February 12, 2022
De parte de CNT-AIT Granada
1,379 puntos de vista

Desde varios colectivos se ha convocado una concentraci贸n frente a la Subdelegaci贸n del Gobierno de Granada en Gran V铆a este domingo 13 de Febrero a las 12 horas.

El acto exige el cese de las leyes represivas existentes en nuestro pa铆s y que se ha aplicado numerosas veces en nuestra ciudad. En concreto, contra la llamada Ley Mordaza y el aumento represivo que se ha desarrollado desde el aumento de la actuaci贸n en zonas p煤blicas de los movimientos sociales.

Se avecina una nueva ley para modificar la anterior y en el borrador se ha podido comprobar que no va a modificar los puntos claves que facilitaban la represi贸n. Por ello se ha redactado un manifiesto concretando lo necesario para evitar las barbaridades que hemos conocido recientemente, y que transcribimos a continuaci贸n:

NI LEY MORDAZA, NI MORDAZA MAQUILLADA

La Ley Mordaza se ha empleado de manera recurrente desde su aprobaci贸n en 2015 para desmovilizar a organizaciones, activistas, periodistas y ciudadan铆a en general que se moviliza en la defensa de los derechos humanos.

Dentro de muy poco se va a reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, pero tal y como se ha planteado la reforma, la protesta seguir谩 amordazada. El acuerdo de gobierno para la reforma de la ley ha llegado con bastantes a帽os de retraso, pero lo que es peor, no eliminar谩 los elementos m谩s lesivos para los derechos humanos, siendo un maquillaje a la Ley Mordaza.

Con la actual propuesta de reforma la Ley de Seguridad Ciudadana seguir谩 suponiendo una mordaza frente a la protesta pac铆fica. El derecho a la protesta pac铆fica y la libertad de expresi贸n seguir铆an gravemente amenazados al no modificar en profundidad o eliminar los art铆culos que de manera recurrente han afectado gravemente al ejercicio de estos derechos.

Desde la aprobaci贸n de la Ley en 2015 hasta diciembre 2019, se impusieron cerca de 140.000 sanciones en base 煤nicamente a dos art铆culos: resistencia, desobediencia o negativa a identificarse” (36.6) y “faltas de respeto a la autoridad” (37.4), suponiendo el 70% del total de sanciones impuestas en materia de seguridad ciudadana.

A pesar de que existen algunos avances en la propuesta como el reconocimiento del derecho a manifestaci贸n espont谩nea, la supresi贸n de algunas infracciones problem谩ticas como las que sancionan las manifestaciones ante el Congreso de los Diputados o que se incluyan propuestas para adecuar la cuant铆a de las sanciones a los ingresos reales de la persona sancionada, queremos se帽alar 5 razones que nos llevan a considerar la propuesta gubernamental insuficiente, poco ambiciosa y poco valiente.

En primer lugar, porque mantiene la “presunci贸n de veracidad” de los funcionarios policiales (art. 52), siendo este el aspecto m谩s problem谩tico de la ley, pues dificulta extraordinariamente la posibilidad de defenderse al recurrir una sanci贸n, ya que, aportes lo que aportes, su palabra vale siempre m谩s que la nuestra y la de nuestros testigos.
En segundo lugar, creemos que los derechos de reuni贸n y de expresi贸n e informaci贸n seguir谩n amordazados:

飩 Se mantienen las infracciones m谩s utilizadas para desmovilizar la protesta, como la del art. 36.6 que sanciona la 鈥渄esobediencia鈥, o la 鈥渇alta de respeto a agente de la autoridad鈥 (art. 37.4).

飩 Se mantienen infracciones que permiten sancionar con entre 30.001 a 600.000鈧 a organizaciones que protesten ante infraestructuras cr铆ticas, o la que sanciona al convocante de
manifestaci贸n no comunicada (art. 37.1), y seguir谩 siendo la polic铆a quien determine qui茅n convoca cuando nadie convoca (art. 30.3).

飩 Tampoco plantea eliminar el art铆culo relativo a la 鈥渄ifusi贸n de im谩genes鈥 de actuaciones policiales (26.23). Las actuaciones policiales deben poder ser documentadas tanto por periodistas como por la ciudadan铆a en general.

飩 Tambi茅n se mantiene la que m谩s afecta a la PAH, la obstrucci贸n a la actuaci贸n de comisi贸n judicial (art. 36.4), siendo el funcionario quien habr谩 de decidir si parar un desahucio es una 鈥渙bstrucci贸n鈥 o 鈥渦n ejercicio de derechos fundamentales鈥.

飩 Tampoco se aborda de manera satisfactoria la prohibici贸n del uso de balas de goma, ya que la tibia redacci贸n que han propuesto deja margen para la interpretaci贸n policial sobre su uso.

En tercer lugar, pedimos la eliminaci贸n de las infracciones criminalizadoras de la pobreza, como son las relativas a: las infracciones que sancionan a los taxis de la droga, la venta ambulante, el consumo de bebidas alcoh贸licas en la v铆a p煤blica o a las mujeres que ofrecen servicios sexuales.

En cuarto lugar, pedimos la no penalizaci贸n del consumo y la tenencia de cannabis en la v铆a p煤blica, al entender que no son un problema para la seguridad ciudadana de nadie.

En quinto lugar, no se suprimen las expulsiones sumarias o devoluciones en caliente y denunciamos que no se proh铆be expresamente la realizaci贸n de redadas por perfil 茅tnico o racial.

La propuesta de reforma no reduce los amplios poderes discrecionales de las fuerzas y cuerpos de seguridad, ni establece adecuados mecanismos de control y rendici贸n de cuentas, dejando la puerta abierta a actuaciones arbitrarias.

Por eso, las organizaciones firmantes, nos sumamos a las movilizaciones que el domingo d铆a 13 la sociedad civil va a llevar a cabo en todo el territorio espa帽ol, convocadas por la plataforma NO SOMOS DELITO, integrada por m谩s de 230 organizaciones.

Denunciamos y nos movilizamos ante la vulneraci贸n de derechos y libertades de la Ley Mordaza como son la libertad de expresi贸n, de reuni贸n pac铆fica y de informaci贸n. Y reclamamos que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana se alinee con las obligaciones internacionales contra铆das por Espa帽a en materia de derechos humanos, y que atienda a las advertencias de la ONU y a las recomendaciones del dictamen de la Comisi贸n de Venecia del Consejo de Europa, que inst贸 a Espa帽a a reformar la Ley de Seguridad Ciudadana por su 鈥減otencial represivo鈥.




Fuente: Granada.cntait.org