April 11, 2021
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
301 puntos de vista


Las 煤ltimas visitas reales junto al Presidente del Gobierno, a varias f谩bricas del auto, son una prueba de la colaboraci贸n del estado con las grandes multinacionales. El reparto de los miles de millones que Europa aportar谩 al estado espa帽ol (mitad en ayudas, mitad en pr茅stamos para justificar posibles recortes sociales) tiene ya destinatarios en estas ricas empresas que preparan proyectos PERTE con los que conseguir ayudas multimillonarias.

Las mismas empresas que, despu茅s de las ayudas sociales por la pandemia que significaron los ERTEs de fuerza mayor, est谩n solicitando en cascada centenares de ERTEs por la falta de 鈥渟emiconductores鈥.

En la FESIM-CGT no podemos aceptar que, de nuevo, los empresarios y multinacionales se llenen los bolsillos con el dinero de toda la poblaci贸n trabajadora. No estamos aceptando estos nuevos ERTEs y menos a煤n aceptamos que se aprueben por esta cantinela de la 鈥渇alta de semiconductores鈥.

Desde hace d茅cadas estas grandes empresas han desviado la fabricaci贸n de estos elementos electr贸nicos a pa铆ses asi谩ticos porque con ello bajaban los costes y aumentaban los beneficios de manera obscena. Pero ello significaba una log铆stica basada en grandes buques y largos tiempos para su transporte hasta Europa o Am茅rica. Y ahora, a la pandemia y a una econom铆a abocada a la digitalizaci贸n de nuestras vidas, se ha unido una nefasta planificaci贸n de pedidos de 鈥渃hips鈥 en la mayor铆a del sector del auto que ha generado la falta de componentes digitales.

Esta situaci贸n tiene un nombre, unos culpables y unas v铆ctimas.

  • El nombre es PARO T脡CNICO.Lo establece el art. 30 del Estatuto de los Trabajadores; cuando el empresario no puede dar trabajo, debe pagar el salario.
  • Los culpables son las multinacionales de un capitalismo en b煤squeda infinita de lo m谩s barato, sea en el pa铆s que sea, y con la precariedad que conlleve.
  • Las v铆ctimas, las miles de personas que trabajan para el auto y tambi茅n el erario p煤blico que pierde medios para la sanidad, la educaci贸n y el bien de todos y todas.

Desgraciadamente hemos de se帽alar a quienes desde su responsabilidad sindical deber铆an impedir esta situaci贸n y, lejos de ello, est谩n colaborando, aceptando y acordando que las empresas usen los fondos p煤blicos para pagar lo que es una responsabilidad empresarial que deben asumir con los inmensos beneficios de los 煤ltimos a帽os.

Si a todo esto unimos la restructuraci贸n que se anuncia hacia el coche el茅ctrico, con una amenaza clara de reducci贸n de mano de obra, las consecuencias sobre las personas que dependemos de un puesto de trabajo en el auto y en el metal, pueden ser muy negativas.

Hace falta una estrategia sindical com煤n en todas las empresas del auto y proveedoras, que evite las maniobras de las multinacionales. Se est谩n usando los EREs de manera fraudulenta, cargando a la ciudadan铆a el coste, cuando la falta de componentes viene de los problemas log铆sticos que ellos mismos han causado y que se deben solucionar con PARO T脡CNICO.

No podemos aceptar que ante una crisis que afecta a toda la poblaci贸n, las ayudas acaben en manos de los de siempre. Menos a煤n cuando amenazan con reducci贸n de puestos de trabajo, m谩s desempleo y pobreza para los trabajadores y trabajadoras. La respuesta es clara y necesaria, REDUCCI脫N DE LA JORNADA A LAS 30 HORAS SEMANALES, MANTENIENDO EL SALARIO PARA SALIR TODOS Y TODAS DE LA CRISIS.

POR UNA EVOLUCI脫N SOCIAL

30 horas semanales, sin reducci贸n de salario.

Reducci贸n de la edad de jubilaci贸n.

Reducci贸n de los ritmos de trabajo para conservar la salud.

.pf-button.pf-button-excerpt { display: none; }

Share



Fuente: Cgt-lkn.org