June 9, 2021
De parte de Indymedia Argentina
338 puntos de vista


Carri Lafquén es un lugar de asentamiento de gente antigua, que hoy les dicen pobladores de la zona rurales de Ing. Jacobacci.

Ruca utilizada por integrantes de la comunidad

Entre mesetas y cañadones está asentada la comunidad mapuche Carri Lafquén a la que pertenecemos y que sufrimos históricamente desplazamiento territorial forzoso, al ser despojados por comerciantes y otros personajes que se transformaron en verdaderos terratenientes, que ampliaban los campos usurpados abalados y respaldados por el Estado a través de todas las instituciones que permitían la violencia y blanqueaban los de despojos.

Fue así que nuestros abuelos fueron quedando arrinconados en el territorio con espacios pequeños que no permitían el aumento de animales, que de su producción vivimos, cuando Juan Abi Saad alambró.

Los terratenientes fueron despojándonos de las aguadas, de las vertientes, sin la posibilidad de desarrollar nuestras vidas en el territorio.

La mayoría de nuestra gente transitaba su vida hasta morir, empleándose como peón de campo, trabajando en los territorios que los estancieros les iban arrebatando.

Integrantes de nuestra comunidad por años trabajaron para Abi Saad, algunos que hoy son ancianos, lo hicieron desde los ocho años en condiciones de semi-esclavitud.

En el caso de el lof Antual, después de que nos achicaron el territorio quedamos lindero de esta persona, que por algún motivo lo abandonó desde hace quince años aproximadamente y desde ese tiempo, nuestros animales se alimentan en esos lugares.

María Antual, tiene 36 años, hija de una familia compuesta por siete hermanos, nació y se crio en el campo. A los nueve años de edad sus padres la llevaron al pueblo de Ingeniero Jacobacci para que pudiera ingresar a la Escuela, viviendo sola en una casita que tenían en el pueblo. Pudo concurrir solo hasta tercer grado porque sus padres volvieron a buscarla para que vuelva de nuevo al campo. A los dos años de su regreso al campo formó pareja con Valeriano Currumil, teniendo en la actualidad, cinco hijos.

-Cuando el 2007 logramos recuperar de hecho parte del territorio, respaldados por el reconocimiento de nuestra identidad perteneciente al Pueblo Nación mapuche como lo establecen las legislaciones vigentes, la Justicia provincial nos da la razón.

Ese espacio territorial no fue suficiente para que nos asentáramos todos los integrantes de la comunidad. María estuvo cuidando una puntita de chivas durante un año, pero se encontró obligada a retirarse y buscar trabajo en la ciudad, sobreviviendo como jornalera en construcción, empleada de empresas de extracción de caliza, empleada de una fábrica de chacinados, en la que los sueldos eran escasos, representando la tercera parte de la canasta básica familiar y en algunos menos, sin aporte jubilatorio ni cobertura social.

De la Empresa de molienda de tiza teniendo sus hijos muy chicos, decidió abandonar porque no tenía descanso y porque no le era posible cuidar a sus hijos en esas condiciones.

Trabajó en la fábrica de chacinados durante ocho años, hasta que llegó el tiempo de la pandemia donde debía asistir día por medio debido a los protocolos y eso afectó mucho a su situación familiar.

Sin posibilidades de sostenerse en el pueblo, decidieron con su familia, contando con el apoyo de nuestra Comunidad de la cual son integrantes, volver al territorio. El 18 de mayo retornaron, ocupando un lugar que siempre fue de posesión tradicional, al que reclamamos un reconocimiento formal por parte del Estado provincial, en la Demanda Colectiva contra la provincia.

Sabemos nuestra historia y somos consiente de los derechos que tenemos.

En la reforma de la Constitución Nacional, del año 1994 el Estado se comprometió, entre otras, a entregar territorios “aptos y suficientes” para el desarrollo humano de nuestro pueblo. Compromiso que también tiene el Estado provincial, escrito en la Ley provincial del Indígena – 2287.

Hasta el día de hoy esperamos que las leyes se cumplan.

Cientos de familias pertenecientes a nuestro pueblo tienen la misma historia, la misma situación sin tener posibilidad de vivir en los pueblos y ciudades, después de ser desplazados del territorio. Nuestra lamngen María Antual volvió al territorio con la determinación de quedarse, nuestra Comunidad y el CAI, respaldamos esa decisión.

¡!!Marichi Weu, Marichi Weu. Marichi Weu!!!

Puel Mapu (Argentina)

Contactos:
Comunidad Carrí Lafquén _ María Antual: 294-4635437
Consejo A Indígena_ CAI. H. Chacho Liempe. 294-4455409

Comunicado de prensa 7 de junio 2021

Integrantes de la comunidad Carri Lafquén en territorio de la comunidad

realizando trabajos de albañilería

como empleada de fabrica de chacinados

en tiempos de esquila

Fuente: https://web.facebook.com/100049100081586/posts/343283750651625/




Fuente: Argentina.indymedia.org