December 16, 2021
De parte de Red Nacional De Medios Alternativos
318 puntos de vista

A 20 a帽os de aquellas jornadas de rebeli贸n popular del 19 y 20 de diciembre, la Red Nacional de Medios, rescata de la historia, experiencias de comunicaci贸n popular. Sin uso masivo del celular, internet y redes, comunicar lo que los medios hegem贸nicos y el poder pol铆tico ocultaban, result贸 ser una tarea fundamental. Al calor de las luchas nacieron as铆, experiencias comunicacionales alternativas, autogestivas y comunitarias. En la ciudad de Rosario, con c谩maras grandes, cassetes VHS bajo el hombro y adaptado a formato de la TV, funcion贸 el colectivo La Conjura TV, desde 1998. En tiempos de televisores habitando todo espacio, fusionando el documental, el sketch, la parodia, la animaci贸n, la red se extendi贸 hasta 2007. Fomentando la libre copia y distribuci贸n, comunicando agenda, temas, a trav茅s de un zapping contrainformativo. Dialogamos con tres de sus integrantes: Amalia, Pablo y Alfonso y nos remontamos a los 煤ltimos a帽os del menemismo, repasamos el 19 y 20 y los primeros a帽os del Kirchnerismo, del VHS al DVD, a las descargas en Emule, la experiencia de la Conjura TV.

La Conjura TV, a diferencia de otras experiencias comunicacionales surgidas a partir del estallido del 2001, comienza a funcionar a fines de los a帽os 90, los 煤ltimos del gobierno de Carlos Menem. Entonces, con c谩mara pesada a cuestas, en la calle, registraron en Rosario, adem谩s la antesala de algunas luchas que se desembocar铆an en un diciembre hist贸rico.

RNMA: 驴Nos cuentan cu谩ndo y c贸mo surge el proyecto?

Alfonso: La Conjura surge antes del 2001, otros grupos que luego se dedicaron a video, comienzan luego. Salieron con la c谩mara, filmaron las revueltas y despu茅s armaron algo. Nosotros ven铆amos trabajando desde antes. Nos agarra ya con una idea de lo que quer铆amos hacer a nivel comunicacional. Hab铆a gente que ven铆a de cine, artes pl谩sticas, visuales, de la experiencia de 鈥渁rte en la calle鈥. Nos junt谩bamos en 1998, nos encontr谩bamos en fiestas y habl谩bamos cosas muy surrealistas. Y en 1999 nos empezamos a reunir muchas m谩s personas y convers谩bamos sobre ideas de c贸mo construir un medio de comunicaci贸n en formato audiovisual y con muy pocos precedentes en Argentina en ese tiempo.

Pablo: Luego est谩bamos nosotros que ven铆amos m谩s de la militancia, de las redes de solidaridad con Chiapas y la pata m谩s ocupas, de la que salieron grandes actores.

Amalia: Los primeros momentos de la Conjura podr谩 tener tantas versiones como gente que participaba.

RNMA: 驴Ten铆an referencias en otros proyectos que les orientaran hacia d贸nde ir en lo comunicacional y lo pol铆tico?

Amalia: Ten铆amos en la cabeza el mito de Canal Utop铆a, cre铆amos que era gente que transmit铆a y tiraba los equipos por arriba de un tapial, cuando la polic铆a los allanaba. En Rosario tambi茅n ten铆amos referencias pero m谩s m铆ticas que otra cosa. Tambi茅n ten铆amos presente Tucum谩n arde. Pero esas son m谩s sobre el mito.

Alfonso: Luego nos moviliz贸 la experiencia de Cine de la Base de Raymundo Gleyzer y todo lo que hab铆a construido el cine clandestino desde fines de los 60, pero no solo por el contenido sino tambi茅n por el concepto de medio de comunicaci贸n que ya hab铆an armado Cine de la Base y Cine de la Liberaci贸n.

RNMA: 驴C贸mo era la vinculaci贸n entre el proyecto comunicacional y lo pol铆tico, como se posicionaban como colectivo?

Pablo: el proyecto estaba pensado desde lo comunicacional pero el contexto nos marc贸 el camino. Nosotros en la previa del 19 y 20 tenemos infinidad de actividades registradas. El contexto anterior nos fue marcando, ejemplo el hecho de las torres gemelas que motivo muchas realizaciones que aparecen en material de la Conjura.

Alfonso: era un proyecto pol铆tico desde el principio pensado desde lo comunicacional, muy por fuera de las organizaciones m谩s tradicionales de izquierda. Porque tambi茅n nos burl谩bamos de esa militancia, aunque muchos hab铆amos pasado por esos espacios. Se fue afinando eso con el tiempo. Estaba la idea de mostrar lo que los medios no mostraban y hablar un poco con el lenguaje del enemigo, ah铆 va la decisi贸n de usar las estructuras formales de la tele y llenarla con otras cosas, al principio de manera m谩s cuadrada y luego experimentando mucho m谩s.

Me acuerdo en el 99, m谩s all谩 de lo que quer铆amos hacer con la conjura donde se mezclaba el documental y la ficci贸n, pas贸 la huelga de portuarios que fue la primera vez que fuimos a cubrir un conflicto en tiempo real y acompa帽arlo. Y nos preguntamos qu茅 hacemos con esto para colaborar colectivamente. Entonces hicimos ediciones y armamos toda una red de distribuci贸n a trav茅s de organizaciones y las universidades. Sirvi贸 mucho para colaborar a que se conozca el conflicto, se sumara al fondo de huelga. Ese punto, considero que fue importante.

RNMA: 驴Que vinculaciones ten铆an con otros espacios de la comunicaci贸n, proyectos, organizaciones del momento?

Amalia: Si,con Indymedia que funcion贸 parte de la Conjura, y parte de la Conjura en Indymedia, tambi茅n con gente de la radio Aire Libre. Ellos tambi茅n ten铆an contacto con Canal Utop铆a y la idea de armar un canal de TV. Nos vincul谩bamos con Planeta X, la Trashumante, el 谩rea de salud del laboratorio de medicamentos, con las asambleas del 2001, la Editorial 脷ltimo Recurso. Con gente de Buenos Aires con Tierra del Sur, ANREd, Venteveo.

RNMA: 驴En un contexto pol铆tico, tecnol贸gico y de medios muy distinto al de hoy, como funcionaba el formato de la Conjura?

Alfonso: Como nadie ten铆a idea de c贸mo poner una antena, transmitir televisi贸n, todav铆a no hab铆a aparecido la experiencia de TV Piquetera, que ellos si empezaron a poner antenas y hacer televisi贸n comunitaria, en ese momento no encontr谩bamos referencia. Entonces a fines de los 90, es el momento en donde empiezan a ver tv prendidas en el espacio p煤blico. Era nuevo entrar a un bar y ver una tv encendida. Entonces jug谩bamos con la idea de armar toda una red de distribuci贸n donde hab铆a televisores, producir en VHS con un formato televisivo llenado con otras cosas y que la gente se pudiera sentar y ver la Conjura. Esa idea no prospero demasiado.

Pablo: lo que hac铆amos en general era coberturas, luego hac铆amos informes. Paralelamente hac铆amos sketch de ficci贸n, usando mucho el formato de parodia, de publicidades, por ejemplo. Cuando ten铆amos una cantidad interesante de material, ah铆 lo envas谩bamos. Arm谩bamos una tira de fragmentos de documental mezclados con sketch y lo un铆amos con un hilo conductor que se asemejara a un programa de televisi贸n. Luego le fuimos encontrando otras cosas m谩s interesantes. Ten铆amos un par de documentales y pon铆amos a curas, que sal铆an en la tele al final de las trasmisiones, doblados, hablando, arm谩bamos personajes. Luego del 19 y 20 estaban los informes hilados por billetes que hablaban, armamos como un video juego para el informe sobre las inundaciones en Santa Fe.

Me acuerdo una ranita iba pasando de pantalla y la ahogaba Reutemann. Luego armamos como un 谩lbum de figuritas con los presidentes latinoamericanos. Finalmente los envasados que no estuvieron pensados desde un primer momento, dieron lugar a las ediciones de Conjura 2002, 2004, LA Conjura Punk, etc.
Lo que hac铆amos junt谩rnos regularmente en la semana y gener谩bamos sketchs. Conviv铆amos gente muy distinta en la Conjura. Milanesa, era un pibe de la calle que en su momento se acerc贸 al galp贸n que est谩bamos ocupando y se incorpor贸 como el actor estrella. La gente lo saludaba por la calle. Conviv铆an entonces actores que hab铆an hecho carrera con otros que no.

RNMA: 驴Cu谩les eran los canales de difusi贸n, distribuci贸n del material?

Alfonso: De los canales de difusi贸n, una de las formas eran las proyecciones p煤blicas, por ejemplo en las fiestas. En 2004 comenzamos a hacer las copias en DVD. Cuando era la era de VHS venia la cajita del cassette de la Conjura con instrucciones de c贸mo copiar dos VHS con dos videocaseteras y alent谩bamos el copy left, que no le dec铆amos ni as铆. La conjura era m谩s que las personas que produc铆amos, era una red de gente que distribu铆a, reproduc铆a, hacia copias.

Luego perd铆amos el rastro de la circulaci贸n del material. Y a medida que avanzaba la tecnolog铆a m谩s, por decir en un momento se pod铆a descargar la Conjura en el Emule. Dos a帽os antes era impensado. A partir del 2002 comenzamos a tener relaciones con organizaciones. Pero luego del 2001, estas empiezan a tener 谩reas de prensa. Y ah铆 nos pasaba que nos preguntaban mucho por el material que ten铆amos y nos invitaban a pasarlo en actividades. Hab铆a gente amiga en los MTD por ejemplo, que hacia circular, llegar lo que hac铆amos a muchos lugares.

Amalia: Ten铆amos la idea tambi茅n de pasar los videos en colectivos de larga distancia, bares, en subtes de Buenos Aires. Recuerdo que un par de veces conseguimos pasar Conjura en las vidrieras de casas de electrodom茅sticos. Formaba parte de experimentos, los canales reales de difusi贸n era la red de gente, que la distribu铆a.

Pablo: El formato era interesante, novedoso para el mundo militante, porque era divertido. Para la 茅poca resultaba descontracturado, ten铆a humor, las partes documentales estaban pensadas de manera fragmentaria. Trat谩bamos de construir sentido desde lo fragmentario, sketchs cortos, pedacitos por ac谩, por all谩. Hoy eso es lo universal y es un problema. Hoy pienso que nos hubi茅semos adaptado a la nueva din谩mica de redes. Capussoto hizo cosas que nosotros hicimos unos a帽os antes, aunque mejor (risas).

RNMA: Teniendo en cuenta que ya estaban funcionando con el colectivo, 驴c贸mo fue registrar el 19 y 20, c贸mo los atraves贸?

Alfonso: Lo que me pasa es que antes del 19 y 20 yo sent铆a que 茅ramos como testigos de Jehov谩 con el VHS abajo del brazo, hablando de los medios de comunicaci贸n, etc y nadie nos prestaba atenci贸n. Y a partir del 19 y 20 empieza a ocurrir lo contrario, un mont贸n de gente con la que hab铆amos hablado nos empieza a contar por nuestras filmaciones de aquellas jornadas, de preguntarnos para pasar el material en las asambleas. Estaba mucho eso de lo podemos mandar afuera, para que se sepa lo que realmente est谩 pasando ac谩. Creo que fue muy transformador el proyecto de toda esa din谩mica nueva.

Lo que sucedi贸 real fue una red de gente espont谩nea que hacia copias, la pasaba, la mostraba, compart铆a. En la 煤ltima etapa de la conjura que ya hab铆a m谩s tecnolog铆a proyectamos en el edificio de enfrente de la casa donde est谩bamos en Entre R铆os y Santa Fe.

Pablo: Durante todo el a帽o 2001 filmamos y ten铆amos mucho material, as铆 llegamos a diciembre. Recuerdo la entrevista a Osvaldo Bayer y a Le贸n Rozitchner. Me quedo grabada la frase de Bayer, dijo unos d铆as antes, el 14, algo as铆 como 鈥渁 veces las calles est谩n vac铆as pero basta que alguien tire una piedra para que todos salgan a la calle鈥.

Alfonso: Una premonici贸n de Bayer y agreg贸: 鈥渟i los esclavos romanos se rebelaron c贸mo no lo vamos a hacer nosotros鈥. Lo dec铆a en medio de lo m谩s oscuro de De La Rua, extensi贸n del menemismo. Unos d铆as despu茅s, estallo. Pablo Mart铆nez, un compa帽ero, me ubico, no ten铆amos celulares en esa 茅poca. No se c贸mo me ubico a las 9 de la ma帽ana y me dijo prend茅 la televisi贸n, el 19. Prendo y eran balazos y saqueos por todos lados. Y digo: 驴pero esto est谩 pasando en Entre R铆os?, y Pablo me contesta, no, no 鈥渆st谩 pasando en la esquina de mi casa, en todo Rosario, en todo el pa铆s.鈥 Ah铆 nos empezamos a ubicar todos y a ponernos una cita con todos los equipos y cassettes y empezar a llamar a gente con autos, de organizaciones, de APDH, abogados. Nos empezamos a mover para ver que pod铆amos filmar.

Pablo: Ah铆 salimos a dar vueltas como locos por los barrios, donde nos dec铆an que hab铆a saqueos. Nos divid铆amos seg煤n la cantidad de c谩maras que ten铆amos. Era cubrir al tum tum, no hab铆a mucha experiencia para hacer una cobertura. Se sum贸 Yayo, compa帽ero que ten铆a m谩s experiencia en c贸mo entrevistar a alguien porque nosotros no ven铆amos de ese palo. Y eso dio lugar a la entrevista que hicimos en la Escuela de Cadetes. Hab铆a sido aparentemente un espacio donde llevaban detenidos, 鈥 semi centro clandestino鈥 de detenci贸n. Lo interesante es que esa entrevista es genial, y no iba a estar nunca en los medios hegem贸nicos y es parte del informe del 2001. Ni hablar del velorio del Pocho. Era un compa帽ero, lo conoc铆amos. Cuando cae la noticia fue un sacud贸n tremendo y fuimos all谩 y nos cruzamos a todos compa帽eros y compa帽eras. Esa es la 煤nica c谩mara que est谩, la nuestra.

Alfonso: Fue la primera vez que entrevistamos a mucha gente. A M贸nica Cabrera por ejemplo la entreviste ese 19 y luego 10 a帽os despu茅s, ella guardaba la bala que atraves贸 a Graciela Acosta. Arsenia Gamarra tambi茅n, fuimos a la villa donde viv铆a y su marido ten铆a la cabeza llena de perdigones.

RNMA: 驴El 2001 fue un punto de quiebre, qu茅 huellas dej贸 en ustedes, c贸mo transform贸 al colectivo?

Alfonso: Fue importante el 19 y 20, nos marc贸 un momento de quiebre. Fue la primera vez de hacer una cobertura tan fuerte, estando en medio de balazos, heridos, gente asesinada. Cambia el proyecto, la relaci贸n de lo que hac铆amos con la gente. Cosas que nos parec铆an obvias antes, pasaron luego a hacer parte de la agenda popular, especialmente eso de 鈥渓os de arriba nos mean y los medios dicen que llueve鈥. Era un planteo que ven铆amos diciendo tres a帽os antes y que hab铆a que salir para dar la batalla por el sentido. Con ese discurso, dejamos de ser marcianos, a partir del 19 y 20.

RNMA: 驴qu茅 importancia ten铆a el registro audiovisual en ese momento, donde no era masivo el uso de las c谩maras?

Pablo: Era importante, por ejemplo el material que grabamos en ese diciembre, forma parte de documentaci贸n testimonial para la comisi贸n investigadora de los cr铆menes del 2001. Ah铆 tomamos conciencia y pas贸 a la agenda de la Conjura, tener registros que deb铆an servir como testimonios.

Alfonso: La presencia de la c谩mara antes serv铆a para frenar la represi贸n, era disuasorio aparecer con una c谩mara grandota y si pasaba algo quedaban las pruebas grabadas. Entonces, en los barrios se armaba movida y ah铆 caimos, nosotros con la c谩mara, la polic铆a se cuidaba m谩s. Hoy eso es impensable, hoy te dan palos, antes eras intocable. Hoy, la c谩mara ya no es disuasoria.

RNMA: 驴Que balances hacen post 2001, de los a帽os del kirchnerismo, c贸mo hubiera continuado la Conjura?

Alfonso: Considero que a principios del 2008 cambian los discursos pol铆ticos tanto de derecha como de izquierda. En el pa铆s, especialmente a partir del conflicto con el campo. Nuestra forma de parodiar, los chistes que hac铆amos, en la actualidad se dicen en serio y se gana votos. Hoy yo no los har铆a.Nosotros en ese momento dec铆amos que ten铆amos que mostrar lo que no aparec铆a en los medios. En la inundaci贸n de Santa Fe era necesario expresar que no hab铆a sido un desastre natural como dec铆a el gobierno y los medios, ellos no mostraban que dejaron inundar. Creo que hoy no funciona as铆, hoy est谩 todo dicho, todo tergiversado, hay una relaci贸n con la naturalizaci贸n de las cosas, m谩s que el ocultamiento. Por otro lado, tambi茅n, cambio mucho el mapa de medios, luego del conflicto del kichnerismo con Clar铆n, se abrieron licencias y ayudas para medios comunitarios que antes eran impensados. Pero las redes, la inmediatez, hacen da帽o a la comunicaci贸n, vac铆an la el debate pol铆tico.

NOTA: En tiempos donde la inmediatez, lo fragmentario es la regla en la comunicaci贸n, sostenemos la extensi贸n de esta nota, para comunicar experiencias de quienes comunican de nuestro lado.




Fuente: Rnma.org.ar