June 30, 2022
De parte de Briega
239 puntos de vista

Esta semana se celebra en la ciudad de Madrid una nueva cumbre de la Organizaci贸n del Tratado del Atl谩ntico Norte (OTAN), una organizaci贸n dedicada a la defensa militar de sus aliados y creada en 1949 bajo el contexto de la llamada 芦guerra fr铆a禄, con el pretexto de defenderse frente a la posibilidad de una agresi贸n sovi茅tica.

A pesar de que ese contexto ha cambiado por completo esta organizaci贸n sigue existiendo y los pa铆ses miembros como Espa帽a aparecen acompa帽ando misiones militares, que la mayor parte de las veces ni siquiera cumplen con la legalidad internacional.

El creciente inter茅s de la OTAN para presentarse como una organizaci贸n diplom谩tica no debe hacernos olvidar que ya tenemos organismos plurinacionales dedicados a ello, y que sigue siendo una organizaci贸n dedicada a la defensa militar de los estados miembros.

Es importante recordar su historia para observar que todas sus intervenciones han sido acciones de agresi贸n contra otros estados, nunca de defensa. Sus primeras intervenciones militares se dieron tras la ca铆da del bloque comunista, aunque supuestamente la defensa frente a la amenaza del comunismo era su raz贸n de existir.

La OTAN se convierte as铆, hasta hoy en d铆a, en la herramienta empleada por el imperialismo estadounidense para imponer su voluntad en el mundo. Tambi茅n elimina o amenaza a aquellos gobiernos inc贸modos para sus intereses econ贸micos. En reuniones como la de esta semana se deciden estrategias y ataques sin preguntar jam谩s a la sociedad civil.

En 1999 la OTAN bombarde贸 Yugoslavia, castigando especialmente Belgrado y atacando a la poblaci贸n civil. Los intensos bombardeos destruyeron toda la infraestructura del pa铆s y dejaron miles de muertos. En 2001 la Alianza particip贸 en la invasi贸n de Afganist谩n, con la
oposici贸n de gran parte de la comunidad internacional. En 2003 colabor贸 con la invasi贸n de Irak entrenando tropas de las fuerzas iraqu铆es. En 2011 colabor贸 en el derribo del gobierno de Libia, dando comienzo a una larga guerra civil en el pa铆s y provocando una situaci贸n
desastrosa, causa de las violaciones de derechos humanos que sufren las personas migrantes que transitan por este pa铆s.

La OTAN ha colaborado con el terrorismo de estado en la llamada 鈥淥peraci贸n Gladio鈥 donde, junto a la CIA y organizaciones inteligencia europeas, crearon ej茅rcitos secretos. Est谩 comprobado que parte de estos fueron utilizados por paramilitares para realizar ataques terroristas en suelo europeo.

En este momento nos intentan convencer de que su intervenci贸n en Ucrania podr铆a hacer salvar la situaci贸n, cuando buena parte de las causas profundas de la misma no est谩n solo en la pol铆tica agresiva de Putin, sino tambi茅n en la expansi贸n de esta instituci贸n y la inseguridad
que genera en el mundo renunciando a la multilateralidad. Esta no es, por tanto, una historia de la que poder sentirse orgullosas, no es una historia de verdadera defensa, seguridad o democracia. La verdadera seguridad de los pueblos se consigue con la seguridad
alimentaria, la justicia social, la participaci贸n o la sostenibilidad ambiental.

De lo 煤nico que hoy en d铆a podemos estar seguras es de que si seguimos siendo parte de la OTAN nos involucraremos en guerras en las que no tenemos nada que ver, suponiendo un enorme gasto anual.

Un gasto que es oficialmente de unos 150 millones de euros (a los que habr铆a que sumarles los 30 millones dedicados a la cumbre de estos d铆as), que se restar谩 siempre a otras partidas m谩s necesarias (acerc谩ndonos cada vez m谩s peligrosamente a los 12 mil millones de
gasto militar total anual). A estos gastos de la OTAN se suman los 507 millones gastados el a帽o pasado en las seis misiones en el extranjero en las que participa Espa帽a.

(Polic铆a A茅rea Reforzada en el B谩ltico 鈥揃AP- (130 efectivos y un coste en 2021 de 83.287 euros); apoyo a Turqu铆a (149 efectivos y 36.232 euros); apoyo a Irak 鈥揘MI- (120 efectivos y 107.000 euros); Sea Guardian -Fragata Reina Sof铆a- (200 efectivos y 34.095 euros); presencia avanzada reforzada en Letonia (350 efectivos y 85.267 euros), y los Grupos Navales Permanentes de la OTAN (468 efectivos y 161.247 euros en 2021).

Adem谩s, desde hace a帽os, nuestro territorio est谩 siendo empleado como punto estrat茅gico desde el cual lanzar ataques contra diferentes pa铆ses africanos; lo que se une a una estrategia europea cada vez m谩s centrada en el cierre de fronteras, cuyas consecuencias hemos visto tr谩gicamente plasmadas en Melilla la semana pasada. El alineamiento
con Marruecos, dejando abandonado al pueblo saharahui, tambi茅n parece parte del 鈥減eaje鈥 a pagar por ser socios de tan 鈥減restigiosa鈥 instituci贸n.

En el territorio espa帽ol hay tres bases de la OTAN y Cantabria, en concreto Santander, es un punto clave para la venta de armas a nivel internacional, con frecuentes sospechas de utilizarse en guerras como la de Arabia Saud铆 en Yemen, curiosamente un aliado fundamental de Estados Unidos. Adem谩s la OTAN mantiene el radar del Pic贸n del Fraili
en el Valle de Soba, que est谩 previsto que se renueve pr贸ximamente con inversi贸n p煤blica.

La guerra empieza aqu铆, con la venta de armas y las negociaciones en los despachos.

Para contribuir a la paz y acabar con la complicidad con las agresiones imperialistas es vital la salida de la OTAN y el cierre de todas las bases estadounidenses en nuestro territorio.
Debemos avanzar hacia la solidaridad entre los pueblos, frente a la opresi贸n y subordinaci贸n que promueve el imperialismo.

Desde hace mucho tiempo, las principales v铆ctimas de la guerra son aquellas que no deciden nada sobre ella ni obtienen ganancias de la misma.

Por la paz entre los pueblos.
OTAN No, bases fuera.
Los gastos militares, para escuelas y hospitales.
Vuestras guerras no las pagamos.
隆No a las guerras! 隆No a la OTAN!




Fuente: Briega.org