April 2, 2022
De parte de Valladolor
181 puntos de vista

 

Comunicado de LA MOLINERA ante los 煤ltimos acontecimientos

El martes 29 por la noche dos polic铆as nacionales se
presentaron en el domicilio de un compa帽ero para entregarle una citaci贸n
en la que le demandaban
presentarse a la ma帽ana siguiente en la Comisar铆a de las Delicias para
declarar por un presunto delito de coacciones contra los representantes
del fondo buitre que ha adquirido la titularidad de la propiedad de La
Molinera, en relaci贸n con los hechos acontecidos el lunes 21 de marzo,
cuando se produjo un desalojo irregular del espacio. El mi茅rcoles, el
compa帽ero se person贸 con la abogada y, acogi茅ndose a su derecho a no
declarar en comisar铆a, fue sorprendentemente detenido y se le tomaron las huellas y datos.
Tras ello, alrededor de una hora y media despu茅s de entrar, fue puesto
en libertad y ser谩 llamado a declarar por los citados hechos ante el
juez. 

Un segundo compa帽ero ha pasado por similares tr谩mites el jueves 31 de marzo,
acusado de la comisi贸n del mismo delito. As铆 son las cosas para los
activistas de los movimientos sociales: la polic铆a se persona en tu
domicilio, no te citan en el juzgado, te obligan a ir a comisar铆a en el
plazo de unas pocas horas (lo que dificulta presentarte con un abogado
de confianza) y all铆 te detienen al acogerte a tu derecho a no declarar,
te fichan y luego ya te pasan a disposici贸n judicial, sin aportarte una
copia de la denuncia. Dado lo an贸malo del caso, cuanto menos podr铆a
imaginarse alg煤n tipo de connivencia entre los especuladores y un sector
del aparato policial, adem谩s de los archiconocidos ficheros de
activistas que la Brigada de Informaci贸n maneja.

驴Qui茅nes han denunciado sentirse coaccionados?
Son los presuntos representantes de la empresa, que se identificaron
all铆 mismo el 21 de marzo, ante los numerosos medios de comunicaci贸n,
como 鈥渂rokers鈥, y que abandonaron el inmueble
voluntariamente por su propio pie al se帽alarles de manera cort茅s que
estaban en un domicilio particular en contra la voluntad expresa de su
residente, y que hab铆an formado parte de un desalojo irregular
, no comunicado a los ocupantes del edificio y ejecutado por la Secretar铆a Judicial y la Polic铆a Municipal.

Nos parece oportuno explicar algo m谩s sobre la empresa que sobrevuela La Molinera, Kelona Invest S. L., a la que calificamos de 鈥渇ondo buitre鈥.
Kelona fue constituida hace 5 a帽os. El 鈥渙bjeto social鈥 de Kelona (esto
es, la actividad que desarrolla) es la adquisici贸n, tenencia y
explotaci贸n de bienes inmuebles, siendo su funci贸n principal la promoci贸n y compraventa inmobiliaria.

Las 煤ltimas cuentas accesibles de esta empresa son las
del a帽o 2019; para entonces, contaba con unos activos corrientes
superiores a 54 millones de euros (se trata de la cantidad que la
entidad puede convertir en dinero l铆quido en 12 meses).

 

驴Qui茅n est谩 detr谩s de esta empresa? Aunque sometida a un constante baile de cargos, por lo que es complicado hacer una foto fija de sus representantes, no
es necesario hacer una gran investigaci贸n para entender que forma parte
de un entramado empresarial, al estilo 鈥渕u帽ecas rusas鈥, con sociedades
que tienen un prop贸sito limitado y unas funciones muy acotadas. Las
mismas personas aparecen en cientos de empresas, ejerciendo cargos
distintos, durante unos meses o unos pocos a帽os. Como si de un tumor
maligno se tratase, estas empresas se dividen, aumentan, mutan, se
diseminan y van extendi茅ndose sin control, poniendo en riesgo a la
sociedad
. Veamos algunos nombres que aparecen como administradores:

Pese a ser 鈥渆mpresarios de 茅xito鈥, a juzgar por sus
鈥渕uchos negocios鈥, apenas hay disponible informaci贸n en internet sobre
estos personajes, m谩s all谩 de su relaci贸n con estas sociedades dedicadas
a la especulaci贸n inmobiliaria.

Su sede est谩, seg煤n la fuente consultada, en la Calle
Albacete de Madrid o bien en la Calle Pr铆ncipe de Vergara en el lujoso
distrito de Salamanca, compartiendo domicilio con decenas de
empresas de similar naturaleza, entre las cuales destaca la que es
matriz de todas ellas: HipoGes Iberia, que factura ya m谩s de 30.000
millones de euros
, lo que supone, por ejemplo, seis veces m谩s
que el total del presupuesto destinado a Sanidad en Castilla y Le贸n en
2022. HipoGes Iberia, como el ave rapaz, sabe bien d贸nde encontrar
sustento: naci贸 en 2008, al calor de la crisis,
y opera en los estados del arco mediterr谩neo, los m谩s afectados por
esta: Espa帽a, Portugal, Italia y Grecia; desde entonces no ha dejado de
extender sus tent谩culos para rentabilizar activos t贸xicos. 驴Y qui茅n la
constituy贸? Pues ni m谩s ni menos que antiguos ejecutivos de Lehman
Brothers, listos para sacar r茅dito de la gesti贸n de la misma ruina que
ellos hab铆an provocado.
De HipoGes ya es mucho m谩s f谩cil
obtener noticias: a parte de la propaganda financiera, su nombre y el de
sus filiales aparece casi siempre asociado con desahucios. Sus
principales clientes: el Banco Santander, el SAREB, J. P. Morgan, etc.
Por su parte, la propia HipoGes Iberia est谩 relacionada con otros fondos
internacionales de inversi贸n mucho mayores.

As铆 que los campeones de la coacci贸n, quienes trabajan
como carro帽eros para acumular propiedades, activos y masa monetaria,
quienes tienen infinidad de recursos econ贸micos y legales a su
disposici贸n, quienes pueden moverse como pez en el agua por todo un
entramado institucional y jur铆dico que favorece sus actividades
il铆citas, nos vienen acusando de coacci贸n. Pero el emperador est谩
desnudo. Todo el mundo sabe que la econom铆a criminal campa a sus anchas y
liquida progresivamente nuestros derechos, acceso a la vivienda, los
servicios p煤blicos y nuestra calidad de vida. Hay quienes no se atreven a
plantar cara, quienes se resignan, quienes dicen no saber c贸mo o qu茅
hacer frente a estas din谩micas que nos van arrinconando.  

 

Nosotras
y nosotros estamos dispuestos a poner toda nuestra inteligencia,
tiempo, recursos y cuerpos para dar esta batalla hasta el final. Ya no
se trata solamente de evitar que un patrimonio comunal -como lo es La
Molinera para la ciudad de Valladolid, para sus j贸venes y sus
movimientos sociales- pase a convertirse nuevamente en objeto de
especulaci贸n. Es una batalla por la simple y pura dignidad, por
principios, por la defensa de la soberan铆a de nuestra ciudad frente a
quienes le venden el pa铆s al Gran Capital, nacional o extranjero.

As铆 que esto es lo que hay. Por un lado, un entramado
empresarial con cientos de sociedades dedicadas a la rapi帽a
especulativa; por el otro, vecinos y vecinas de Valladolid comprometidos
y comprometidas con los barrios de su ciudad que pretenden de una vez
por todas que la ley est茅 supeditada a la justicia social y no al poder
econ贸mico. Y en medio, un Bien de Inter茅s Cultural abandonado por las
instituciones.

La Molinera no se vende, La Molinera no se rinde.

 

 

 

________________

Ndr. Despu茅s de los sucesos acaecidos en el “desalojo frustrado” del
centro social okupado La Molinera de Valladolid, nos llega este
comunicado en el que se denuncia la represi贸n a la que est谩n siendo
sometidos los militantes del colectivo. Desde este medio, siempre
estaremos CONTRA LA REPRESI脫N a lxs que luchan. 

 

M谩s informaci贸n: 




Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com