April 30, 2022
De parte de AntiCapitalistas
863 puntos de vista

El 1潞 de mayo es una fecha de celebraci贸n, donde las trabajadoras y trabajadores nos reconocemos como el elemento imprescindible de la sociedad, y por eso mismo, 茅ste es tambi茅n un d铆a de lucha, en el que identificamos nuestras propias fuerzas como la palanca necesaria para transformar un sistema que sobrevive a costa de nuestro sufrimiento, mental y psicol贸gico, y la destrucci贸n del planeta.

Por eso mismo, este domingo celebramos la pr谩ctica superaci贸n de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 gracias al esfuerzo de millones de trabajadoras y trabajadores que se arriesgaron haciendo frente a la pandemia. Brind谩ndonos as铆 la ocasi贸n de aprovechar este 1潞 de mayo para prepararnos en la tarea de enfrentar la crisis que la patronal nos quiere hacer pagar. Un nuevo cap铆tulo en la lucha de clases que hoy se expresa en forma de subida de precios de la mayor铆a de los productos, de crisis energ茅tica, p茅rdida de salarios, salvaje explotaci贸n de las personas migrantes y precarizaci贸n vital de la juventud.

Una nueva crisis que enlaza con la anterior y nos demuestra que la crisis, la inseguridad y la incertidumbre son la se帽a de identidad del sistema capitalista. Crisis que lejos de ser aprovechada para debilitar la fuerza de la patronal espa帽ola, ha sido usada por el Gobierno de coalici贸n del PSOE y Unidas Podemos para garantizar la adaptaci贸n del marco de las relaciones laborales a las necesidades pol铆ticas y econ贸micas del capitalismo hispano. Dando continuidad a una reforma laboral impuesta por el ejecutivo del Partido Popular a la mayor铆a trabajadora, abandonando a su suerte a las trabajadoras y trabajadores migrantes y dejando fuera de la negociaci贸n sindical a una mayor铆a creciente que trabaja en las PYMES. Una realidad que es cada d铆a m谩s dif铆cil de aceptar por parte de sindicalistas, activistas y militantes que en su puesto de trabajo luchan cada d铆a por lo que nos corresponde. No nos extra帽a en el caso del PSOE, como partido pilar del R茅gimen del 78, as铆 como cada d铆a es menos llamativo que sea la izquierda gubernamental quien conciba a las trabajadoras y trabajadores como meros engranajes de la maquinaria productiva. Siendo apenas su tarea la gesti贸n progresista de las relaciones laborales en las que se produce su explotaci贸n, abandonando as铆 cualquier aspiraci贸n de emancipaci贸n de la losa del capital.

Por ese mismo este 1潞 de mayo debe servir para encontrarnos y fortalecernos como clase, con el fin de encarar el doble reto al que nos enfrentamos: la lucha cotidiana que enfrentamos dentro y contra el propio sistema por mejorar nuestras condiciones de vida, a la par que seguimos dot谩ndonos de instrumentos organizativos y un proyecto pol铆tico propio capaz de avanzar en la construcci贸n del horizonte ecosocialista que anhelamos. Un proyecto con un programa propio levantado sobre las luchas del presente y que se sostiene sobre la planificaci贸n democr谩tica ecosocial. Por una econom铆a en la que el patrimonio natural sea un bien com煤n y los medios de producci贸n y la riqueza est茅n manos de la sociedad bajo diferentes firmas de propiedad social y colectiva.

Desde Anticapitalistas animamos en este 1潞 de mayo a recuperar la mejor tradici贸n del movimiento obrero, aquella marcada por la fraternidad y la solidaridad internacionalista. Y que en estos meses tan duros nos lleva a apoyar a las trabajadoras y trabajadores ucranianos que sufren la inaceptable violencia de Putin y el expansionismo imperialista y as铆 mismo a la clase trabajadora rusa que se enfrenta a una burgues铆a represora y reaccionaria.

Como nos aconsejaba el militante comunista revolucionario Andreu Nin es tiempo de: 鈥淪embrar, siempre sembrar. Sembrar en todos los surcos. Sembrar a todos los vientos. Sembrar a la luz, sembrar a la sombra. Sembrar incansablemente. Sembrar hasta sobre las rocas. He ah铆 nuestra labor鈥.





Fuente: Anticapitalistas.org