“Compañero Víctor Basterra, hasta la victoria siempre”

Con profunda tristeza, tenemos que despedir otro entrañable e imprescindible, nuestro queridísimo compañero Víctor Melchor Basterra. Víctor, es un pedazo de esta Asociación: no sólo por su participación en las discusiones fundacionales de esta organización, sino por el enorme acompañamiento y presencia en las luchas contra la impunidad. Su solidaridad manifiesta y su calidez nos envolvió a todos durante estos años.

Foto: AEDD.

Estuvo secuestrado más de cuatro años, desde mediados de 1979 hasta el final de la dictadura, aunque siguió siendo vigilado y controlado hasta agosto de 1984, ya en pleno período democrático. Había sido obrero gráfico y militante del Peronismo de Base. En la ESMA fue obligado a falsificar documentación (pasaportes, cédulas, permisos de armas) para oficiales y gente allegada a la Armada.

Un día comenzó a hacer una copia extra de las fotos y de los documentos que le pedían, y las fue escondiendo dentro de una caja de papel fotosensible. Había descubierto que cuando requisaban el lugar, no abrían esas cajas por temor a velar e inutilizar el papel fotográfico, y estaba decidido a cumplir el mandato de sus compañeros de cautiverio de que si alguien sobrevivía tenía que hacer algo para que todo eso no quedara impune y el mundo supiera qué era lo que ahí había ocurrido.

Cuando comenzó a tener permisos de salida, a pesar de que era revisado por los guardias, un día decidió sacar una foto escondida entre los testículos y el pene. Luego se animó a ir sacando varias pegadas en las costillas o en las piernas con cinta adhesiva. Cuando llegaba a la casa las escondía en un hueco en una pared, y se lo comentó a una compañera que ya había sido liberada por si en algún momento era “trasladado”.

En el Juicio a los ex comandantes brindó el testimonio más contundente y largo del juicio. Duró 5 horas 40 minutos y brindó todo el material fotográfico y documentación que pudo ir sacando de la ESMA. Una enorme historia de resistencia.

Esas fotos han sido y son fundamentales para los procesos que se llevaron a cabo luego de la anulación de las leyes de impunidad. Donde la justicia no fue y no va a buscar a los represores que secuestraban, torturaban desaparecían y asesinaban a los compañeros y compañeras, las fotos de Víctor estaban ahí para decir que estas fotos son las caras de los formaban parte de la máquina genocida.

Víctor, te llevás un pedazo de esta Asociación

Compañero Víctor Basterra PRESENTE

Hasta las victoria siempre !

Febrero 2015-En barco, hacia quinta isleña, «El Silencio», en el delta de San Fernando, donde los represores de la ESMA escondieron aproximadamente 40 secuestrados que estaban en la ESMA, para que no los encuentre una inspección oficial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre agosto y setiembre de 1979. Foto: AEDD.

El día de los ñatos

Murió esta madrugada Víctor Melchor Basterra, sobreviviente de la ESMA e integrante de La Retaguardia desde su participación en el programa radial Oral Y Público.

Hoy festejan los genocidas. Les toca a ellos, en sus celdas o en sus casas. Pero durará sólo por un ratito, sépanlo.

Él les decía Los ñatos. Y dedicó su vida después del horror de la ESMA a perseguirlos.

Decía que tenía un mandato de su compañero, el Gordo Ardeti: “Si te salvás, que no se la lleven de arriba”. Lo consiguió sobradamente.
Algo parecido a eso, un mandato, es lo que nos ha dejado a nosotros/as, entre tantas otras cosas. Durante el día, como podamos, iremos publicando recuerdos, incompletos y necesarios, como cada homenaje que se le haga. (Por La Retaguardia)

Compartimos esta nota que cuenta parte de su historia

 http://www.laretaguardia.com.ar/2015/10/victor-basterra-el-primer-eslabon-de-la.html

En estos links, podrán ver todas las publicaciones de La Retaguardia sobre Basterra a lo largo de su vida militante

http://www.laretaguardia.com.ar/search/label/Victor%20Basterra

http://www.laretaguardia.com.ar/search/label/Basterra






Fuente: Argentina.indymedia.org