November 26, 2020
De parte de CNT Córdoba
218 puntos de vista


Mañana jueves 17, a las 10: 30 h de la mañana nos concentraremos en la puerta del Ayuntamiento apoyando a nuestro compañero José Bernier, el cual fue despedido  por la subcontrata de AUCORSA,  la empresa MABRASER.  Desde la CNT creemos que el despido de José está absolutamente injustificado y se produce, en realidad, por su mala relación con el jefe de área de mantenimiento, ya que entendemos que  sin la intervención directa de éste no se hubiera producido. Un despido en el que AUCORSA y MABRASER se valen como  causa de justificación del despido,  de la situación de alerta sanitaria producida por el Coronavirus.

El proceso llevado a cabo para practicar el despido y sus causas las hemos explicado y pueden verse en nuestra web:

La retorcida excusa que se utiliza para despedir es el hecho de que José accedió el pasado  16/05/2020 a las instalaciones de AUCORSA encontrándose de baja laboral.  Según el jefe del área de mantenimiento, estaba prohibida la entrada a personas ajenas a la empresa, pero lo cierto es  que José lleva 20 años trabajando para AUCORSA  siendo su puesto de trabajo y  teniendo  en la empresa su taquilla, sus herramientas y algunos otros efectos personales. Añadido a lo anterior cabe mencionar que ya estábamos en fase 1 y  nos podíamos desplazar  con cierta libertad.  El jefe del área de mantenimiento (AUCORSA) le impone una sanción a la subcontrata MABRASER de 1.992 .- €,  que se convierte en el justificante del despido de José. Un despido cargado de insinuaciones, sin ningún argumento de peso y algunas falsedades como relleno que serán demostradas como tales en el acto de juicio.

Es vergonzoso que un trabajador pueda ser despedido de esta manera  por parte de una subcontrata que trabaja para una empresa pública como AUCORSA y que la máxima responsable de ésta, su Gerente,  ANA TAMAYO dé  el visto bueno y se mantenga de brazos cruzados ante tamaña injusticia sin realizar previamente una investigación a la sanción de AUCORSA A MABRASER con la consecuencia del posterior despido de José, donde se pruebe las acusaciones que se vierten sobre el trabajador.

Es todavía más vergonzoso y más impresentable que cualquier trabajador despedido al día de hoy vea como es señalado su juicio a 1 año vista. Incluso en este caso, en que por verse afectados derechos fundamentales debe tener carácter de urgencia. Y seguramente nos encontraremos con una sentencia que saldrá publicada un año después del juicio. Es muy posible que para cuando la sentencia sea firme ya la subcontrata ni tan siquiera trabaje para AUCORSA. Este es el drama de José y de tantos trabajadores y trabajadoras que en tiempos de pandemia se tienen que enfrentar a un sistema judicial que solo sirve a los mismos de siempre, condenando a los trabajadores a esperas interminables y a la desesperación.

Pedimos vuestra solidaridad contra este despido arbitrario. Hacemos un llamamiento general a la lucha contra esta injusticia y pedimos vuestra solidaridad y asistencia.

SI NOS TOCAN A UNA NOS TOCAN A TODAS




Fuente: Cordoba.cnt.es