April 29, 2021
De parte de Publicacion Refractario
280 puntos de vista


Comunicado del compañero subvesivo Juan Aliste Vega a 3 semanas del comienzo de la huelga de hambre de presxs politicxs subversivxs y anarquistas

Desde el hacer nuevas energías de resistencia comienzan a vitalizar el camino de buscando la calle, alejados de formatos lastimeros de los hedores a institucionalidad, la posición se traza desde la memoria como continuo de lucha permanente, desde la resistencia como acto directo y vital.

Con la subversión autónoma moldeada en estrategia constante de frente y proyección de lucha. Afinidades aunadas, libres, anarquistas y subversivas en un caminar sin retorno, dotadas de la maravilla de ser dueños de nuestros latidos, de nuestros cuerpos y de nuestras decisiones. Todo dispuesto para seguir siendo y proyectando convicciones de despliegue antagónico a postulados y ordenamientos sistémicos sobre la vida, el pensar, la reflexión y el amor.

Este caminar lo transitamos sin pausa y con urgencia desde las vísceras a la reflexión, desde cualquier espacio o escenario reafirmamos la condición de enemigos del Estado. Hoy desde la cárcel y secuestrados por razón de estado, vamos en complicidad buscando la calle, tomamos nuestros cuerpos de la mano de las decisiones, empuñamos la herramienta de combate como lo es la huelga de hambre, teñida de carácter confrontacional, la exigencia es salir al paso consecuentemente a las constantes arremetidas del poder desde lo jurídico, en este contexto (lo policial, lo político y lo económico).

Es tiempo de visualizar y sacar del cuadrado prisión la inquisición jurídica -de la que el decreto 321 es herramienta y evidencia- que a su forma rastrera, repleta de tecnicismos burócratas y leguleyos. Construidos para amparar su movilidad estable de poderosos, cobijan en un resguardo de paz social con milicos y policías, el bienestar y confort de sus privilegios a costa de la miseria de millones de vidas.

El poder, su clase, busca perpetuar nuestras vidas revolucionarias encerrados en sus cárceles empresas hacen del subterfugio de prisión, confinados y expuestos a la permanente venganza, ante esto no nos amilanamos en nuestra posición. Contra aquellos que quieren perpetuar el sometimiento y nuestras vidas en prisión. Sostenemos la decisión acción de lucha permanente.

La fortaleza en este aunarnos con individualidades fértiles en rebeldía y con miradas cómplices entre anarquía y subversión, nos da movimiento para un crecer conjunto en el hacer imparable de un impulso permanente, sin jerarquías ni estructuras y multiforme en el combate ante el Estado. Dentro de esta marea indómita de reflexión-acción se despliega nuestra pequeña asonada cuyo punto de inicio desde la movilización con huelga de hambre, que busca frenar con una contención directa el ataque jurídico que en lo concreto significa aún más años de prisión.

Enmascarando con sus normas administrativas los plazos hasta la perpetuidad de nuestras vidas revolucionarias, transformando las condenas de prisión en décadas más, sumado a años de condena de la justicia militar, desde los 90s.

Hoy la exigencia se plantea con rostro autónomo y subversivo, es nuestro compañero Marcelo Villarroel el que tiene que recuperar la calle!!, confrontamos la razón de estado que busca perpetuar su vida en prisión, es la punta de lanza que nos concentra en la idea fuerza constante de que todas y todos nuestros compañeros de lucha estén en libertad, tenemos que romper los muros del capital con sus prisiones, y así posicionar nuestros pasos libertarios en las calles para más subvertir.

Esta batalla directa de huelga de hambre es parte de la movilización lúcida que nos permite a cada una de las afinidades, tanto en prisión como en la calle, seguir desplegando desde la acción, este continuo de lucha con nuevos bríos. Desde la convicción de que el anarquismo y la subversión no están de paso y en la vitalidad fresca del combate directo seguimos íntegros reinventándonos en la riqueza multiforme de la autónoma de los actos donde todxs contamos por igual y nuestro viento ordenador es sabernos libres y confrontando un enemigo común: el Estado.

La movilización es un todo de complicidades, amor en guerra desplegada en cada uno de los rincones, sin fronteras, donde nace la palabra solidaridad y se replica el sentimiento real de lucha, es la propaganda constante, es la reflexión-aprendizaje, son las acciones diversas, es la disposición que toma cuerpo en la concreción, es el fluir permanente de corazones negros que siguieron haciendo estallar las cloacas del poder, es la apuesta de movimiento de la guerrilla urbana es la resistencia en el walmapu es la conciencia irreductible sin amos, son las complicidades eternas por justicia, es el plomo vindicatorio de lo impune es un caminar sin retorno en busca de la calle, es poner lo mejor de cada quien defendiendo nuestra libertad, son un todo de complicidad en lucha desplegada.

No nos regimos por el ordenamiento, ni la coyuntura. Domesticamos el miedo y contra el estado y contra la pandemia, seguimos navegando libres. Fijamos posición con nuestra brújula antagónica, alejadas de las migajas de la institucionalidad política de su manoseado y flagelado circo electoral, con promociones de dignidad y supuesta igualdad y justicia en el papel.

La reflexión es lo simple: ¡Ni emperador ni esclavos!

Dispuestos reafirmamos que esta movilización con huelga de hambre es el comienzo de un nuevo presente, donde con humildad ponemos la impronta para no bajar los brazos, seguir desde cualquier lugar prestos, desplegando las ganas imparables de combate y resistencia. También seguir avanzando en el aprendizaje que nos permite un continuo hacer cómplice donde la anarquía y la subversión seguirán siendo el oxígeno y latir de nuestros corazones en guerra.

Ya pasaron más de 20 días de huelga de hambre confrontacional, con memoria, resistencia y subversión: A la calle Marcelo Villarroel, abrazo incondicional para Mónica, Francisco, Joaquín, Juan Flores, Pablo.

¡Todxs lxs Presxs de la guerra social a la calle!

¡Por el fin de las condenas de la justicia militar contra Juan y Marcelo!

¡Por la derogación de la reforma retroactiva de la 321 y todas sus letras!

¡Memoria, resistencia y subversión!

¡Mientras exista miseria, habrá Rebelión!

Juan Aliste Vega

Prisionero Subversivo

Cárcel de Alta Seguridad.

Abril 2021.




Fuente: Publicacionrefractario.wordpress.com