March 24, 2023
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
2,172 puntos de vista

J. G. Albalat

La Audiencia Barcelona ha condenado a penas que oscilan entre los dos a帽os y medio y los cinco a帽os y un mes de prisi贸n para seis mossos d鈥橢squadra por los delitos de lesiones y torturas cometidos al agredir brutalmente al conductor de un veh铆culo y a su acompa帽ante. Su intenci贸n era “castigarles” por haber huido previamente de un control policial. El tribunal les impone una pena menor a la prevista al aplicarles la atenuante de dilaciones indebidas durante la instrucci贸n del proceso.

La sentencia acredita que los agentes golpearon y propinaron pu帽etazos y patadas en todo el cuerpo de la pareja, al tiempo que les “insultaban y trataban de intimidarles y humillarles” dici茅ndoles cosas como “os podr铆amos matar y aqu铆 no se enterar铆a nadie鈥.

Golpes con el cintur贸n de seguridad

El fallo, dictado por la Secci贸n S茅ptima de la Audiencia, tambi茅n recoge que los polic铆as arrancaron un altavoz pesado del maletero del coche siniestrado y lo dejaron caer al suelo junto a ellos para “ocasionarles miedo”. A la vez, sigue el texto, cortaron uno de los cinturones de seguridad del veh铆culo y les golpearon utilizando la hebilla. Los mossos acusados negaron la agresi贸n y las amenazas, aunque las v铆ctimas explicaron con toda clase de detalles la paliza y los malos tratos recibidos. “Se trat贸 pues de una agresi贸n, intimidaci贸n y humillaci贸n totalmente gratuitas e injustificadas”, incide la resoluci贸n judicial.

Los sucesos ocurrieron durante la madrugada del 23 de abril del 2016. Dos de los mossos acusados se encontraban realizando un control de seguridad ciudadana en la calle Montclar, en Cerdanyola del Vall猫s. Poco antes de la una, los agentes dieron el alto a un veh铆culo en el que iban dos personas. Tras requerir que estacionaran en la zona habilitada, el conductor hizo caso omiso y reanud贸 la marcha a una velocidad de 65 kil贸metros por hora, inici谩ndose una persecuci贸n que termin贸 con el coche impactando en una estructura de hormig贸n.

Esposados y en el suelo

Tras el accidente llegaron al lugar los dos polic铆as que se encontraban en el control y, al cabo de unos minutos, los otros cuatro agentes ahora condenados. La sentencia argumenta que los seis condenados, “de com煤n acuerdo y con 谩nimo de menoscabar la integridad f铆sica, psicol贸gica y moral” del conductor del veh铆culo y de su acompa帽ante, les empezaron a insultar y a propinar una paliza. Los jueces concretan que los dos j贸venes en ning煤n momento pretendieron huir del lugar ni se resistieron, que la agresi贸n se inici贸 cuando ambos estaban fuera del coche y los golpes continuaron una vez ya esposados y en el suelo.

Lesiones f铆sicas y ps铆quicas

Como consecuencia de estas acciones, los agredidos, uno camarero y otro empleado de una f谩brica, sufrieron lesiones en todo el cuerpo: desde una fractura de costilla hasta grietas en piezas dentales y “m煤ltiples hematomas”, as铆 como cuadros de ansiedad. Uno de ellos padeci贸 un episodio que le desencaden贸 un brote psic贸tico con ideas delirantes, al creer que exist铆a un complot entre m茅dicos y polic铆as que trataban de envenenarle. El tribunal fija el pago de indemnizaciones por 140.000 euros.

Para el tribunal, el relato de los dos denunciados, que al final fueron arrestados, es “detallado y no contradictorio”, y a su entender ha sido “corroborado por m煤ltiples indicios externos derivados de fuentes de prueba fiables y diferentes”. Como criterios de fiabilidad, destaca que ambos admitieron hechos que les perjudicaban (se hab铆an saltado el control, pudieron haber insultado a los agentes y hab铆an bebido alcohol y fumado marihuana: de hecho, les encontraron un cogollo peque帽o de marihuana en una sudadera) y “proporcionaron detalles muy cuantiosos sobre lo sucedido”.

Lesiones incontestables

Adem谩s, la sentencia tambi茅n mantiene que “las evidencias lesivas apreciables por cualquier persona en ambos denunciantes esa misma madrugada son incontestables”. Un informe de los Mossos atribuy贸 las lesiones al accidente del coche, pero los jueces rechazan esa teor铆a.

Para los magistrados, los agentes eran “funcionarios p煤blicos y actuaron abusando de su cargo y funciones, sobrepasando n铆tidamente la encomienda leg铆tima que les compet铆a, relativa a conseguir la detenci贸n del turismo y de sus ocupantes para imputarles un delito de desobediencia”. Tras la detenci贸n del veh铆culo, agregan, “emplearon un exceso de violencia inexplicable para su reducci贸n y prosiguieron luego con un castigo f铆sico totalmente injustificado cuando los detenidos estaban ya reducidos y esposados”. A mayor abundamiento, expresan que el “castigo” no fue solo f铆sico, sino tambi茅n psicol贸gico, pues “les intimidaron” dici茅ndoles que podr铆an acabar con su vida all铆 mismo y nadie se percatar铆a, o que iban a probar con ellos las nuevas pistolas el茅ctricas T谩ser”.

El Peri贸dico




Fuente: Grupotortuga.com