March 2, 2022
De parte de Briega
323 puntos de vista

En carta fechada y entregada el 28 de enero del 2022, en las dependencias del Palacio de Festivales, para el director general de la Sociedad Regional de Educaci贸n Cultura y Deporte, solicit谩bamos la cancelaci贸n de las actuaciones del grupo israel铆 Mayumana, como respuesta a la vulneraci贸n de los derechos humanos del pueblo palestino. Hasta la fecha no hemos tenido respuesta, ni los eventos se han suspendido. Parece ser que nuestros responsables pol铆ticos solo est谩n comprometidos con la defensa de derechos humanos en los pa铆ses en los que tienen intereses econ贸micos o pol铆ticos. 

El grupo israel铆 Mayumana se presenta como una compa帽铆a multicultural de percusi贸n, danza y teatro y se declara apol铆tico e intercultural por lo que mantiene un mutismo c贸mplice con las pol铆ticas genocidas del Estado de Apartheid israel铆, al tiempo que disfruta de importantes privilegios, en su sede en Jaffa, ciudad palestina ocupada en el 1948 y de la que tuvieron que salir 50.000 de sus 70.000 habitantes y  como afirm贸 el arzobispo sudafricano Desmond Tutu: 芦Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor禄. 

Por lo tanto, la vinculaci贸n de Mayumana con una imagen 鈥渁mable鈥 del Estado de Israel que lleva d茅cadas vulnerando la legalidad internacional e implantando un estado de apartheid contra el pueblo palestino, es dif铆cilmente discutible. Es imposible desligarle de ese intento de 鈥渘ormalizar鈥 o suavizar la mala imagen que las pol铆ticas de los sucesivos gobiernos de Israel han puesto en pr谩ctica. Mayumana, intenta ser el 鈥渆scaparate鈥 de ese otro Israel que plantea venderse como un estado moderno, tolerante y la cada vez menos cre铆ble, 煤nica democracia de oriente medio. 

Todo lo que hacen sus artistas es un intento de ocultar las atrocidades en las que se basa la existencia del Estado de Israel; una continua limpieza 茅tnica y apropiaci贸n de tierras de la poblaci贸n palestina, acompa帽ada de la judaizaci贸n del territorio. Para completar su limpieza 茅tnica necesita que el mundo olvide que una vez existi贸 Palestina y con ese objetivo, destruye su patrimonio cultural, impide su desarrollo actual y potencia la creaci贸n y difusi贸n de una nueva cultura israel铆 que sustituya a la Palestina e incluya y reconozca elementos de cualquier parte del mundo鈥xcepto de Palestina. 

Para luchar contra esta situaci贸n desde la sociedad civil palestina se crea en 2004 la campa帽a BDS (boicot, desinversiones y sanciones al Estado de Israel) como 煤nica opci贸n posible para ponerla fin: es nuestro derecho y nuestra obligaci贸n. Solo el boicot de los pueblos acab贸 con el apartheid sudafricano y solo un nuevo boicot a los productos econ贸micos, culturales, acad茅micos y deportivos israel铆s acabar谩 con su sistema de apartheid. 

La respuesta de la sociedad Cantabria, ha sido que las organizaciones de la sociedad civil se han volcado en la denuncia del apartheid israel铆. 48 entidades 鈥揺ntre las que se encuentran sindicatos, asociaciones culturales, empresas, movimientos sociales, y partidos pol铆ticos, entre otros- se han declarado Espacio Libre de Apartheid Israel铆 y de manera activa contribuyen a cambiar esta situaci贸n. 

Como afirma Illan Pappe, historiador israel铆, las personas decentes de este mundo NO pueden apoyar lo que hace y significa Israel. TODOS los sectores de la sociedad israel铆 deben percibir que la ocupaci贸n de Palestina no es ignorada ni vista con indiferencia por la sociedad civil internacional, y que no ser谩n tratados con normalidad mientras perdure. 

Santander, marzo de 2020




Fuente: Briega.org