February 24, 2021
De parte de Indymedia Argentina
354 puntos de vista


La pandemia del COVID-19 muestra las miserias de nuestro tiempo, donde la desigualdad creciente es la cara m谩s visible. Es una se帽al de que a todos no impacta por igual, ya que el cierre de empresas y por ende de la actividad econ贸mica significa p茅rdidas de empleos y reducci贸n de ingresos populares, pero al mismo tiempo abundan informes de mejoras en la rentabilidad de algunos sectores econ贸micos, entre otros, los laboratorios farmac茅uticos.

Estos constituyen parte esencial de una din谩mica en ascenso por la privatizaci贸n de la actividad econ贸mica en general y de la salud en particular. Si bien se sustentan en estudios financiados por entes p煤blicos, caso de las Universidades e Institutos especializados, la producci贸n queda a cargo del sector privado. As铆, las ganancias son apropiadas por las empresas transnacionales farmac茅uticas que distribuyen sus dividendos entre los accionistas. El Estado capitalista es la base de sustento del capital privado, algo muy evidente en tiempos de pandemia y una crisis precedente que se potencia con las incertidumbres de la situaci贸n sanitaria.

La gran esperanza contra la incertidumbre eran las vacunas, con el objetivo de inmunizar a la mayor parte de la poblaci贸n. Los laboratorios aceleraron los tiempos de investigaci贸n y desarrollo generando optimismo, r谩pidamente negado por la concentraci贸n del acopio de las dosis entre los principales pa铆ses del capitalismo mundial. Una agencia de noticias se帽ala:

鈥淟a desigualdad en la distribuci贸n de las vacunas contra el Covid-19 es un hecho del que vienen alarmando tanto organizaciones sociales como la Organizaci贸n de Naciones Unidas, que hace unos d铆as denunci贸 que diez pa铆ses hab铆an acaparado el 75 % de las dosis de los ant铆dotos a nivel mundial. Pero sumado al desigual reparto de las inyecciones, se encuentran diversas irregularidades en el proceso de vacunaci贸n, cada vez m谩s notorias en la regi贸n.鈥漑1]

Lo curioso es que la pandemia es mundial y si no se logra el efecto de la inmunidad global, el propio acaparamiento de las dosis posterga un tratamiento que tambi茅n afectar谩 a los poderosos pa铆ses que acumulan vacunas.

A continuaci贸n, en la nota se informa sobre las 鈥渋rregularidades鈥, verdaderos casos de corrupci贸n en varios pa铆ses, con especial atenci贸n en lo acontecido en la regi贸n latinoamericana. Se lee:

鈥淓n Am茅rica Latina, una de las regiones del mundo con mayores desigualdades sociales, ya son tres pa铆ses se帽alados por esc谩ndalos en los procesos de vacunaci贸n que ata帽en tanto a pol铆ticos como a personalidades p煤blicas.

Se trata de Per煤, con el ya renombrado esc谩ndalo del 鈥榁acunagate鈥; Argentina, con la llamada 鈥榲acunaci贸n VIP鈥 y Chile, l铆der en las campa帽as de vacunaci贸n. Las tres naciones han destapado esc谩ndalos de corrupci贸n en sus procesos de inmunizaci贸n.鈥

La concentraci贸n econ贸mica y por ende la apropiaci贸n de las ganancias en condiciones de crisis sanitaria, junto a la afirmaci贸n de una l贸gica desigual del poder de cada Estado del capitalismo mundial hace evidente las inequidades que construye el capitalismo. Grandes conglomerados econ贸micos, los laboratorios farmac茅uticos que concentran y lucran con la enfermedad, amparados y sustentados por el peso econ贸mico y pol铆tico de sus Estados nacionales. Estos Estados reafirman el poder de la dominaci贸n internacional. Los laboratorios producen en el marco de la mundializaci贸n y se sustentan en facilidades y subsidios que otorga el poder铆o de los principales pa铆ses del capitalismo desarrollado y los organismos internacionales que alientan la liberalizaci贸n de la econom铆a mundial.

De ese modo se potencia la asimetr铆a entre capitales privados, seg煤n su hist贸rica acumulaci贸n y entre pa铆ses con distinto nivel de desarrollo relativo, confirmando las tesis de la dependencia de unos capitales sobre otros y de unos pa铆ses respectos de los m谩s poderosos.

Por eso, resulta de inter茅s discutir la posibilidad de encarar procesos de producci贸n y circulaci贸n, en este caso de vacunas, en contra y m谩s all谩 de la dominaci贸n de las corporaciones transnacionales y los pa铆ses hegem贸nicos.

驴Es ello una utop铆a?

De ning煤n modo. Si observamos la respuesta que en particular est谩 desarrollando Cuba, que, en condiciones de bloqueo prolongado por medio siglo desde EEUU, ha desplegado un sistema de ciencia y t茅cnica y de producci贸n de vacunas que la coloca a la vanguardia en la regi贸n y en disputa con la tecnolog铆a de avanzada en todo el planeta.

La experiencia de Cuba podr铆a potenciarse con la capacidad t茅cnico profesional desarrollada en varios pa铆ses de la regi贸n y del mundo, lo que supone un aliento a la integraci贸n no subordinada.

Esta modalidad de la integraci贸n tiene antecedentes en cierta institucionalidad promovida no hace mucho en la regi贸n, precisamente cuando se experimentaron procesos de gobiernos de fuerte cr铆tica a las pol铆ticas hegem贸nicos de corte neoliberal en las primeras dos d茅cadas del siglo XXI.

Fueron tiempos en donde se desplegaron novedades institucionales como la CELAC, la UNASUR, el ALBA-TCP. Junto a ello, de desarrollaron iniciativas que mantienen hoy su impronta como programas a desarrollar, especialmente la idea de una 鈥渘ueva arquitectura financiera鈥, o proyectos de articulaci贸n productiva en materia de alimentos o energ铆a, propendiendo a objeticos de soberan铆a alimentaria, energ茅tica o financiera.

Por ende, no debe sorprendernos la concentraci贸n econ贸mica, o la corrupci贸n, no solo privativas respecto de las vacunas. Se trata de una cuesti贸n esencial, funcional a la l贸gica capitalista de la ganancia, del individualismo y el s谩lvese quien pueda.

La objeci贸n a la situaci贸n desigual y a las tensiones en torno a la incertidumbre por la pandemia y la indignaci贸n que supone el privilegio de sectores cercanos a las esferas de nuestros gobiernos, requiere una impugnaci贸n de fondo al orden capitalista.

Buenos Aires, 23 de febrero de 2021

[1] France 24 del 21/02/2021, en: https://www.france24.com/es/am%C3%A9rica-latina/20210220-america-latina-desigualdad-vacunacion-escandalos




Fuente: Argentina.indymedia.org